Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Pilates: ¿qué es? 9 principios y beneficios de este método

¿Qué es el pilates? Revisamos este método de ejercicio beneficioso para el cuerpo y para la mente.

 

El método pilates (o sencillamente pilates) es un tipo de entrenamiento basado en una serie de ejercicios que ha adquirido mucha popularidad en los últimos años

Este sistema de entrenamiento cuenta con más de 100 años de historia y ha ido perfeccionándose a lo largo del siglo XX, integrando distintas disciplinas para obtener un método integral y efectivo con el que obtener un mejor control sobre el cuerpo, además de tonificarlo.

En este artículo describiremos qué es el método pilates, su historia, sus principios y sus beneficios tanto para el cuerpo como para la mente.

¿Que es el método pilates?

El método pilates es una disciplina de entrenamiento basada en un conjunto de ejercicios variados -a su vez inspirados en distintas disciplinas clásicas del campo de la danza y la gimnasia, entre otros ámbitos.

Este método tiene como objetivos mejorar el tono muscular y lograr una postura correcta del cuerpo. El pilates consigue cumplir sus metas basándose tanto en el desarrollo físico como el mental y en utilizar la mente para lograr un control total del cuerpo y de los movimientos.

Es frecuente confundir el pilates con el yoga o bien no reconocer las diferencias entre una y otra disciplina. Ambos sistemas tienen propiedades similares para el cuerpo y trabajan grupos musculares muy concretos, pero también aportan beneficios y poseen funcionamientos distintos.

La diferencia principal entre el pilates y el yoga reside en que el yoga tiene un componente espiritual del que carece el método pilates. En segundo lugar podemos destacar que, mientras el yoga no emplea más utensilios que el propio cuerpo, el método pilates emplea en ocasiones distintos aparatos para realizar ejercicios determinados.

Historia de esta práctica

El origen del pilates se remonta a principios del siglo XX, cuando Joseph H. Pilates ideó un método de entrenamiento durante la Primera Guerra Mundial centrado en la rehabilitación muscular de soldados débiles o enfermos.

Tras terminar la guerra, en los años 20, se trasladó a Estados Unidos, donde exportó su método, que obtuvo gran popularidad de manera progresiva. Durante los siguientes años estuvo enseñando sus ejercicios de manera profesional e incluso articuló todo un sistema filosófico en torno a la salud basado en sus ejercicios de rehabilitación y una serie de hábitos saludables ideados por él.

Desde los años 70 hasta nuestros días, el método pilates ha ido adquiriendo complejidad y eficacia con la incorporación de distintos ejercicios basados en disciplinas orientales como el yoga o la medicina tradicional asiática.

Principios del pilates

No existe una sola manera de practicar pilates, puesto que al estar inspirado en una gran variedad de disciplinas distintas puede practicarse basándose en una orientación determinada o de otra, lo que le confiere una gran riqueza y un gran número de posibilidades de ser creativo.

Sin embargo la esencia del pilates está caracterizada por una serie de principios básicos que vertebran este método sin importar la forma en que se lleve a cabo. En concreto, los principios fundamentales del pilates son los siguientes: respiración, concentración, control, centro, alineamiento, fluidez, precisión, relajación y activación.

1. Respiracion

La respiración es uno de los principios esenciales del método pilates. Mediante este sistema de ejercicios se busca mejorar la manera de respirar y aumentar la capacidad de llenar los pulmones de aire por el papel tan importante que juega una correcta respiración en una vida saludable.

El método pilates dota de gran importancia a la respiración por el hecho de ser un elemento indispensable para oxigenar la sangre y para favorecer la circulación de la misma. Este método se basa en ejercicios físicos combinados, entre otras cosas, con patrones de respiración profunda y consciente.

2. Concentración

Una característica del método pilates es el gran nivel de concentración que demanda la realización de los ejercicios. Este es un rasgo propio de la mayoría de disciplinas de salud orientales.

En el pilates es importante realizar los ejercicios correctamente pero también mantener un estado de concentración constante durante la realización de estos.

3. Control

A la hora de practicar pilates es de vital importancia el control del cuerpo en los ejercicios y realizar en todo momento los movimientos correctamente.

De hecho, el nombre inicial dado por Joseph Pilates a su método fue “contrología”, poniendo el acento en la importancia del control sobre el cuerpo.

4. Centro

Al practicar pilates, organizar los ejercicios a partir del centro corporal es esencial para un correcto desarrollo de los movimientos.

La búsqueda del centro, así como del equilibrio, es otro de los rasgos clásicos de la meditación oriental.

5. Alineamiento

El alineamiento de los músculos y la postura favorece la correcta realización de los movimientos así como la mejora del tono muscular.

6. Fluidez

El fluir de los movimientos es otro rasgo característico del método pilates. Cada ejercicio debe dar paso al siguiente de manera fluida, evitando transiciones marcadas.

En el contexto teórico del pilates, la fluidez en los movimientos también hace referencia a la correcta proyección de las energías.

7. Precisión

Como en cualquier otra disciplina física, la precisión a la hora de realizar los movimientos es esencial para lograr un resultado óptimo.

8. Relajación

La relajación es uno de los objetivos de este método, junto con la correcta realización de los objetivos y la obtención de un conocimiento óptimo del propio cuerpo y de los músculos que lo conforman.

Aprender a relajar grupos musculares de forma voluntaria favorece el mantenimiento de una correcta postura corporal en la vida diaria, y en consecuencia previene lesiones y dolores de los músculos.

9. Activación

Como contrapartida, la activación de los músculos del cuerpo y una actitud proactiva a la hora de realizar los ejercicios son esenciales en el método pilates.

Beneficios para la salud

El método pilates constituye una forma de entrenamiento que tiene gran popularidad alrededor del mundo por su efectividad a la hora de fortalecer el cuerpo y mejorar la postura corporal, entre otros beneficios.

Algunos de los beneficios que se han podido comprobar del método pilates son la tonificación de los músculos, el aumento de la flexibilidad, la mejora del conocimiento sobre el propio cuerpo, el incremento del equilibrio o la mejora de las destrezas motoras en general.

Finalmente, los efectos del pilates en el cuerpo y en la mente son muy beneficiosos si tenemos como objetivos la búsqueda de la relajación y de la reducción del estrés. En este sentido podríamos en cierto modo categorizar esta técnica como un método de relajación.

Referencias bibliográficas:

  • Pilates, J. (1945). Pilates' Return to Life through Contrology. Incline Village: Presentation Dynamics.

  • Campos R. R.; Dias J. M.; Pereira L. M.; Obara K.; Barreto M.S.; Siva M. F.; Mazuquin B. F.; Christofaro D. G.; Fernandes R. A.; Iversen M. D.; Cardoso J. R. (2015). The effect of the Pilates method on the physical conditioning of healthy subjects: a systematic review with meta-analysis. The Journal of Sports Medicine and Physical Fitness (Systematic review), 56: 864–73.

Comentarios