Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Enantyum: ¿qué es y para qué sirve este fármaco tan popular?

Revisamos para qué sirve Enantyum (dexketoprofeno) y sus diferencias con el Ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios.

 

Enantyum 25 mg es la presentación más habitual de este analgésico.
 

El Enantyum (dexketoprofeno) es un potente analgésico y antiinflamatorio que sirve para aliviar dolores intensos. Gracias a su rápida acción tiene gran aceptación entre las personas que sufren patologías dolorosas como infecciones de muelas o dismenorrea (dolor intenso causado por la menstruación).

A continuación vamos a mostraros qué es el Enantyum y cuál es su principio activo. También vamos a comentar las patologías para las que está indicado, su modo de administración y los efectos secundarios que pueden aparecer como consecuencia de su consumo.

¿Qué es el Enantyum 25 mg?

El Enantyum es un fármaco comercializado para el tratamiento analgésico, es decir, para aliviar síntomas dolorosos. Pertenece la familia de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y tiene como principio activo el dexketoprofeno trometamol.

Este principio activo actúa como antiinflamatorio gracias a la inhibición de la síntesis de prostaglandinas, sustancias lipídicas derivadas de ácidos grasos que actúan como mediadores celulares en diversos sistemas del organismo. Regulan la presión sanguínea, la coagulación y la respuesta inflamatoria, entre otros.

Actúa como reductor del dolor, ya sea musculoesquelético, por menstruaciones dolorosas, en periodos postoperatorios, en cólicos renales o en moderados dolores lumbares. Por ello su uso se ha extendido en un amplio espectro de personas.

¿Para qué sirve el dexketoprofeno?

El uso del Enantyum 25 mg está indicado, tal y como se ha comentado anteriormente, para remediar los dolores leves, moderados o graves gracias a su acción antiinflamatoria y analgésica.

La característica principal del Enantyum es que este fármaco tiene una serie de indicaciones muy específicas, a diferencia de otros antiinflamatorios más genéricos.

En concreto, este medicamento sirve para aliviar los síntomas de dolor asociados a golpes o traumatismos musculoesqueléticos, dolor intenso de menstruación (dismenorrea), lumbalgia, dolor de muelas y dolores postoperatorios de zona abdominal. No está considerada como primera línea de tratamiento para dolores de cabeza.

Revisamos para qué sirve el antiinflamatorio Enantyum (dexketoprofeno).

¿Cómo tomar Enantyum?

Enantyum tiene diversas vías posibles de administración. Aunque el formato más común son las cápsulas o comprimidos que se consumen por vía oral, existe la opción de ampollas inyectables (Enantyum 50 mg/2 ml), el granulado para disolver en agua, los sobres bebibles y la forma de aplicación tópica en gel, que recibe el nombre de Enangel.

En cuanto a la vía de administración oral, la dosis recomendada varía en función de la intensidad del dolor, siempre sin sobrepasar los 75 mg al día. De este modo, se recomienda tomar un comprimido de 25 mg cada 8 horas o bien uno de 12,5 mg cada 4 o 6 horas.

En cuanto al estado del organismo a la hora de tomar Enantyum 25 mg, es preferible que se haya comido con anterioridad; aun así, si el dolor es muy fuerte, tomar el comprimido sin nada en el estómago hará que éste se absorba antes y el efecto sea más rápido.

Respecto a las ampollas inyectables la vía de administración puede ser intramuscular, las ampollas inyectables deberán administrarse de forma lenta, o por perfusión intravenosa. No se debe sobrepasar bajo ningún concepto los 150 mg al día. Esta presentación está indicada en dolores agudos de moderados a graves.

Por lo tanto, lo recomendado por los especialistas es administrar 50 mg de Enantyum inyectable cada 8 o 12 horas en función de la intensidad del dolor. Tampoco es recomendable seguir el tratamiento por esta vía más de dos días, pasando a la vía oral en cuanto su efecto sea suficiente.

Efectos secundarios de este fármaco

Los efectos adversos más frecuentes que se pueden producir después de la ingesta de dexketoprofeno son dolor de estómago, náuseas, vómitos y otras molestias digestivas

También es posible que aparezcan sensaciones de vértigo, mareos o incluso somnolencia, síntomas que pueden interferir en la conducción de vehículos y en el uso de máquinas, por lo que es necesario ser precavidos en caso de notar estos signos.

El consumo de Enantyum 25 mg también está relacionado con el nerviosismo, los sofocos, la sequedad de la boca, la fatiga y la sensación de malestar general. A modo de reacción adversa poco frecuente se han descrito úlceras en la piel, hinchazón de cara o taquicardia, entre otros.

En el caso de notar la presencia de alguno de estos síntomas se deberá acudir a un médico para que revise la adecuación del tratamiento.

Contraindicaciones y advertencias

Se debe restringir el uso de Enantyum en casos de alergia a antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), así como si se sufre de asma y pólipos nasales o si aparecen inflamación de la mucosa de la nariz o urticaria después del consumo de este tipo de antiinflamatorios.

También está contraindicado si se ha sufrido úlcera péptica o se tienen trastornos digestivos de manera habitual o crónica, como por ejemplo la enfermedad de Crohn o insuficiencia renal. No se debe consumir durante el embarazo y la lactancia y tampoco por menores de 18 años.

Se debe tener especial cuidado si se padecen enfermedades de riñón, de hígado o de corazón, así como si se está tomando diuréticos o si se tienen problemas de fertilidad. El uso de antidepresivos como los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) puede ser peligroso junto con el dexketoprofeno.

Ibuprofeno y Enantyum: ¿cuál es mejor?

Ibuprofeno y Enantyum son potentes analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos; las diferencias entre ambos yacen en su principio activo, en la rapidez de sus efectos y en sus indicaciones.

De forma muy sintética podemos afirmar que el Enantyum 25 mg tiene efectos más intensos que los del Ibuprofeno. Por norma general, los fármacos más potentes resultan más agresivos para el organismo.

Ibuprofeno y Enantyum son dos de los medicamentos antiinflamatorios más usados.

El Ibuprofeno es apto tanto para niños como para adultos ya que sus efectos no son tan fuertes. Esto hace que exista un margen de error mayor en cuanto a la dosis que se administra, siendo así menos peligroso.

Además, el dexketoprofeno tiene efectos más analgésicos que el Ibuprofeno; gracias a esto y a su rápida acción el Enantyum 25 mg se convierte en el fármaco de preferencia para aliviar dolores intensos. No obstante, su efecto analgésico desaparece antes que en el Ibuprofeno.

Así pues, para un dolor leve moderado es preferible recurrir a Ibuprofeno 400 mg, ya que es casi tan efectiva como el Ibuprofeno 600 mg pero se reducen significativamente los efectos adversos. En niños adecuar la dosis según peso y edad. Hay que recurrir al Enantyum cuando el dolor sea más fuerte y el Ibuprofeno no sea suficiente para calmarlo.

Es importante recordar que no hay que abusar de este tipo de medicamentos, tomarlos sólo cuando sea necesario y bajo supervisión médica o farmacéutica. Enantyum debe ir siempre bajo prescripción médica, en cambio, existen alguna presentaciones de Ibuprofeno 400 mg que no requieren que un médico lo recete.

Indicaciones de cada uno de estos fármacos

El Ibuprofeno está indicado para dolores leves o moderados con una base inflamatoria; por lo tanto, es adecuado en el caso de padecer artritis reumatoide, pequeñas infecciones odontológicas, dolores causados por traumatismos, dolores de garganta o migraña.

El Enantyum, por otro lado, está orientado a aliviar dolores intensos como los causados por operaciones, por infecciones dentales, dolores musculoesqueléticos o por molestias graves asociadas a la menstruación. Al tener un efecto más rápido que el Ibuprofeno, es útil cuando el dolor se convierte en insoportable.

Por lo tanto no existe un fármaco mejor que otro, sino que atendiendo a los síntomas que se presentan y a las indicaciones de cada uno de estos antiinflamatorios el médico decidirá cuál es la mejor opción para cada caso concreto.

Referencias bibliográficas:

Comentarios