Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Running: ¿cuáles son sus beneficios y por qué está de moda?

Correr se ha convertido en uno de los tipos de ejercicio más populares. ¿Quieres saber por qué?

En los últimos tiempos el running ha ganado millones de adeptos. Correr es un deporte que lleva existiendo desde tiempos inmemoriales y que actualmente se practica de manera muy frecuente, pero ¿a qué se debe este éxito repentino de una actividad tan rudimentaria?

En el siguiente artículo vamos a exponer las claves que han llevado al running al éxito, así como los beneficios que comporta para el organismo humano.

¿Qué es el running?

La palabra inglesa “running” se puede traducir como “correr”; por tanto, el running no es más que la actividad de correr. Este término ha tenido gran aceptación en toda la comunidad hispanohablante y se utiliza con frecuencia entre los adeptos de esta actividad (los “runners”). Quizás esto es así porque resulta más “cool”... ¿quién sabe?

Sea como sea, practicar running conlleva una serie de movimientos de impacto en los que un individuo se desplaza mediante pasos largos y rápidos.

Esto provoca la activación del sistema cardiovascular dado que el corazón ha de bombear más oxígeno a las estructuras corporales que están en un estado constante de gasto de energía. Es por esto que al correr ejercitamos la resistencia cardiovascular y la respiratoria.

¿Qué beneficios aporta correr al organismo?

Practicar ejercicio con una frecuencia moderada suele reportar resultados positivos para la salud, y no sólo la física, sino que el ejercicio también resulta beneficioso a nivel psicológico. En consecuencia, los factores que llevan a las personas a la práctica del running son múltiples.

1. Aporta resistencia cardiovascular

Como bien saben todas aquellas personas que practican ejercicio físico, el running es una de las actividades que más hacen trabajar al sistema cardiovascular y al respiratorio. Dada la intensidad de la actividad y el gasto de energía que se produce, el organismo demanda más oxígeno y nutrientes para poder cubrir las necesidades en ese momento puntual.

Es por esto que correr hace que el músculo cardíaco ejecute movimientos más rápidos y de este modo se fortalezca. Del mismo modo, los pulmones han de captar más oxígeno a la vez que liberan el dióxido de carbono que el cuerpo genera durante la ejecución del running.

2. Contribuye a la pérdida de peso

La acción de correr se traduce en el organismo como un gasto de energía elevado. Las calorías ingeridas mediante la alimentación sirven de combustible para el cuerpo que, una vez iniciado el ejercicio, necesitará de carbohidratos para seguir funcionando.

Esto hace que los nutrientes de los alimentos consumidos se quemen y no queden en el cuerpo acumulando grasa. Además, la necesidad de energía extra hace que el organismo recurra a las reservas de grasas y las utilice, lo cual ayuda notablemente a perder peso.

3. Facilita la conciliación del sueño

En la actualidad se ha normalizado un ritmo de vida muy rápido y estresante. Esto hace que en ocasiones el momento de ir a dormir se convierta en algo imposible ya que el organismo sigue activo y con aparente energía. Pero el running no sólo relaja el cuerpo, sino también la mente.

Salir a correr al acabar la jornada laboral permite que todos aquellos temas que generan preocupación o malestar psicológico se evadan temporalmente. Centrarse en el aquí y en el ahora, en la respiración o en llegar cada día un poco más lejos hará que tanto a nivel psicológico como físico se esté más relajado en el momento de conciliar el sueño.

Sin embargo, hacer deporte pocas horas antes de dormir dificulta la conciliación del sueño a muchas personas, de modo que conviene ejercer precaución (y conocer bien nuestro propio organismo).

4. Fortalece las articulaciones y los músculos

Al contrario de lo que popularmente se piensa, en la mayoría de casos realizar running no es perjudicial para las articulaciones y los huesos. Más bien al contrario, ayuda a evitar la rigidez que produce el sedentarismo y, gracias al incremento del flujo sanguíneo, las estructuras que rodean las articulaciones se vuelven más fuertes y saludables.

Además, la musculatura de las piernas y el abdomen se ve fortalecida por la resistencia que ejerce al soportar la carga del peso corporal. Esto hace que cuádriceps, gemelos, glúteos y abdomen se tonifiquen y se gane masa muscular.

5. Ayuda a segregar endorfinas, la hormona de la felicidad

El ejercicio físico actúa en la hipófisis como precursor de la secreción de serotonina y endorfinas. Estas hormonas actúan en el cerebro como estimulantes del bienestar y la felicidad, produciendo sensaciones que alivian el malestar.

Por lo tanto, correr unos 30 minutos al día contribuye al bienestar psicológico, proporcionando sensaciones positivas que harán que la práctica de running quede almacenada en la memoria como algo que genera “energías positivas”.

6. Alarga la esperanza de vida

En estudios recientes se ha comprobado que la práctica regular de running tiene efectos beneficiosos sobre el envejecimiento del organismo, concluyendo así que ayuda a maximizar la esperanza de vida.

Se ha comprobado que las células de las personas que realizan ejercicio con frecuencia se regeneran más fácilmente, y que los telómeros de los cromosomas mantienen una longitud regular, lo que se relaciona con el envejecimiento. Unos telómeros largos contribuyen a la protección del ADN.

¿Por qué está de moda? Las claves del éxito del running

Dada la larga lista de beneficios que aporta el running al organismo, parece lógico que una gran cantidad de personas decida hacer uso de él para fortalecer y cuidar tanto su cuerpo como su mente.

Pero, en realidad, estos beneficios se pueden encontrar en infinidad de deportes como el fútbol, el baloncesto o el pádel, mientras se practiquen regularmente y tengan una intensidad moderada o alta. Pero, entonces ¿a qué se debe el éxito del running? La respuesta es sencilla: al bajo coste de esta actividad.

Correr es algo que todas las personas (o la gran mayoría) pueden llevar a cabo: no requiere una técnica dificultosa que deba ser enseñada por profesionales ni tampoco una infraestructura compleja. Esto hace que se pueda salir a correr por infinidad de lugares, haciendo este ejercicio ameno a la par que accesible.

Además, marcas como Nike, Adidas o Asics han creado colecciones de ropa y calzado de running a precios muy asequibles, y que resultan cómodas y atractivas. En concreto, existe gran variedad de zapatillas de running que se adaptan a las necesidades del terreno en el que se corre.

El trail running (correr por senderos o fuera de pista) y otras variantes de esta actividad favorecen que grupos de personas se reúnan para salir a correr juntas, lo que a su vez contribuye en la elaboración de una red de contactos y en el establecimiento de nuevas relaciones sociales.

Comentarios