Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

¿Cómo acelerar el metabolismo? 5 consejos para adelgazar

Ciertos cambios de hábitos alimentarios permiten acelerar el metabolismo y adelgazar a largo plazo.

 

A menudo hemos escuchado que algunas personas tienen uno u otro tipo de metabolismo, por lo que les es más o menos difícil adelgazar. El metabolismo es un elemento esencial para cualquier organismo y las características de su funcionamiento rigen aspectos relevantes de la forma en la que este se desenvuelve.

En este artículo descubriremos las principales recomendaciones para acelerar el metabolismo de forma saludable con el objetivo no sólo de adelgazar, sino también de mantener la pérdida de peso a largo plazo a través del cambio en los hábitos de alimentación y de estilo de vida en general.

¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo se puede definir como el conjunto de procesos químicos y biológicos esenciales para la supervivencia de las células, y por ende de los organismos vivos que estas componen.

El metabolismo se encarga, entre otras cosas, de producir la energía necesaria para realizar las distintas actividades del día a día, y también de quemarla. Es por eso por lo que está íntimamente relacionado con la pérdida y la ganancia de peso.

Aunque existen una serie de mitos sobre metabolismo, pérdida de peso y consumo de calorías, el verdadero secreto para perder peso es quemar tantas calorías como se consumen. Esto se consigue mediante una dieta saludable, rica en nutrientes y variada, así como con ejercicio físico regular.

¿Cómo acelerar el metabolismo? 5 consejos

Existen una serie de trucos o hábitos alimenticios que pueden ayudar a acelerar el metabolismo. La mayoría de ellos son relativamente fáciles de seguir; a continuación los repasamos.

1. La importancia del desayuno

Aunque parezca un tópico, es cierto que el desayuno es la comida más importante del día. Es necesario desayunar todos los días precisamente para activar el metabolismo y que el cuerpo empiece a quemar energías.

Para ello es necesario aportar energía al organismo, principalmente en forma de glucosa, con el objetivo de no tener que picar entre horas alimentos poco recomendables como los procesados o los dulces.

Los desayunos nutritivos son la mejor forma de acelerar el metabolismo, ya que con ellos se inicia el consumo de energía y se detiene la acumulación de grasas justo en el momento de empezar el día. Tomar únicamente un café o un té por la mañana es un mal hábito si queremos acelerar el metabolismo.

Realizar las comidas a la misma hora también puede ser una buena recomendación para que los procesos del organismo se mantengan constantes. Además de eso conviene tener presente la importancia de empezar el día bien temprano para poder activar el metabolismo cuanto antes, así como tomar el desayuno de forma temprana.

2. Cenar menos

Del mismo modo que se debe primar el desayuno, si queremos acelerar nuestro metabolismo también debemos tener en cuenta que cenar de manera abundante puede ir en contra de nuestro objetivo.

Las cenas copiosas acaban convirtiéndose en depósitos de grasa porque son calorías que no se queman durante el sueño. Es por este motivo que los profesionales aconsejan cenas ligeras y de poco aporte calórico durante la noche.

Siguiendo estos consejos, por la mañana nos levantaremos con hambre y podremos tomar un desayuno nutritivo sin forzarnos.

3. Ejercicio físico

Realizar actividad física de manera frecuente es uno de los pilares fundamentales de cualquier estilo de vida saludable. Además de eso, el ejercicio es un elemento primordial para acelerar el metabolismo.

Ahora bien, para reducir peso y acelerar nuestro metabolismo no solamente necesitamos realizar ejercicio diariamente o de forma rutinaria; es imprescindible realizar la actividad física con un aumento progresivo de la intensidad. De este modo, el cuerpo se ve obligado a forzar sus procesos fisiológicos para atender a la demanda constante de rendimiento, lo cual acelera el metabolismo.

Además de eso conviene recordar la importancia que tiene el descanso una vez se ha realizado la sesión de ejercicios, así como los descansos entre series de ejercicios. Para acelerar el metabolismo es casi tan importante la actividad física como el descanso posterior.

4. Comer alimentos saludables

Además de tener en cuenta la importancia de todas las comidas del día, incluidas la cena y el desayuno, es importante saber que algunos alimentos no son del todo recomendables para perder peso o poner en forma nuestro cuerpo.

Es necesario para acelerar nuestro metabolismo renunciar a determinados alimentos que son poco o nada saludables para nuestro organismo. Algunos de estos alimentos son los llamados procesados o ultraprocesados (como la bollería industrial), los que contienen muchas grasas trans y azúcares refinados, los congelados o los excesivamente dulces, que pueden conllevar graves problemas de salud.

5. ¡Cuidado con las dietas!

Aunque todos hemos oído de alguien que practicando una dieta milagrosa ha logrado perder peso en poco tiempo, generalmente es recomendable abstenerse de realizarlas ya que suelen ser poco eficaces e incluso acaban teniendo el efecto contrario al deseado.

Consumir menos calorías de las necesarias porque creemos que así vamos a bajar de peso puede acabar haciendo que acumulemos más grasa, ya que es la respuesta natural del cuerpo de aquellas personas que llevan a cabo las dietas hipocalóricas.

Si queremos realizar algún tipo de dieta es necesario que esta contenga todos los grupos nutricionales, sin olvidarnos de las proteínas ni de grasas naturales saludables como el omega-3.

Comentarios