Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Gatos: las 10 razas más comunes (grandes y pequeños)

Entre las razas de gatos más comunes encontramos el gato siamés, el persa, el abisinio o el ragdoll.

 

Adoptar un gato como animal de compañía puede ser una de las mejores decisiones de nuestra vida. Al contrario de lo que se cree, estos peludos animales suelen ser muy cariñosos y leales si se les cuida y trata con respeto.

Pero, al igual que ocurre con los perros, no todas las razas de gatos son iguales. Por ejemplo, mientras que los gatos siameses son activos y juguetones, los gatos persa suelen preferir la tranquilidad.

A lo largo de este artículo describiremos las principales razas de gatos, información que puede resultarnos muy importante a la hora de tratar con estos encantadores felinos.

El gato como animal de compañía

El gato doméstico, conocido en el ámbito científico como Felis silvestris catus o Felis catus, es un animal de tamaño pequeño y usualmente peludo, de la familia de los mamíferos y carnívoro.

Popularmente se cree que los gatos fueron domesticados por primera vez en el antiguo Egipto, época en la que eran venerados y adorados por toda la población ya que eran considerados una reencarnación de la diosa Bastet y se les otorgaban poderes de protección. No obstante, existen indicios de domesticación de los gatos ya en la época del Neolítico.

Esto significa que el gato lleva conviviendo con el ser humano desde hace más de 9500 años. Desde entonces se ha convertido, junto con el perro, en uno de los animales de compañía más queridos y deseados en todo el mundo.

Psicología y relaciones sociales

Según los estudios, los gatos pequeños perciben a los humanos como un sustituto de la madre. Asimismo, a diferencia de la creencia general, el gato es un animal sumamente social que suele vivir en colonias relativamente jerarquizadas.

Además, independientemente de la raza, el gato es un animal psicológicamente sensible por lo que es común que desarrollen alteraciones psicológicas relacionadas con estados de estrés y ansiedad, lo que suele desencadenar comportamientos de tipo neurótico.

  

La interacción de los gatos con las personas ha llevado a una adaptación social simbiótica en estos animales, los cuales pueden expresar un gran afecto hacia los humanos u otros animales.

 

Por ejemplo, existen varias conductas con las que los gatos expresan su afecto y su vinculación social, desde el comportamiento de frotamiento hasta morder suavemente a la persona u otro animal.

Por otro lado, convivir con gatos domésticos puede suponer un beneficio para el bienestar psicológico de la persona. Cuando pasamos tiempo con nuestro gato aumenta la producción de serotonina en nuestro organismo, lo cual provoca una sensación de bienestar y desciende los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

Las 10 razas de gatos más comunes

En la actualidad se encuentran registradas más de 70 razas de gatos. Cada una de ellas con sus propias características distintivas en cuanto a tamaño, rasgos físicos y comportamiento.

A continuación, pasaremos a describir 10 de las principales o más famosas razas de gatos -incluyendo el gato siamés, el abisinio o el ragdoll, entre otros.

1. Gato siamés

El gato siamés es una de las razas de gatos más antiguas. El siamés es considerado el gato de compañía por excelencia debido a su excelente relación con los humanos. El gato siamés posee unos rasgos físicos elegantes y llamativos, con ojos azules y pelo corto-medio brillante en tonos beige y chocolate en las puntas y de un tamaño mediano.

En cuanto al carácter del gato siamés, es una raza sociable, entretenida y juguetona. Además es un animal tolerante con los niños y disfruta de la compañía de otros gatos. No obstante, es posible que no se lleve bien con los perros.

2. Gato abisinio

Una de las razas más fascinantes y hermosas es el gato abisinio. Considerado un animal leal y altamente inteligente, el gato abisinio se mantiene siempre ocupado y en movimiento. Además es un compañero afectuoso ideal para familia con niños mayores de 6 años.

Es una raza insaciablemente curiosa y un atleta natural; de ahí su estructura física musculosa. De tamaño pequeño a mediano, posee un pelaje de longitud media que suele adoptar tonalidades marrones y rojizas.

3. Gato de angora

Considerada una de las razas de gatos más elegantes y hermosas, el gato de angora turco posee un pelaje suave y sedoso que recubre su delgado cuerpo de tamaño mediano que acaba con una cola larga y afilada.

El color del pelaje puede variar entre los diferentes gatos de angora, incluyendo el blanco, negro, crema y rojizo, además de conformar varios patrones y matices.

El gato de angora es una de las razas más extrovertidas, activas y juguetonas; les encanta ser el centro de atención y disfrutan entreteniendo y jugando con las personas. Además es una de las razas de gatos con la esperanza de vida más larga.

4. Gato persa

Una de las razas más hermosas de gatos de pelo largo es el persa. Bajo un cuerpo musculoso y robusto, este tipo de gato posee un tamaño de mediano a grande y un pelaje largo, grueso y brillante que también puede variar según el gato, además de unos grandes ojos que pueden del cobre al blanco prístino pasando por el azul oscuro.

El gato persa posee una personalidad dulce y encantadora de fácil convivencia. No obstante, este peludo animal requiere de cepillados diarios y baños ocasionales que mantengan su pelaje sano.

5. Gato ragdoll

El Ragdoll es una de las razas de gato de pelo largo más populares, sobre todo en la zona de Gran Bretaña. El Ragdoll se distingue por ser una raza social y amorosa; disfruta de la gente y se lleva bien tanto con niños pequeños como con otros animales, incluyendo los perros.

En cuanto a los los rasgos físicos de la raza Ragdoll, son gatos grandes con un pelaje semilargo de tipo felpa y sedoso que adopta un tono crema con puntas en color beige y chocolate.

6. Gato esfinge

Uno de las razas de gatos más fascinantes y que más fama han alcanzado durante los últimos años es la del gato esfinge o sphynx. El gato esfinge se caracteriza por no tener pelaje, por sus orejas amplias y por sus ojos grandes, principalmente.

A pesar de su porte serio es un gato animado y afectuoso al que le encanta ser el centro de atención y no disfruta de la soledad.

7. American wirehair

El american wirehair se distingue de otras razas por su pelaje fibroso y tupido de color naranja. Esta raza de tamaño mediano a grande es considerada una de las más inteligentes y altamente adaptable a los nuevos entornos.

Fácil de cuidar, la raza de gato american wirehair posee una personalidad lúdica, amorosa y relajada, lo que lo convierte un animal de compañía ideal para las familias con hijos y mascotas.

8. Gato Bombay

A pesar de la mala fama de los gatos negros, el gato Bombay es una de las razas que mejor conviven con las personas, siendo considerada una de las razas más dulces, cariñosas y curiosas.

El gato Bombay es una raza de tamaño mediano conocida por su pelo corto negro y brillante y por sus grandes ojos amarillo cobrizo.

9. Gato chartreux

Conocido popularmente como “el gato sonriente de Francia”, la raza de gato Chartreux tiene una expresión dulce, casi sonriente. Este robusto gato de tamaño mediano-grande posee un distintivo pelaje gris con una resistente capa interior de lana.

Es considerado como uno de los mejores cazadores de ratones. Esta raza de gato disfruta jugando con las personas y es un compañero amoroso y amable que tiende a forjar un estrecho vínculo con su familia.

10. Gato exótico

El gato exótico es frecuente confundido con la raza de gato persa debido a su pelaje y tamaño similares, así como a su naturaleza tranquila. No obstante su pelo es considerablemente más corto y denso, y tiene una cara redonda con una nariz aplastada muy característica.

Esta dulce raza es un felino cariñoso y leal, amante de la diversión pero también tranquilo y sensible.

Comentarios