Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Fitness: ¿qué es y cuáles son sus principales beneficios?

El término "fitness" se usa con gran frecuencia, pero en realidad tiene un significado muy concreto.

El bienestar tanto físico como psicológico vienen de la mano de la práctica de hábitos saludables para el organismo; el fitness es uno de ellos. Popularmente el término se asocia simplemente a estar sano y en forma, pero su significado es más específico.

En inglés, “fitness” quiere decir aproximadamente “buena forma física”. Pese a esto, se han ido atribuyendo conceptos y significados connotativos al uso de esta palabra. A continuación vamos a explicar qué es el fitness y qué beneficios aporta su práctica.

¿Qué es el fitness? ¿Qué objetivos tiene?

El fitness tal y como se interpreta en la actualidad hace referencia a una serie de ejercicios físicos que se desarrollan en un entorno concreto y que tienen propiedades beneficiosas para el organismo de quien lo practica.

La cultura “fitness” se inició y popularizó en los Estados Unidos, allá por los años 80. En concreto, se asocia a la emisión de programas televisivos y de vídeos para que todas las mujeres y hombres pudiesen practicar desde casa este estilo de actividad.

Actualmente existe una estrecha relación entre el fitness y el culturismo y, pese a no ser lo mismo, muchas actividades de estos dos tipos de ejercicio se solapan. Los objetivos del fitness se centran en potenciar el bienestar y la salud física, no tanto en la figura corporal.

Algunos de los objetivos del fitness son la pérdida de grasa corporal, la práctica de ejercicios aeróbicos, y la realización de manera constante y repetida de estos. La importancia de unos buenos resultados recae en la frecuencia con la que se practiquen; ejecutar una buena rutina es esencial.

Los 5 beneficios principales del fitness

Como se acaba de comentar, los objetivos del fitness distan cualitativamente de los del culturismo. Se considera que el fitness tiene como objetivo último la mejora de la condición física, lo que se traduce en los siguientes cinco beneficios de este ejercicio para la salud.

1. Incrementar la resistencia cardiovascular

El corazón es el músculo encargado de bombear la sangre y proporcionar oxígeno a todo el organismo; en consecuencia, se considera el motor que aporta combustible al cuerpo. El funcionamiento del sistema cardiovascular también está mediado por la capacidad pulmonar.

Para ejercitar el corazón y los músculos se deben realizar ejercicios continuos que aumenten el ritmo cardíaco. Alguno de estos son salir a correr, hacer senderismo, ir en bicicleta o simplemente caminar de manera ágil.

2. Fortalecer la musculatura

El propio peso humano ejerce una resistencia para con el organismo, y son los músculos los encargados de ejercer la fuerza necesaria para soportar esta resistencia. Por esto es importante mantener un sistema muscular fuerte y en forma.

La realización de ejercicios que obliguen a ejercer casi el máximo de la fuerza de un individuo hará que dicho máximo se vaya incrementando poco a poco, y con él la masa muscular. Los ejercicios de levantamiento de peso, ya sean con o sin pesas, son los ideales para obtener estos beneficios.

3. Potenciar la flexibilidad

La flexibilidad es el rango de movimiento que tienen las articulaciones. Se trata de una propiedad específica e independiente de cada articulación, por lo que se puede poseer mucha flexibilidad en la zona del tren inferior pero muy poca en la del superior, o viceversa. Por ello es importante trabajar cada zona de manera individual.

Algunas actividades para mejorar la flexibilidad son la realización de estiramientos antes y después del entrenamiento, que además contribuyen a la protección de posibles lesiones y aumentan la agilidad del individuo, mejorando así el alcance de los movimientos que es capaz de realizar.

4. Conseguir un equilibrio en la estructura corporal

Este objetivo tiene que ver, además de con la armonía estética, con una proporción adecuada entre materia grasa e índice de masa corporal del organismo. Se relaciona la grasa con el peso total y se considera saludable situarse entre el 14% y el 24% en mujeres y entre el 9% y el 19% en hombres.

Esto hace pensar que en este beneficio del fitness interviene la importancia de una correcta alimentación, ya que el ejercicio físico no surgirá el efecto deseado si la dieta no contiene los nutrientes adecuados o bien tiene un exceso de grasas saturadas y otros compuestos poco saludables. Entrenar de manera equilibrada los grupos musculares también es relevante.

5. Trabajar la constancia y la disciplina

Todas estas actividades serán en vano si la frecuencia y la constancia de su realización son insuficientes como para lograr un efecto patente en el organismo. Por lo general se recomienda realizar actividades fitness de dos a cuatro veces por semana.

Los ejercicios de fitness fitness, por la disciplina y la constancia que requieren, se vuelven una buena pauta de organización vital, así como una fuente de autoconfianza y superación que puede ser extrapolada a otras áreas de la vida del individuo.

De este modo el fitness, con su objetivo último de mejorar la condición física, contribuye también a la mejora de la salud mental ya que en la realización de actividad física se estimula la producción de hormonas que potencian el bienestar psicológico, como las endorfinas, asociadas a la sensación de placer.

La importancia de cultivar el cuerpo y la mente

Llegados a este punto, y después de aclarar qué es realmente el fitness y cómo contribuye al organismo, caemos en la cuenta de que la gran mayoría de factores que influyen positivamente en el cuerpo lo hacen también en la salud mental.

En este sentido queremos hacer referencia a la reciente popularización de las concepciones holísticas sobre la salud y el ser humano en general. Estas posturas plantean que la interrelación entre el cuerpo y la mente son un aspecto central de la vida, y que por tanto no es posible entender una sin la otra; en el fondo, serían aspectos distintos del mismo todo.

Por tanto la realización del fitness también está asociada a un estilo de vida que potencia los hábitos saludables como una correcta alimentación, una organización laboral y personal adecuada y unos hábitos de sueño que fomenten el descanso.

Comentarios