Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Tai chi (chuan): ¿qué es? Beneficios de estos ejercicios

El tai chi chuan es un conjunto de ejercicios y movimientos con muchos beneficios para la salud.

 

El tai chi chuan es una práctica china milenaria que ayuda principalmente a aliviar el estrés acumulado. Millones de personas en el mundo realizan estas técnicas y por ello constituyen una de las formas de ejercicio más populares.

El tai chi tiene aspectos meditativos y calmantes para nuestro organismo, asociándose por ello a beneficios tanto físicos como mentales. Realizando este tipo de actividad diariamente podremos conseguir una mejora en nuestro tono muscular, flexibilidad, equilibrio y coordinación, entre otros muchos aspectos.

En este artículo vamos a explicar la definición, el origen y las 5 propiedades de este arte milenario. Seguidamente revisaremos cuáles son los principales beneficios de los ejercicios de tai chi y qué debemos tener en cuenta antes de realizarlos.

Tai chi chuan: ¿qué es? Definición e historia

El tai chi o tai chi chuan consiste en un antiguo sistema de ejercicios de origen chino, el cual se basa en movimientos lentos y suaves originarios de las artes marciales. Si bien es utilizado como un tipo de autodefensa en su forma más avanzada (arte marcial), el tai chi se practica ampliamente por sus beneficios para la salud y la relajación de las personas que lo llevan a cabo.

Esta práctica fue desarrollada en China hace 2.000 años, originalmente como un arte marcial. Este estilo de meditación en movimiento consiste en realizar una serie de posturas corporales de una manera lenta pero sin pausa.

Según la leyenda, esta técnica fue creada por un monje taoísta que se inspiró al ver luchar a una grulla y una serpiente. A partir de esto, creó una serie de movimientos auto-defensivos que no implican el encuentro directo con la fuerza del oponente sino más bien la evitación del golpe (haciendo que el propio impulso del oponente se volviera contra él).

Este arte antiguo es practicado aún en China, donde las personas que lo realizan lo suelen incorporar en sus rutinas diarias a primera hora de la mañana. El tai chi chuan es considerado un buen deporte y es recomendable para todo tipo de personas, sobre todo las más mayores, para fomentar la conciencia de su cuerpo y evitar caídas.

Las 5 propiedades esenciales

Es recomendable utilizar ropa suelta y cómoda, así como zapatos que no aprieten, calcetines o simplemente ir descalzo. Se suele practicar al amanecer, al aire libre -a poder ser cerca de la naturaleza.

Este arte no es competitivo y sus clases comienzan con unos minutos de meditación para reunir energía. El aprendizaje no es fácil y es necesario mucho tiempo para dominar una simple posición. Además los movimientos son lentos, continuos y sin esfuerzo, y la respiración debe ser profunda.

Finalmente, tanto el equilibrio mental como el físico se consideran esenciales para el taichi. En total, las 5 propiedades esenciales de t'ai chi son:

  • Lentitud (para desarrollar la conciencia)

  • Ligereza (para hacer fluir los movimientos)

  • Equilibrio (para evitar la tensión corporal)

  • Calma (para mantener la continuidad y no acelerarse)

  • Claridad (para enfocar la mente y mantenerse atento)

Beneficios del tai chi

El tai chi tiene múltiples beneficios que suelen ir asociados a los ejercicios específicos que se lleven a cabo. Puede considerarse un sistema de estiramientos provechoso que ayuda a fomentar y aprender el tipo de respiración correcta y efectiva. Asimismo, también es un arte marcial que a menudo es utilizado como una especie de baile, que en China se realiza para acompañar oraciones religiosas.

Si bien hay beneficios diferentes en función a la forma en la cual se practique, también hay propiedades comunes para todas ellas. En general, se ha demostrado que el tai chi promueve la salud del ser humano. Esta práctica conlleva al bienestar, mejora la coordinación, el equilibrio y la conciencia corporal, calma la mente y reduce el estrés, tanto físico como mental.

Podríamos considerar el tai chi chuan como una especie de práctica de relajación dinámica o combinada, ya que su propósito principal es buscar la armonía entre la relajación mental y la corporal.

Además, también se cree que el tai chi tiene poderes curativos tanto en enfermedades físicas como mentales. Esto lo podríamos relacionar con la evidencia de que el estrés puede contribuir a dolencias físicas y psicológicas. Por ello, el tai chi ayuda de una forma efectiva y flexible a restaurar nuestro binomio cuerpo-mente a un estado natural y fuera de estrés.

En general, esta práctica se recomienda a personas con artritis reumatoide, osteoartritis y fibromialgia, ya que sus ejercicios de estiramiento y movimiento lento, sumadas a las técnicas de relajación, ayudan a aliviar la rigidez y debilidad en las articulaciones. Finalmente, también es beneficioso para reducir la hipertensión, para mejorar la función cardíaca y pulmonar y para aliviar dolores de espalda.

Recomendaciones antes de la práctica

Antes de realizar tai chi es recomendable comenzar cada sesión calentando suavemente con ejercicios de rotación de las articulaciones, así como movimientos lentos de estiramiento de los músculos y los tendones.

El requisito esencial para poder practicar tai chi de una forma beneficiosa es sentirse completamente cómodo una vez se están llevando a cabo todos los movimientos de esta práctica. También se sugiere:

  • Orientar el cuerpo durante todos los movimientos

  • Relajar cada parte del cuerpo

  • Realizar respiraciones suaves y regulares todo el rato

  • Ser consciente de cada movimiento (mantener la atención)

  • Tener una postura correcta

  • Moverse a un ritmo constante en todos los movimientos

Finalmente es importante destacar que, a pesar de que el tai chi chuan no es una práctica físicamente exigente, sí que exige a la persona que lo practica en cuanto a la postura.

Antes de empezar a realizar ejercicios de tai chi puede ser recomendable notificarlo a su médico de cabecera si se tienen dudas en relación a su condición física (problemas en articulaciones, vértebras o corazón, medicamentos que puedan interferir con el equilibrio, etc.).

Referencias bibliográficas:

  • Bruno, L. C. (2002). T'ai Chi. In D. S. Blanchfield & J. L. Longe (Eds.), The Gale Encyclopedia of Medicine (2nd ed., Vol. 5, pp. 3237-3238). Detroit: Gale.

  • Kapes, B. (2002). T'ai Chi. In K. Krapp (Ed.), The Gale Encyclopedia of Nursing and Allied Health (Vol. 5, pp. 2383-2386). Detroit: Gale.

Comentarios