Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Nicotina: ¿qué es, cuáles son sus efectos y cómo se consume?

La nicotina es un estimulante que genera efectos adictivos físicos y psicológicos (tabaquismo).

 

 

La nicotina es una sustancia que se encuentra en la planta de tabaco y que genera una gran dependencia física y psicológica. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que el consumo frecuente de tabaco es una de las primeras causas mundiales de invalidez y muerte prematura.

De hecho, la misma OMS ha declarado al 31 de mayo como el Día Mundial Sin Tabaco con la finalidad de resaltar los riesgos para la salud derivados de su consumo, así como recalcar la necesidad de crear políticas que contribuyan a reducirlo.

En este artículo explicaremos qué es la nicotina, qué efectos provoca, cuál es su relación con el tabaquismo y qué alternativas hay para dejar de consumirla.

¿Qué es la nicotina?

La nicotina se sintetiza en la planta de tabaco y se transmite por medio de la savia. Es un alcaloide, es decir, un compuesto orgánico que funciona como estimulante natural y que suele encontrarse en gran concentración en algunas plantas, ya que sirve como un mecanismo de protección ante posibles plagas depredadoras.

Su estructura química se puede representar mediante la siguiente fórmula: C10H14N2. Esto quiere decir que la nicotina contiene 10 átomos de carbono, 14 de hidrógeno y 2 de nitrógeno.

Efectos físicos y psicológicos

El uso frecuente de nicotina puede tener un efecto tóxico y adictivo en el organismo, pero esto depende de la dosis que se consume. Otro de los efectos posibles si se toma en dosis bajas es la estimulación de procesos cognitivos como la memoria y la concentración, así como la relajación y la reducción del estado de ánimo irritable.

Quizá los efectos adversos más estudiados y más problemáticos son las enfermedades respiratorias como el EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), las enfermedades cardiacas y el desarrollo de distintos tipos de cáncer, especialmente de pulmón pero también de lengua, de garganta o de esófago.

Esto último se ha asociado no solo con el consumo de nicotina sino también con la alta temperatura del humo del tabaco y con los agentes tóxicos que contiene. El alquitrán, por ejemplo, es una de las sustancias responsables de que el tono de los dientes se vuelva amarillo o marrón.

Al ser una sustancia liposoluble, la nicotina se absorbe rápidamente en el organismo, provocando sus efectos de manera casi inmediata. También se metaboliza a gran velocidad, tiene una vida media de entre 1 y 2 horas.

¿Cuánta nicotina tiene un cigarro?

La cantidad de nicotina que contiene un cigarro suele depender de la marca y de la presentación (si son rojos, blancos, light, strong...). En general un cigarro puede tener de 6 mg a 17 mg de nicotina; no obstante, nuestro organismo sólo absorbe entre 0.5 mg a 1.2 mg por cada uno.

Es muy importante tomar en cuenta que el consumo frecuente de cigarrillos “light” no necesariamente es menos dañino, es decir, puede provocar los mismos efectos en la salud que los cigarrillos “normales o fuertes”, porque en ocasiones la gente consume más cigarros con el objetivo de aumentar la concentración de nicotina.

¿Qué es el tabaquismo?

El tabaquismo es la dependencia física y psicológica a la nicotina generada por un consumo frecuente de productos derivados del tabaco, que son todos aquellos fabricados de manera total o parcial a partir de dicha planta.

Como hemos mencionado, el consumo frecuente de tabaco es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas, pulmonares y cardiovasculares. A pesar de esto es uno de los productos que más se produce, comercializa y consume alrededor del mundo.

Además el humo que resulta de fumar tabaco está compuesto por muchas sustancias químicas que también son perjudiciales para salud y precursoras del cáncer, como monóxido de carbono, alquitrán, formaldehído, cianuro y amoniaco.

Después de consumir nicotina con mucha frecuencia, lo que ocurre es que su nivel en el torrente sanguíneo se concentra de manera más o menos estable. Al empezar a disminuir se provoca la sensación de necesitar nuevamente una concentración alta de nicotina.

Si esta no se satisface se produce un síndrome de abstinencia con los siguientes signos y síntomas: irritabilidad, dolores en el cuerpo y nerviosismo. Por la naturaleza de estos síntomas, el tabaquismo suele repercutir también en las relaciones interpersonales.

¿Cómo se consume normalmente?

Se consume a través de productos derivados del tabaco, cuyas presentaciones pueden ser para fumar, chupar, masticar, inhalar o por absorción cutánea.  Es decir, no solo se encuentra en los cigarrillos de papel clásicos sino que puede concentrarse, por ejemplo en chicles, parches o dispositivos electrónicos como el vapeador.

Algunos de los productos utilizados con mayor frecuencia aparte de la cajetilla de cigarros son el cigarrillo electrónico, la goma de mascar, la nicotina líquida (que se utiliza en los cigarrillos electrónicos o vapeadores), los parches e instrumentos más tradicionales como las cachimbas o shishas.

Todos ellos comparten la ventaja de que el consumidor no necesita exponer sus pulmones a las cantidades de humo caliente que implica el consumo de cigarros tradicionales y además evita los agentes tóxicos o la mayoría de ellos.

Estos productos y dispositivos son algunas alternativas para empezar a reducir el consumo de tabaco. Dejar una adicción es un proceso lento que requiere mucho esfuerzo y que no puede realizarse de un día para otro.

Por eso se recomienda bajar las dosis poco a poco con productos alternativos. De hecho hay una terapia especial para el reemplazo de nicotina que se llama NRT por sus siglas en inglés (“Nicotine replacement therapy” o “Terapia de sustitución de la nicotina”).

Alternativas sin nicotina (para dejar de fumar)

Entre otras alternativas que existen para dejar de fumar, tenemos varios productos que no contienen nicotina, pero que pueden tener efectos psicológicos importantes que ayudan a reducir la ansiedad y a calmar el síndrome de abstinencia.

Hay cigarrillos de papel sin nicotina y también vapeadores o cigarros electrónicos cuyo líquido omite el principio activo.

1. Tabaco o cigarro

Por ejemplo, hay una marca específica de cigarros que no contienen tabaco o nicotina y tampoco otros químicos que puedan causar adicción o que sean dañinos para el organismo.

Están hechos de hierbas como menta y trébol rojo, raíces como el ginseng e incluyen miel o zumos de frutas. Se llaman Honey Rose y tienen muchas presentaciones con ingredientes y sabores distintos.

2. Vapeador o cigarrillo electrónico

Los cigarrillos electrónicos son una de las alternativas más populares actualmente. También se conocen como “vapeador” o “vaporizador” y son básicamente un dispositivo electrónico con un líquido, que puede contener nicotina o no, y que al calentarse genera un vapor inhalable. Incluso, esta inhalación tiene ya su propio verbo: “vapear”.

El líquido que contienen los vapeadores se conoce como “e-Liquid” o “líquido de vapeo” y contiene propilenglicol y glicerina. No obstante, algunas versiones de e-líquido también contienen nicotina y sus efectos positivos para la salud aún no se comprueban científicamente.

3. Cachimba o Shisha

La cachimba se conoce en algunos lugares como shisha. Es otro de los dispositivos que nos permiten inhalar vapor caliente a base de productos que pueden contener agentes naturales como hierbas, y ayudan a evitar el consumo de nicotina mientras se reduce la ansiedad de fumar.

Comentarios
anonimus ahre
la info de esta pagina me fue muy util, muchas gracias