Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

La rabia: qué es, síntomas en humanos, vacuna y tratamiento

¿Qué es la rabia? Revisamos los síntomas de este virus y las vacunas y tratamientos más eficaces.

 

La rabia es una enfermedad que puede llegar a provocar la muerte si no se aplica la vacuna de forma rápida y que se relaciona con las mordeduras de distintos tipos de animales, incluyendo los perros y los gatos.

En este artículo hablaremos de los principales síntomas de la rabia en humanos, la vacuna actual que existe contra esta enfermedad y el tratamiento que se aplica para paliarla en casos en que no ha sido posible prevenir su aparición.

La rabia: ¿qué es?

La rabia es una enfermedad cerebral viral que puede causar la muerte si no se se previene con un tratamiento rápido. Esta enfermedad normalmente se transmite a través de un arañazo o mordida de un animal infectado con la rabia, que causa una inflamación en el cerebro.

La rabia también es conocida como hidrofobia (“miedo al agua”) ya que causa espasmos musculares muy dolorosos en la garganta que impiden la deglución en las personas que la sufren. De hecho esto es lo que provoca la mayoría de las muertes en los casos no tratados, ya que las víctimas del virus se deshidratan y mueren.

Los portadores de la rabia suelen ser perros, gatos, murciélagos, zorros y mapaches. Alrededor del 70% de los casos de rabia se desarrollan a partir de mordeduras de animales salvajes.

El virus que causa esta enfermedad

La rabia es causada por varios virus diferentes que pueden variar según su área geográfica y especie. Por ello, el curso de la enfermedad que puede causar cada uno puede ser distinto.

El virus se disemina en la piel cuando tiene contacto con la herida o una membrana mucosa y empieza a reproducirse. En los cinco primeros días tras el contagio la vacuna contra la rabia tiene una alta tasa de éxito.

Una vez el virus está en el sistema nervioso, la inmunización (esto es, la administración de la vacuna de la rabia) ya no es efectiva. El virus pasa al sistema nervioso central, donde se replica y se traslada a otros tejidos como el corazón, los pulmones y el hígado, entre otros.

Síntomas de la rabia en humanos

Los síntomas de la rabia aparecen cuando el virus llega a la médula espinal. Esta enfermedad puede manifestarse en una de sus dos formas (furiosa y paralítica) en humanos y en animales.

En general, la rabia en humanos se manifiesta por la aparición de una serie de síntomas característicos. Entre ellos encontramos los siguientes:

  • Fiebre

  • Dolor de cabeza

  • Sensibilidad al tacto, el ruido y la luz

  • Sed extrema

  • Deglución dolorosa

  • Comportamiento extraño que varía entre episodios de agitación severa y de depresión

  • Confusión extrema a medida que la enfermedad avanza

  • Agresividad

  • Hidrofobia

  • Espasmos respiratorios intermitentes e incontrolables

  • Espasmos musculares

  • Parálisis parcial

  • Hipersalivación

  • Sudoración excesiva

Cabe destacar que la forma paralítica de la rabia en humanos a menudo es indistinguible de la mayoría de las encefalitis virales, excepto por el hecho de que las personas enfermas de rabia permanecen conscientes durante el curso de la afección.

La parálisis generalmente comienza en la extremidad expuesta a la mordedura y gradualmente involucra otras extremidades hasta que finalmente se ven afectados los músculos faríngeos y respiratorios.

¿Cuándo hay que acudir al médico?

Los pequeños arañazos o mordeduras de animales que solo rompen la superficie de la piel pueden tratarse en casa de forma efectiva. Aún así, es de vital importancia ir al médico o a un hospital de urgencias en las siguientes circunstancias:

  • La herida se produjo en la mano, el pie, la cabeza o el cuello

  • La persona tiene una enfermedad de inmunodeficiencia, cáncer, diabetes, un trastorno renal o hepático

  • La herida muestra signos de infección

  • El sangrado no se detiene después de 15 minutos de presión

  • La persona no recibió la vacuna de refuerzo del tétanos en los últimos 5 años

Vacuna contra la rabia

La vacuna de la rabia fue inventada por el bacteriólogo francés Louis Pasteur en 1884 y sus modificaciones y métodos aún se utilizan en la terapia antirrábica a día de hoy. Su programa redujo en gran medida la frecuencia de muertes causadas por la rabia en humanos.

La vacuna contra la rabia que se suele aplicar contiene el virus de la rabia inactivado en huevos de pato. Esta vacuna es altamente efectiva pero se ha demostrado que causa neuroparálisis en 1 de cada 300.000 personas que la reciben.

Tratamiento del virus

El tratamiento actual de la rabia después de que una persona sea mordida por un animal rabioso o presuntamente rabioso consiste en limpiar inmediatamente y de forma completa la herida por mordedura de animal e inyectar en esta y en otras partes del cuerpo cercanas el suero antirrábico hiperinmune.

Su tratamiento posterior consiste en la administración de 5 vacunas durante un período de un mes, junto con una dosis de inmunoglobulina contra la rabia. Ésta se inyecta cerca de la herida y por vía intramuscular.

Una mordedura de un animal con la rabia no garantiza que vayamos a contraerla; solo el 50% de las personas que son mordidas y no reciben tratamiento desarrollan esta enfermedad.

Aún así, si hemos sido mordidos o hemos sido expuestos a un animal con la rabia debemos buscar atención médica inmediatamente. El tratamiento contra la rabia asegura prácticamente que no se va a contraer la enfermedad y cualquier retraso podría disminuir la efectividad de éste.

Referencias bibliográficas:

  • Barrett, J., & Frey, R. (2006). Animal Bite Infections. In K. Krapp & J. Wilson (Eds.), The Gale Encyclopedia of Children's Health: Infancy through Adolescence (Vol. 1, pp. 111-116). Detroit: Gale.

  • Rabies. (2003). In B. W. Lerner & K. L. Lerner (Eds.), World of Microbiology and Immunology (Vol. 2, pp. 475-477). Detroit: Gale.

Comentarios