Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Los selfies son malos para tu piel (por culpa de la luz azul)

La bloguera de belleza Mehreen Baig vio cómo su piel mostraba síntomas de envejecimiento tras hacerse unos 50 selfies al día
Demi Lovato se hace un selfie con un fan | GTRES

 

Una marca de cosméticos ha lanzado una crema para protegerte de la radiación que producen los selfies. Parece una locura pero es una realidad. Esa máxima expresión de egocentrismo que representa el selfie, ya sea haciendo morritos o desde ángulos imposibles estirando el brazo, podría tener un efecto perjudicial para tu cutis. El caso es que el móvil con el que nos hacemos la instantánea produce unos rayos conocidos como HEV (High-Energy Visible) o luz azul, que según algunos expertos puede ser más perjudicial que los rayos UVA.

En la sociedad actual hay quienes se fotografían continuamente para dejar constancia de cada minuto de su vida (muchos llegan a vivir de eso) y acaban por perjudicar la piel con la luz azul. La respuesta, como casi siempre, no está en el rayo en sí sino en la cantidad de veces que exponemos nuestra piel a él.

 

El famoso selfie en la ceremonia de los Óscar | TIMES

 

¿En qué consiste la luz azul o HEV?

Es la radiación más enérgica de nuestro espectro visible. También es la más dispersa en la atmósfera y es por eso por lo que el cielo se ve de color azul. ¿Curioso, verdad? Proviene de la luz solar y es también emitida por muchas fuentes de luz artificial, como teléfonos móviles y lámparas fluorescentes.

Efectos perjudiciales

Por el momento no existe un trabajo médico que determine de forma exacta los efectos perjudiciales de la exposición a la HEV, por ejemplo a través de los selfies, pero sí se han encontrado casos de blogueras o ‘influencers’ de moda y belleza que han perjudicado su piel a base de fotos. El efecto más preocupante es la generación de radicales libres del oxígeno, y por lo tanto un potencial cáncer de piel (aunque recordemos que necesitaríamos una exposición de días y días para generar un tumor).

Uno de los casos más conocidos es el de la bloguera Mehreen Baig, acostumbrada a hacerse unas 50 fotos al día, como mínimo. Mehreen acudió al dermatólogo Simon Zokaie para que hiciera una evaluación del estado de su cutis y pronto descubrió que estaba empezando a deteriorarlo. Pequeñas manchas oscuras en las mejillas, pecas o puntos blancos fueron algunos de los signos de envejecimiento que experimentó la joven.

 

Selena Gómez, la más seguida en Instagram, llena su perfil con selfies | instagram

 

El caso es que no solo tiene un efecto perjudicial para la piel, sino también para la retina. La exposición continua a la luz azul provoca la muerte celular de los fotorreceptores, o lo que es lo mismo, la destrucción total de las células de nuestros ojos.

¿Cómo podemos evitar los efectos de la luz azul?

Aunque es exagerado crear alamar social y proponer tratamientos para evitar los efectos de un ‘selfie’, ya hay marcas de cosméticos que lanzan al mercado nuevos productos para prevenir el ataque de la temida luz azul. Por increíble que parezca, el protector solar no tiene ningún efecto para prevenir la luz HEV. Un buen método para combatir la radiación es consumir alimentos ricos en antioxidantes, tales como el brócoli, el té verde, los frutos secos o el chocolate amargo.

 

La modelo Karlie Kloss se hace un selfie | GTRES

 

Para prevenirnos de la luz azul cuando estamos frente a la pantalla del teléfono, debemos tener en cuenta otros factores como el descanso frecuente de los ojos, una iluminación adecuada, el brillo de la pantalla y parpadear de forma frecuente, ya que cuando una persona desempeña labores de concentración, los parpadeos pueden bajar de 20 minutos a 5.

Teniendo en cuenta estos consejos, podremos seguir estirando el brazo y tratando de quedar bien ante el objetivo sin ningún tipo de riesgos.

Comentarios