Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

10 remedios caseros y medicamentos para el dolor de garganta (eficaces)

Algunos de los métodos más útiles para tratar el dolor de garganta típico del resfriado o la gripe.

 

 

Uno de los síntomas más típicos y molestos de las infecciones de garganta es el dolor, que suele ser especialmente intenso al tragar. Dada la frecuencia del resfriado, la gripe y otras enfermedades que provocan dolor de garganta, es importante conocer cuáles son los métodos más eficaces para combatirlo.

A continuación vamos a describir 5 remedios caseros y 5 medicamentos para el dolor de garganta que pueden serte muy útiles si tienes faringitis a causa de una gripe o de un resfriado común.

5 medicamentos eficaces para el dolor de garganta

Los mejores fármacos para curar el dolor de garganta incluyen el ibuprofeno, el paracetamol, la aspirina, el naproxeno y el diclofenaco. El mecanismo de acción de la mayoría de ellos tiene que ver con la reducción de la inflamación, y casi todos pertenecen a la clase farmacológica de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

Se trata de medicamentos con efectos analgésicos (es decir, eficaces para el alivio del dolor) relativamente poco específicos, aunque cada uno de ellos tiene sus propias indicaciones; así, por ejemplo, el paracetamol suele ser beneficioso para tratar dolores leves, mientras que el ibuprofeno es más indicado para gripes con fiebre y cuando el dolor es más fuerte.

 

1. Paracetamol

El paracetamol o acetaminofén es uno de los fármacos más usados para tratar los dolores de intensidad leve ya que resulta muy seguro: el riesgo de sufrir efectos secundarios derivados de su consumo es bajo en comparación con la mayoría de medicamentos, e incluso se cree que las embarazadas pueden tomarlo sin problema.

Cuando el dolor es más intenso es habitual que se administren otros fármacos, como el ibuprofeno, el diclofenaco e incluso la codeína y la morfina, que se derivan del opio (como la heroína). Sin embargo, nos referimos más bien a dolores intensos asociados al cáncer o al periodo que sigue a una intervención quirúrgica; en el caso del dolor de garganta en particular el paracetamol debería ser suficiente.

2. Ibuprofeno

Entre los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos o AINEs (una abreviatura incluso más utilizada que el nombre original) encontramos fármacos como el enantyum, la indometacina, el ketoprofeno, el naproxeno y el diclofenaco; nos referiremos a los dos últimos un poco más adelante.

Sin embargo, el ibuprofeno es el más utilizado de todos los AINEs: de hecho, se trata con toda probabilidad del analgésico que más se consume en todo el mundo, junto con el paracetamol y la aspirina. En este sentido, el dolor de garganta es una de las indicaciones principales del ibuprofeno, debiéndose el alivio de los síntomas a sus efectos antiinflamatorios.

3. Aspirina

La aspirina o ácido acetilsalicílico es otro de los fármacos más populares para el tratamiento del dolor de garganta, la inflamación y la fiebre que surgen en el contexto de la gripe o incluso del resfriado común.

Según la Organización Mundial de la Salud, la aspirina es uno de los medicamentos más seguros de entre los que están disponibles en el mercado. Lo mismo se puede decir de la mayor parte de fármacos que hemos incluido en esta lista.

4. Naproxeno

El naproxeno es otro de los AINEs más populares. Entre sus indicaciones principales destacan el alivio de la migraña, de los dolores óseos y musculares de origen inflamatorio, de las menstruaciones excesivamente abundantes y de la dismenorrea (dolor de regla).

Los efectos antiinflamatorios de este medicamento explican por qué es útil para el dolor de garganta cuando su causa es la inflamación de esta sección del sistema respiratorio, es decir, en los casos de faringitis.

5. Diclofenaco

En la misma línea que el ibuprofeno y el naproxeno, se puede afirmar que el diclofenaco sirve para tratar el dolor de garganta porque es un fármaco antiinflamatorio. En España el diclofenaco es más conocido como “Voltarén” ya que éste es su nombre comercial más popular.

5 remedios caseros y naturales contra este dolor

Los fármacos no son la única que opción de la que disponemos si nuestro objetivo es combatir el dolor de garganta, particularmente el que se deriva de la infección por los virus de la gripe y del resfriado.

A continuación describimos 5 remedios caseros y naturales para el dolor de garganta que te serán muy útiles si estás sufriendo este problema de salud y prefieres no medicarte en exceso con productos creados de forma artificial (y cuyo consumo puede provocar efectos secundarios, incluso si son sólo leves o poco frecuentes).

1. Té con miel y limón

El té con miel y limón es uno de los mejores remedios para el dolor de garganta. De hecho, con un poco de agua caliente es suficiente ya que los beneficios no se derivan del té en sí mismo, pero esta puede ser una gran forma de aprovechar las propiedades naturales del limón y de la miel.

Como la mayor parte de los medicamentos a los que hemos hecho referencia previamente, la miel tiene efectos antiinflamatorios que resultan muy útiles para aliviar el dolor de garganta y otras molestias de origen similar.

Por su parte, el limón ayuda a eliminar las infecciones por virus como los que suelen causar la gripe y el resfriado, de manera que es útil para acortar la duración de los síntomas además de para aliviarlos.

2. Agua con tomillo

Hervir agua con hojas de tomillo y combinarla con limón y vinagre (u otros ingredientes similarmente beneficiosos) es otro buen método para disminuir el dolor de garganta. Muchas personas recomiendan hacer gárgaras con el producto resultante de la mezcla para ayudar a desinfectar y desinflamar la garganta.

3. Infusión de ajo

Como el limón y el vinagre, el ajo puede ayudar a desinfectar la garganta de los virus de la gripe y del resfriado. Una infusión que incluya unos pocos dientes de ajo hervidos puede ser útil para aliviar el dolor de garganta, en especial si se le añade algún otro ingrediente beneficioso para este síntoma -un poco de miel, por ejemplo.

4. Caramelos para la garganta

Dado que cuando chupamos un caramelo corriente producimos más saliva, hidratamos nuestra garganta; esto reduce la irritación y en consecuencia la tos, tanto en frecuencia como en intensidad.

Además de los caramelos normales, es posible encontrar algunos preparados de forma específica para combatir la tos y el dolor de garganta. Así, en las farmacias es posible comprar caramelos con efectos antiinflamatorios o anestésicos (como la lidocaína), además de caramelos antisépticos que atacan a los virus y a otros agentes patógenos causantes de infecciones, de los cuales el más conocido es la lizipaina.

5. Usar un humidificador de aire

Los humidificadores de aire ayudan a hidratar la garganta, lo que disminuye el dolor, sobre todo al tragar. Esta opción es especialmente recomendable mientras dormimos.

Comentarios