Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Diferencias entre hermanos: sus 4 causas principales

Las variaciones en la genética y en la historia personal explican las diferencias entre hermanos.

Las diferencias entre hermanos pueden ser muy acusadas aun perteneciendo a la misma familia, habiendo recibido un estilo de crianza similar y llevando parte del mismo código genético. Pero entonces, ¿por qué pueden ser dos hermanos tan diferentes entre sí?

A continuación vamos a responder a esta pregunta y a muchas otras que surgen cuando, ya sea en comidas familiares, en cenas de Navidad o en cualquier otro contexto, nos percatamos de las grandes divergencias que existen entre unos y otros miembros de la familia.

La importancia del clima familiar en el desarrollo

Años atrás se daba especial relevancia a la forma en la que la familia estaba constituida, es decir, a su estructura, para explicar o justificar procesos de crianza o problemas que se daban en familias desestructuradas o en las que no estaban presentes los dos progenitores.

Actualmente esta concepción estructural ha pasado a un segundo plano, ganando importancia el clima familiar, esto es, a las relaciones que se establecen entre los miembros de la familia independientemente de su estructura. Estas relaciones pueden ser muy diferentes en función de la conexión que se establezca entre los individuos del sistema familiar.

De este modo, el hermano mayor puede tener una relación extremadamente buena con el padre, mientras que el hermano pequeño se sienta en un segundo plano y empatice más con la madre. Estas son situaciones que muestran cómo miembros de una misma familia pueden tener interpretaciones y percepciones totalmente diferentes sobre esta.

Y es que el clima familiar, entendido como el ambiente percibido e interpretado por los miembros de la familia, ejerce una influencia importante en la conducta y en el desarrollo social, físico, afectivo e intelectual de los integrantes del sistema familiar (Zimmer-Gembeck y Locke, 2007).

Así, una de las claves que puede llevar a tener pensamientos, conductas y modos de vida tan distintos con respecto a nuestros hermanos reside en la interpretación que damos a la educación y el estilo de crianza que los padres proporcionan a sus hijos.

Causas principales de las diferencias entre hermanos

La dicotomía genética-ambiente siempre ha generado grandes debates en los profesionales que estudian la conducta humana. ¿Qué influye más, una o la otra? La verdad es que no existe una respuesta cerrada puesto que ambos factores influyen de manera determinante en el desarrollo de los individuos.

El hecho de que los hermanos compartan un gran número de rasgos del código genético y se desarrollen en un ambiente compartido, con aparentemente los mismos inputs de crianza, hace que sean objeto de muchas investigaciones por parte de gran cantidad de psicólogos de la educación, entre otros.

1. El punto de inflexión está en el ambiente no compartido

Si bien es cierto que el clima familiar es similar para los hermanos, el punto de inflexión en las diferencias entre estos será el ambiente no compartido. Las relaciones que se establecen en la escuela, el tipo de educación que cada profesor proporciona  o la forma de interactuar con el resto de miembros de la familia son clave en la elaboración de la personalidad.

Cada individuo recibe unos estímulos diferentes del entorno que harán que se tenga una visión de la realidad única, con matices y creencias distintas a las de cualquier otra persona, independientemente de que sea o no su hermano.

2. Nacer el primero frente a ser el hermano pequeño

A las diferencias entre las experiencias de cada niño se les añade el hecho de nacer primero o posteriormente, otro factor que influye en que el clima familiar no sea idéntico para todos los hermanos. Por lo tanto, la educación y el estilo de crianza proporcionado por los padres puede diverger de un hermano a otro.

La experiencia paternal, junto con el temperamento que presenta cada persona al nacer, hace que la forma de interactuar entre padres e hijos sea idiosincrática. Pese a que se quieran transmitir los mismos valores y normas, cada niño lo interpretará de una forma singular.

3. Diferencias genéticas a causa de la recombinación

No se debe olvidar un factor sumamente importante en cuanto a la causa de las diferencias entre hermanos: aunque puedan parecerse mucho, e incluso sin son gemelos, no son clones. Los hermanos biológicos pueden tener una genética muy diferente, pese a proceder de los mismos padres.

Y es que, en el momento de la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide, se produce una combinación del ADN de uno con el del otro. La recombinación tiene miles de millones de posibilidades, por lo que puede crear individuos con un material genético notablemente distinto, lo cual se traduce en el nacimiento de hermanos muy diferentes.

Estas diferencias genéticas pueden repercutir en el tipo de relación paterno-filial que se desarrolle y en el modo en que los hijos perciben y responden al comportamiento de sus padres; en consecuencia, es habitual que se los trate de manera muy distinta.

4. Interpretación de las conductas de los demás

Este punto reúne la totalidad de los anteriores, y es que en función de la genética y la historia personal de cada uno se tendrán percepciones diferentes del mundo. Estas percepciones influyen en la interpretación de las conductas de los demás y en la búsqueda de nuevos inputs que estimulen.

De la preferencia creada en esta búsqueda de estímulos se conforman los intereses de cada individuo y por consiguiente los contextos en los que se desarrollará y las personas que conocerá. Todas estas relaciones repercutirán en la formación del autoconcepto, del yo y de la personalidad individual y única de cada hermano.

Referencias bibliográficas

  • Zimmer-Gembeck, M. J. & Locke, E. M. (2007). The socialization of adolescent coping: Relationships at home and school. Journal of Adolescence, 30: 1-16.

Comentarios