Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Voltaren (Diclofenaco): qué es, para qué sirve y efectos

Diclofenaco es un analgésico del grupo de los AINEs, como el ibuprofeno, que se vende como Voltaren.

 

 

Existen muchos medicamentos que tienen efectos analgésicos, es decir, que se emplean sobre todo para reducir síntomas de dolor. Un grupo de fármacos particularmente destacable dentro de esta categoría son los antiinflamatorios no esteroideos o AINEs, entre los que encontramos el ibuprofeno, el naproxeno, el Enantyum (dexketoprofeno) o el diclofenaco.

En este artículo vamos a describir qué es el Voltaren (o diclofenaco), para qué sirve, cuáles son sus efectos terapéuticos y secundarios y en qué se diferencia de otros medicamentos de uso común para el tratamiento del dolor.

Voltaren (diclofenaco): ¿qué es?

“Voltaren” es el nombre comercial más popular del diclofenaco, un fármaco cuyas propiedades permiten que la inflamación se reduzca, lo cual a su vez explica sus efectos analgésicos (disminución de las sensaciones de dolor). También se vende con otros nombres; algunos de ellos son “Voltadol”, “Dolotren” y “Normuen”.

En este sentido el diclofenaco forma parte de la categoría farmacológica de los antiinflamatorios no esteroideos o AINEs, como el ibuprofeno y el naproxeno. Por contra, el paracetamol, otro de los analgésicos más consumidos en todo el mundo, ejerce sus efectos de reducción del dolor sin que medie un descenso significativo de la inflamación.

Voltaren se comercializa en distintos formatos: encontramos diclofenaco en gel, inyectable, en gotas (como colirio), en pastillas y a modo de supositorio. El diclofenaco en gel se puede encontrar como “Voltadol” y “Voltaren Emulgel”. En la mayoría de países se puede comprar este medicamento sin necesidad de receta médica.

¿Para qué sirve este medicamento?

A modo general, como venimos diciendo, podemos afirmar que el diclofenaco es un medicamento que se puede emplear para tratar múltiples tipos de dolor. Sin embargo, tiene unas indicaciones específicas que lo distinguen del resto de analgésicos, incluyendo los AINEs.

El Voltaren sirve para tratar el dolor debido a inflamaciones como las que son propias de la artritis, de la artrosis, del reumatismo y de la gota, así como las que se producen como consecuencia de traumatismos (golpes). El diclofenaco también es útil en casos de dismenorrea, esto es, dolor asociado a la menstruación.

Por contra, si el síntoma de dolor que se pretende tratar es poco específico y de intensidad relativamente leve, como podría ser el caso de una cefalea de baja gravedad, se recomienda emplear analgésicos menos potentes y agresivos -principalmente la aspirina (ácido acetilsalicílico), el paracetamol y el ibuprofeno, el más conocido de los AINEs.

Así pues, de forma resumida, el diclofenaco se usa para tratar dolores de articulaciones, postraumáticos, de regla y otros dolores de origen inflamatorio y de intensidad moderada o intensa; sin embargo, para dolores más leves y de otro tipo es mejor usar analgésicos con efectos menos potentes o bien específicos para el malestar que se sufra.

Efectos secundarios y contraindicaciones

En cuanto a los posibles efectos secundarios del consumo de diclofenaco cabe decir que los AINEs en su conjunto son considerados medicamentos bastante seguros, en comparación con otros tipos de analgésicos. En este sentido, las reacciones adversas que afectan al sistema gastrointestinal, al hígado o a los riñones son posibles pero infrecuentes.

Así, por ejemplo, los antiinflamatorios de esta clase farmacológica pueden causar síntomas digestivos (dolor de estómago, diarrea, gases, acidez, náuseas, vómitos…) si se consumen de forma crónica pero el riesgo es menor que con los antiinflamatorios esteroideos como la cortisona.

No obstante, dado que la potencia del Voltarén es relativamente elevada en comparación con otros AINEs, estas reacciones adversas de tipo estomacal también son algo más habituales que en el caso del ibuprofeno, por ejemplo. A modo general se recomienda a quienes tienen problemas de estómago que consuman Paracetamol ya que es menos agresivo para nuestro sistema digestivo.

Las contraindicaciones principales del diclofenaco tienen que ver con el sistema circulatorio, si dejamos de lado los trastornos digestivos, que son más generales de los AINEs en su conjunto. Esto se debe a que consumir Voltarén parece aumentar de forma específica el riesgo de sufrir trombosis y embolias en las arterias.

Diferencias con otros fármacos analgésicos

En comparación con otros medicamentos de la familia de los antiinflamatorios no nesteroideos (AINEs), el Voltaren tiene una potencia relativamente elevada. Así, mientras que el ibuprofeno y la aspirina, cuyos efectos son menos intensos, se suelen emplear para prácticamente cualquier tipo de dolor, lo más recomendable es usar diclofenaco sólo ante ciertos supuestos.

Por contra el Enantyum (dexketoprofeno), un AINE que se ha vuelto extremadamente popular en los últimos años, se caracteriza por la intensidad de sus efectos -tanto terapéuticos como secundarios.

Con gran frecuencia se opta por prescribir uno u otro analgésico en función de los riesgos específicos para cada individuo, además de según los síntomas que presente. De este modo, las personas con problemas cardiovasculares o digestivos, principalmente, deberían tener precaución a la hora de consumir Voltaren.

Comentarios
Carlos Macías
¿ Tiene el diclofenaco efectos secundarios en el sistema nervioso central?