Ibuprofeno: qué es, para qué sirve, dosis y contraindicaciones

Ibuprofeno 600, 400 y 800 mg son las dosis más habituales de este fármaco, similar al Paracetamol.

 

El ibuprofeno forma parte del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos.

 

En todo botiquín casero de primeros auxilios encontraremos medicamentos que alivian dolores de cabeza o de cuerpo leves -aquellos fármacos que buscamos cuando tenemos un resfriado, fiebre o resaca, por ejemplo. Entre los analgésicos más comunes están el ibuprofeno, la aspirina o el paracetamol.

En este artículo explicamos qué es el ibuprofeno, para qué se utiliza y cuáles son sus contraindicaciones y sus efectos secundarios. También hablamos de cuáles son las dosis recomendadas (en niños y en adultos) y su relación con otros medicamentos similares, como el paracetamol o el enantyum.

¿Qué es el ibuprofeno?

El ibuprofeno forma parte del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos o AINEs, un conjunto de fármacos de acción rápida que son comúnmente utilizados para aliviar síntomas de dolor, inflamación y fiebre.

Los AINEs inhiben una enzima, la llamada ciclooxigenasa, que se transforma en prostaglandinas y tromboxanos (las sustancias que causan inflamación de los tejidos musculares). El fármaco reduce la liberación de tales sustancias, por lo que es eficaz para aliviar el dolor derivado de la inflamación.

Además de los antiinflamatorios no esteroideos existen los fármacos antiinflamatorios esteroideos. Ambos tipos de medicamento tienen la finalidad de frenar la inflamación y el dolor asociado mediante un bloqueo de los agentes que la generan.

La diferencia entre estos dos tipos de medicamentos es que los antiinflamatorios esteroides están basados en corticoesteroides, por lo que un consumo cotidiano puede afectar de manera importante el sistema hormonal. Su uso está indicado bajo prescripción médica y no se recomienda tomarlo durante periodos largos de tiempo.

Los AINEs pueden administrarse vía tópica, oral o intravenosa. Su uso tópico y oral puede ir sujeto a receta médica o no, dependiendo de la dosis, su presentación farmacéutica y la cantidad que lleve.

Aunque el uso del ibuprofeno es muy común en el día a día de nuestra sociedad, no hay que olvidar que puede causar efectos no deseados, como úlceras de estómago o un riesgo de desarrollar tensión arterial alta, y que hay que tener una precauciones a la hora de tomarlo.

¿Para qué sirve?

El ibuprofeno sirve para aliviar el dolor provocado por inflamaciones. Este fármaco reduce los síntomas de fiebre y muchos tipos de dolor: de cabeza, de garganta, musculares, dentales, los dolores relacionados con artritis e incluso los cólicos, que afectan a la parte baja del abdomen y que son comunes en la menstruación.

Este medicamento forma parte del tratamiento del dolor asociado a enfermedades como la artritis reumatoide, la artrosis, la amigdalitis, las migrañas, los cálculos renales, la tendinitis o la lumbalgia.

Se trata de un medicamento analgésico considerado útil para todo tipo de dolores, siempre que la persona no tenga un riesgo elevado de sufrir efectos secundarios derivados del consumo de fármacos similares. También es considerado seguro en niños, de modo que su uso pediátrico es habitual. Está incluido en la lista de medicamentos esenciales de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

El ibuprofeno es un fármaco eficaz para aliviar el dolor derivado de la inflamación.
 

Dosis recomendada y precio

La vía de administración principal es oral y normalmente la dosis recomendada para aliviar un dolor leve es la de 400 mg. Existe en presentaciones distintas: comprimidos, jarabe, granulado e incluso comprimidos bucodispersables. Las dosis de los jarabes son de 20mg/mL o de 40 mg/mL. En el caso de la vía oral se pueden encontrar presentaciones de 200mg, 400 y 600.

Es común suponer que la dosis de 600 mg tendrá un efecto más rápido o más potente; no obstante, tomar 600 mg no necesariamente resulta más efectivo y sí supone una mayor probabilidad de sufrir los efectos secundarios. Puede ir asociado a la sal de arginina o de lisina, lo que conlleva una mayor absorción del fármaco y más rapidez a la hora de hacer efecto.

Pueden tomar ibuprofeno niños a partir de 3 meses de edad en formato jarabe y su dosis dependerá de su peso. Es importante que siempre se tome con alimentos o leche, ya que puede ser gastrolesivo.

En adultos la dosis máxima es de 2.400mg de ibuprofeno al día, aunque se recomienda la toma de la dosis mínima efectiva durante el menor tiempo posible. La posología recomendada es de 1 comprimido de 600mg cada 6 o 8 horas. En adolescentes la dosis máxima diaria es de 1.200mg, y se aconseja tomar, como máximo 1 comprimido de ibuprofeno 400mg cada 8 horas.

El precio varía según el lugar en donde se compra. Es un medicamento que puede venderse sin receta (en la dosis de 400 mg) y una caja de 40 comprimidos cuesta alrededor de 2 euros, 2,5 dólares americanos o 40 pesos mexicanos.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Los efectos secundarios del ibuprofeno son los mismos que cualquier otro fármaco AINE. Algunas reacciones leves son ardor o acidez en el estómago, visión borrosa, náuseas, mareos, retención de líquidos, estreñimiento o gases.

También puede provocar reacciones graves, sobre todo si el consumo es muy frecuente y en dosis elevadas -por ejemplo úlcera péptica o insuficiencia renal. El uso frecuente de este medicamento se ha relacionado incluso con ataques cardiacos o cerebrovasculares y con infertilidad masculina. No se debe tomar cuando:

  • Se han presentado reacciones alérgicas o broncoespasmos con otros fármacos AINEs (por ejemplo el paracetamol).

  • Hay insuficiencia cardiaca o alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

  • Está contraindicado en insuficiencia renal o hepática.

  • Se ha diagnosticado gastritis o úlcera.

  • En el diagnóstico de cirrosis.

  • Si hay antecedentes de hemorragia o un nivel sanguíneo muy bajo.

  • Durante el embarazo, especialmente en los primeros tres meses.

Hay que tener especial precaución en pacientes de edad avanzada ya que tienen más riesgo de padecer reacciones adversas. Además, los AINEs pueden aumentar la presión arterial, y la población anciana suele padecer de hipertensión y en la mayoría de los casos están en tratamientos crónicos para regular los niveles de la presión sanguínea. Por ello no se recomiendo su uso en pacientes con hipertensión, ya que puede agravar la situación.

Tampoco se recomienda consumir ibuprofeno y alcohol o cafeína ya que estas combinaciones aumentan la probabilidad de padecer problemas gastrointestinales y cardiovasculares, en especial en el caso del alcohol y si las dosis que se toman son muy altas.

¿Ibuprofeno o Paracetamol? Diferencias principales

El paracetamol es un analgésico y antipirético igual que el ibuprofeno, pero no presenta actividad antiinflamatoria. Por ello sus usos pueden ser distintos. Se recomienda el ibuprofeno en dolores que tengan un origen inflamatorio, por ejemplo, el dolor tras una caída o el dolor de muela.

En caso de fiebre, aunque ambos tienen propiedades antipiréticas, está más indicado el paracetamol. También es necesario saber a qué paciente hay que medicar a la hora de escoger. Como se ha comentado anteriormente, si el paciente es hipertenso, evitaremos el uso del ibuprofeno y se optará por el paracetamol.

Siempre que se necesite el uso de algún de estos fármacos se debe acudir al médico o a la farmacia y dejarse aconsejar por los profesionales.

Las dosis más habituales de este fármaco son 400, 600 y 800 mg. |

Otros medicamentos relacionados

Además del ibuprofeno y el paracetamol hay otros fármacos AINEs muy populares, por ejemplo el diclofenaco, que tiene prácticamente los mismo efectos e indicaciones que el ibuprofeno o el dexketoprofeno (comercialmente conocido como Enantyum). Aunque este último no se recomienda para dolor de cabeza sino para dolores musculoesqueléticos posoperatorios o también para cólicos en la regla).

También es común encontrar naproxeno (uno de los AINEs más seguros y con mayor eficacia para aliviar dolor por osteoartritis y también cólicos, y con menos riesgo cardiovascular), nolotil (mismos beneficios, menos daño al estómago, pero con efectos secundarios más molestos).

Para conseguir que su efecto sea más rápido, es común mezclar ibuprofeno con arginina, sustancia que acelera el tiempo de absorción del fármaco. La arginina es un aminoácido semi esencial, básico en la creación de proteínas. Se utiliza durante el tratamiento de trastornos cardiovasculares y de hipertensión, así como en resfriados comunes y para fortalecer el sistema inmune.

No hay que olvidar, que, como en todo tratamiento, la dosis recomendada de cualquier fármaco puede variar de acuerdo con las necesidades de cada organismo, y el uso excesivo tiene efectos dañinos.

Existen también los AINEs inhibidores específicos de la COX-2 (los AINEs clásicos inhiben la COX-1 y la COX-2). La inhibición de la COX-1 es la responsable del daño a la mucosa gástrica que pueden causar la mayoría de AINEs, por esto, los específicos de COX-2 son menos gastrolesivos. Éstos son comúnmente conocidos como “coxibs”.

Interacción con otros medicamentos

Como ocurre con algunos fármacos, el ibuprofeno puede interaccionar con otros medicamentos. No se recomienda su uso concomitante con el ácido acetilsalicílico, los AINEs inhibidores específicos de la COX-2 (“coxibs”), con anticoagulantes y antiagregantes plaquetarios, con metotrexato, con sulfamidas, digoxina, antihipertensivos, corticosteroides, etc. Consulte siempre a su médico o farmacéutico antes de tomar ibuprofeno si está tomando otra medicación.

Referencias bibliográficas:

  • Golan, D. E.,Tashjian, A. H., Armstrong, E. J. & Armstrong, A. W. (2012). Principios de Farmacologia, 3ª Edición. Wolters Kluver.
  • Mestres, C. & Duran, M. (2011). Farmacología en Nutrición, 1ª Edición .Editorial Médica Panamericana.
  • Vidal Vademecum Spain (2018) Ibuprofeno. Madrid. España: Vademecum. Recuperado de: https://www.vademecum.es/principios-activos-ibuprofeno-m01ae01#

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (2018) Ficha técnica Ibuprofeno Aurovitas 600 mg comprimidos recubiertos con película EFG. España: España: Centro de información online de medicamentos de la AEMPS - CIMA. Recuperado de: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/74205/FT_74205.html