Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

El método sueco para dormir sin calefacción y sin pasar frío

Es posible dormir cómodamente y sin pasar frío sin necesidad de usar calefacción. Descubre cómo.

 

Dormir sin calefacción y sin pasar frío puede resultar una hazaña casi imposible para todos aquellos que no conozcan las técnicas y estrategias adecuadas para calentar el ambiente de una manera ecológica y rentable.

Por este motivo hemos decidido elaborar el siguiente artículo explicando alguno de los métodos para dormir sin frío que utilizan los países en los que el frío acecha sin miramiento, como Suecia. Además haremos una breve mención a las consecuencias negativas de pasar frío mientras duermes.

Consecuencias negativas de pasar frío mientras duermes

En el momento de la conciliación de sueño, es decir, en las fases no REM, la temperatura corporal suele disminuir medio grado. El frío intenso del invierno, junto con las dificultades de la gran mayoría de personas para pagar la electricidad que las calefacciones consumen, hacen que en ocasiones suponga un sobreesfuerzo para el organismo mantener una temperatura adecuada para descansar correctamente.

Las consecuencias negativas de no llegar a establecer un sueño reparador son diversas e inciden de manera directa en el bienestar y en la calidad de vida del individuo. Algunas de ellas son alteraciones en la atención y la percepción, errores de memoria, ansiedad, estrés o irritabilidad.

Es por ello que debido a la ya popular y extendida pobreza energética, hemos ido acumulando estrategias y métodos para mantener el calor rescatados de las poblaciones en las que el clima es más hostil y frío, tal y como sucede en los países escandinavos.

7 consejos para dormir caliente sin calefacción

Los países nórdicos, debido a su situación geográfica y a las bajas temperaturas que experimentan sus habitantes durante gran parte del año, han desarrollado estrategias para luchar contra el frío de la manera más ecológica posible. Entre estas prácticas para fomentar el calor corporal, evidentemente el uso de la calefacción es indispensable.

No obstante, durante la noche es preferible apagar esta fuente de calor artificial ya que genera consecuencias negativas en la salud, tales como sequedad de las mucosas, dificultades en el funcionamiento del aparato respiratorio y, en algunos casos, dolor de cabeza.

A continuación vamos a mostrar un recopilatorio de consejos y trucos que utilizan los nórdicos para sobrellevar las bajas temperaturas y dormir sin frío sin tener la necesidad de utilizar la calefacción.

1. Dividir el calor por estancias

Este es un método puesto en práctica en muchísimos hogares en los que los ambientes están claramente seccionados o divididos por paredes o puertas.

Poner la calefacción en las zonas en las que vamos a pasar un tiempo y cerrar la puerta cuando abandonamos la estancia es esencial para dormir sin pasar frío y sin la calefacción encendida de manera continuada.

2. Utilizar moquetas en el suelo

El uso de moquetas y alfombras facilita mucho el mantenimiento del calor en la estancia, así como el comfort de las personas que se encuentran en ella.

Tener una alfombra cerca de la cama nos evitará ir a dormir con los pies fríos y que eso se traduzca en dificultades para conciliar el sueño.

3. La luz del sol es nuestra aliada

El sol es una de las fuentes de energía natural que más calor proporcionan sin la necesidad de utilizar aparatos que la generen de manera artificial.

Es por ello que subir las persianas y las cortinas en días soleados y dejar que la luz atraviese los cristales de las ventanas es uno de los mejores métodos para ahorrar en electricidad y dormir sin frío.

4. Utilizar sábanas y mantas oscuras

El uso de tejidos oscuros para sábanas, mantas o pijamas es un acierto debido a que este tipo de color absorbe el calor durante más tiempo que los claros.

Así, el tiempo de calefacción necesario para calentarnos será inferior debido a la capacidad de absorción de calor de estos tejidos.

5. Tener una manta cerca del sofá

El uso de mantas y prendas de abrigo en casa no debe resultar nada extraño; de hecho, nos ayuda a mantener el calor corporal sin necesidad de que la temperatura del ambiente sea elevada.

Tener una manta en el sofá con la que poder taparnos o añadir una sobre el nórdico nos va a permitir dormir sin frío y sin calefacción, algo saludable para nuestra salud.

6. Dormir con calcetines holgados

En casos extremos en que el frío en las articulaciones sea excesivo, dormir con calcetines ni muy finos ni muy gruesos y sin ningún tipo de goma que pueda comprometer la circulación es de gran ayuda para aliviar esta molesta sensación.

Por lo tanto, si quieres dormir caliente y sin la calefacción encendida, utiliza calcetines. Sin embargo, para hacerlo correctamente es importante que tengas en cuenta los consejos que describimos en este artículo.

7. Dormir desnudo, sin pijama

Aunque pueda parecer que dormir sin pijama nos proporciona más frío del que ya tenemos, la realidad es otra. Al dormir sin pijama la temperatura corporal se regula de manera estable durante toda la noche ya que no existe ninguna prenda que pueda generarnos calor excesivo, ni sudor debido a la mala transpiración.

Comentarios