Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Tipos de deporte: en pista, terrestres, aéreos y acuáticos

Los deportes se pueden clasificar en función de un gran número de criterios. Veamos cuáles son.

El deporte es una de las principales vías de escape que utilizan millones de personas para romper con la rutina diaria, evadirse de responsabilidades laborales y mantenerse en forma. Al realizar actividad física el cuerpo libera endorfinas, un tipo de neurotransmisor que contribuye al bienestar psicológico.

Por esta y por muchas causas más, como el hecho de que ayuda a crear lazos de unión y a fomentar la cooperación, practicar algún tipo de deporte se ha convertido en algo habitual a todas las edades. Pero, ¿sabes qué tipos de deporte existen? A continuación los clasificaremos en diferentes grupos y explicaremos sus principales características.

¿Cuáles son los tipos de deporte que existen?

Antes de clasificar los tipos de deporte es importante conocer qué actividades físicas se puede incluir dentro de este término. Por lo tanto es relevante saber que el deporte es toda aquella actividad física que tiene unas normas y un reglamento definido, en el que habitualmente hay una clara tendencia a la competición.

Como ya se puede intuir, los tipos de deporte se pueden clasificar de infinidad de maneras, ya sea basándose en el terreno donde se practica, las personas que intervienen en él o el tipo de material que se utiliza.

A continuación vamos a elaborar una clasificación en función del terreno en el que se practica cada actividad, añadiendo dentro de esta categoría el material necesario para su realización.

1. Deportes en pista

Este tipo de deportes se caracterizan por practicarse en una pista o un terreno de juego señalizado por unas marcas, u otros elementos necesarios para poder llevarse a cabo, ya sean porterías, canastas o redes que dividen el terreno de juego.

Los deportes de pista a menudo cuentan con un árbitro que se encarga de que todas las normas se cumplan. Además suelen darse en un tiempo preestablecido y se hacen descansos entre las diferentes partes de la competición, pudiendo ser tanto individuales como colectivos. Algunos ejemplos son los siguientes.

El fútbol

Este deporte tan seguido por gran parte del continente europeo y muchos otros países requiere dos equipos, por lo que es considerado un deporte colectivo. El número de componentes del equipo dependerá del tipo de fútbol al que se juegue. Además es necesario un campo reglamentado en el que jugar, así como una pelota.

Consiste en intentar meter el balón en la portería contraria utilizando únicamente los pies para mover la pelota. En el transcurso del juego hay unas normas establecidas que deberán ser seguidas para hacerse con la victoria.

El baloncesto

Este deporte es muy popular en los Estados Unidos. Para jugarlo son necesarias una pelota y una pista dotada de dos canastas; los jugadores de dos equipos deberán encestar la pelota en la canasta contraria. Solo pueden utilizar las manos y dotarse de técnicas y movimientos que hagan más efectivo el juego.

El voleibol

El voleibol es un deporte que puede jugarse tanto de forma colectiva como uno contra uno, ya sea en una pista reglamentaria o en la playa. Se necesita una red de juego y una pelota y consiste en hacer que la pelota toque el suelo del terreno contrario o que el equipo opuesto falle en el momento de devolverla.

2. Deportes terrestres

Los deportes de tierra dura son aquellos que se practican en una superficie de tierra que suele estar en la naturaleza. La mayoría de estos deportes se asocian al riesgo, por lo que con frecuencia son conocidos como “deportes extremos”.

Suelen ser individuales dada la complejidad y la técnicas que se utilizan, pero requieren de observadores y personal de apoyo para asegurar el correcto funcionamiento y la seguridad de los participantes. A menudo se ubican en la montaña y no siempre implican el uso productos manufacturados por el hombre, como sucede en el caso del motocross.

El motocross

El motocross es uno de los tipos de deporte de tierra más populares. Para practicarlo es necesaria una moto adecuada y un circuito cerrado en el cual se ejecutará una conducción algo temeraria con saltos incluidos. El objetivo es llegar el primero a la línea de meta después de las vueltas previamente establecidas.

El ciclismo de montaña

El ciclismo de montaña es un deporte de riesgo en el que un individuo con una bicicleta especializada recorre un circuito que atraviesa bosques y senderos. Estos circuitos son marcados de manera específica para la prueba y después pasan a ser de nuevo espacios naturales.

La escalada

La escalada es uno de los tipos de deporte más peligrosos que existen; lo más habitual es practicarla en un rocódromo al principio y más adelante pasar al contexto natural. Son necesarias una fuerza física y una resistencia psicológica elevadas que se obtienen mediante entrenamientos y adquisición de la técnica. La escalada consiste en trepar por paredes de rocas y otros tipos de relieve que ofrece la naturaleza.

3. Deportes aéreos

Los deportes aéreos, tal como indica su nombre, se realizan en el aire. Estos deportes son considerados de riesgo por la alta mortalidad asociada a sus accidentes y su potencial peligrosidad. Se caracterizan por tener una técnica muy pautada y precisa que es de suma importancia seguir de forma estricta.

Las actividades de este tipo requieren grandes capacidades tanto físicas como psicológicas, ya que el más mínimo fallo puede suponer la muerte. Entrenar ambas facetas es importante para no bloquearse y encontrar soluciones en caso de que el contexto se complique.

El paracaidismo

El paracaidismo tiene diferentes modalidades. Consiste en saltar al vacío desde un avión a una altura considerable y descender a favor de la gravedad hasta que en un punto determinado se active el dispositivo necesario para no caer en picado: el paracaídas.

El aeromodelismo

Este deporte consiste en volar dentro de aviones que reproducen a pequeña escala los aviones reales. Se utilizan la tecnología y las leyes de la aerodinámica para volar. Habitualmente la persona que va dentro del avión no tiene el control directo de éste, sino que el aparato sigue una trayectoria determinada en función de su diseño.

El vuelo con parapente

El vuelo en parapente, a diferencia del paracaidismo, no requiere de un avión para lanzarse sino que quienes lo practican se sirven de superficies a una elevada altura desde donde se lanzan al vacío de un salto. Con el parapente se planea hasta llegar al suelo, utilizando las corrientes de aire y la aerodinámica.

4. Deportes acuáticos

Este tipo de deportes se practican en el agua. Suelen ser muy exigentes a nivel físico por lo que requieren una gran preparación y un entrenamiento exhaustivo. En algunos casos es común el uso de artefactos o máquinas que hagan posible la competición.

Esto ocurre en el caso de la vela, el windsurf o el kitesurf, entre otros; por ello, un periodo de explicación teórica previo también será recomendable. En los deportes de agua las condiciones meteorológicas son importantes dada la peligrosidad del mar, aunque algunos de ellos se pueden practicar en piscinas.

El waterpolo

El waterpolo es uno de los deportes más físicamente exigentes que existen. Se compone de dos equipos de siete nadadores que han de meter la pelota en la portería contraria usando las manos sin tocar el suelo, ya que se juega en una piscina de varios metros de profundidad.

El surf

El surf se inició en la Polinesia y se extendió por Hawái y otras muchas costas de los diferentes continentes. Es un deporte individual y consiste en deslizarse por las olas gracias a una tabla, en la que el individuo se colocará de pie ayudándose con los brazos. Las acrobacias y los giros son comunes en este deporte, por lo que se convierte también en una actividad que requiere una gran resistencia física.

La vela

Para llevar a cabo este deporte es necesario dotarse de una barco con vela sin ningún tipo de motor. El deporte consiste en mover y controlar el barco únicamente con la fuerza del viento. De este modo, en función de la tensión y de la posición de la vela, la trayectoria será una u otra. Suelen hacerse regatas en las que gana la primera persona que llega a la meta.

Comentarios