Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Candidiasis: qué es, tipos, síntomas, causas y tratamiento

La candidiasis oral, la vaginal y la genital son los tres tipos más comunes de esta infección.

 

Los hongos son grupo de organismos microscópicos que suelen habitar los suelos y los materiales en descomposición, ya que una de las principales funciones de estos es descomponer la materia muerta.

Aunque no todos los hongos son peligrosos para la salud, los hongos parásitos, como las especies Candida, suelen ser los responsables de todo tipo de infecciones en nuestro organismo. Uno de los mejores ejemplos de estas enfermedades fúngicas es la candidiasis.

En este artículo descubriremos qué es la candidiasis (oral y vaginal), sus síntomas y causas y los tratamientos farmacológicos más eficaces que existen para curarl.

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis es una infección causada por un tipo de hongo conocido como Candida. Habitualmente esta infección afecta a las mucosas del organismo, incluyendo la boca (candidiasis oral), la vagina (candidiasis vaginal) y, en menor medida, al pene (candidiasis genital). En raras ocasiones puede convertirse en una infección invasiva que se disemina a otras partes del cuerpo.

En todos los casos la candidiasis provoca erupciones cutáneas y molestos picores en la zona afectada. Asimismo, también puede desencadenar episodios de fiebre junto con otros síntomas que dependen de las zonas del cuerpo afectadas.

Como se comentaba anteriormente, existen más de 20 tipos de hongos Candida que pueden provocar estar infección, siendo el más común la Candida albicans. Entre los grupos de personas más susceptibles de verse afectados por el contagio de este hongo se encuentran los bebés de menos de un mes de edad, los ancianos, las mujeres embarazadas y las personas con un sistema inmunitario débil o deprimido.

En cuanto a las variedades más invasivas de candidiasis, estas suelen afectar a niños pequeños nacidos con un infrapeso significativo, personas que acaban de someterse a una cirugía o se encuentran en unidades de cuidados intensivos y personas con enfermedades que afectan al sistema inmune.

Aunque los síntomas de la candidiasis suelen ser realmente molestos, en la mayoría de casos no suponen un peligro para el estado de salud general de la persona. El tratamiento con medicamentos antimicóticos y antifúngicos, así como la prevención de la candidiasis oral mediante el uso de enjuagues bucales, suelen ser las opciones más efectivas.

Según los datos que muestran la incidencia de la enfermedad, esta suele afectar a un 6% de los niños con menos de 30 días de edad, así como a un 20% de las personas que se encuentran en tratamiento con quimioterapia y a un 20% de las personas con SIDA.  

Finalmente, la candidiasis vaginal es una enfermedad bastante común de la que se estima que afecta, aproximadamente, a tres cuartas partes de la población femenina en algún momento de sus vidas, sobre todo durante el embarazo.

Candidiasis oral: signos y síntomas

La candidiasis oral o bucal es provocada por la acumulación del hongo cándida en el revestimiento de la boca. Aunque este microorganismo suele estar presente en estas mucosas, bajo ciertas circunstancias puede crecer demasiado y provocar todo tipo de síntomas.

Esta infección fúngica no suele suponer grandes complicaciones en personas sanas. No obstante, en aquellos pacientes con un sistema inmune comprometido, los síntomas pueden agravarse y ser difíciles de controlar.

En cuanto a las manifestaciones físicas de la candidiasis oral, es posible que inicialmente la persona que la padece no perciba ninguna señal de esta. No obstante, con el paso del tiempo esta infección causa los siguientes signos y síntomas:

  • Alteraciones cutáneas en lengua, mejillas internas, paladar y amígdalas en forma de lesiones blancas y en ocasiones cremosas.

  • Enrojecimiento, ardor y dolor que dificulta la alimentación.

  • Sangrado de las lesiones.

  • Grietas y enrojecimiento de las comisuras bucales.

  • Pérdida del gusto.

  • Si la persona lleva dentadura postiza, irritación y dolor en las encías por debajo de la dentadura.

En personas con problemas o enfermedades del sistema inmune, los síntomas pueden extenderse hasta el esófago y el estómago, provocando serias dificultades para comer.

Candidiasis vaginal: signos y síntomas

La candidiasis vaginal es una afección muy común que aparece cuando se altera el equilibrio de las bacterias naturalmente presentes en una vagina sana. Esto suele provocar fuertes picores, hinchazón e irritación vaginal.

Aunque la candidiasis vaginal no es considerada una enfermedad de transmisión sexual (ETS) como tal, la verdad es que esta puede ser contagiada y propagada por contacto sexual. Además, una vez la persona pasa por una infección por candidiasis aumentan la posibilidades de volver a contagiarse en el futuro.

Entre el listado de posibles signos y síntomas de la candidiasis vaginal se encuentran:

  • Picor vaginal

  • Hinchazón alrededor de la vagina

  • Sensación de ardor durante la micción o en las relaciones sexuales

  • Relaciones sexuales dolorosas

  • Dolor

  • Rojez

  • Erupciones cutáneas

  • Secreción vaginal blanquecina que puede ser grumosa o con textura acuosa.

Causas de esta infección

Tal y como se ha comentado varias veces a lo largo del artículo, los hongos Candida se encuentran de manera natural en las personas sanas como parte de la flora oral e intestinal de nuestro organismo. Sin embargo, su crecimiento está controlado por el sistema inmune, el cual impide que este hongo se sobreacumule y se expanda.

El hongo Candida necesita de un ambiente húmedo para crecer, sobre todo en la piel, por lo que hábitos como no cambiarse el traje de baño mojado tras un baño pueden aumentar el riesgo de que estos microorganismos proliferen.

No obstante, existen una serie de factores que aumentan de forma considerable las probabilidades de desarrollar candidiasis. Entre las principales causas y factores de riesgo de esta infección se incluyen:

Tratamiento: medicamentos más eficaces

En quellos casos en los que la infección no se ha extendido y no ha llegado al torrente sanguíneo, el tratamiento de la candidiasis incluye la administración de fármacos antimicóticos y antifúngicos como:

  • Clotrimazol

  • Nistatina

  • Fluconazol

  • Voriconazol

  • Anfotericina B

  • Equinocandinas

En casos de candidiasis vaginal en mujeres embarazadas, suelen utilizarse antimicóticos tópicos o en crema debido a que resultan mucho más seguros y disminuyen las posibilidades de transferencia placentaria de la medicación.

Finalmente, cuando el hongo Candida infecta el torrente sanguíneo, afectando a todo tipo de sistemas y órganos y provocando una candidiasis sistémica, el tratamiento incluye tanto antimicóticos orales como intravenosos.

Referencias bibliográficas

  • Pappas, P. G., Kauffman, C. A., Andes, D. R., Clancy, C. J., Marr, K. A., Ostrosky-Zeichner, L., Reboli, A. C., Schuster, M. G., Vázquez, J. A., Walsh, T.J., Zaoutis, T.E. & Sobel, J. D. (2016). Executive Summary: Clinical Practice Guideline for the Management of Candidiasis: 2016 Update by the Infectious Diseases Society of America. Clinical Infectious Disease, 62(4): 409–417.

  • Patil, S., Rao, R. S., Majumdar, B. & Anil, S. (2015). Clinical Appearance of Oral Candida Infection and Therapeutic Strategies. Frontiers in Microbiology, 6:1391.

Comentarios