Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

¿Qué es el amor y qué tipos hay según la Psicología?

El tipo de amor varía en función del peso relativo de la pasión, la intimidad y el compromiso.

El concepto de amor es amplio y complejo ya que puede significar cosas muy diferentes para cada sociedad, incluso para cada persona. Cuando decimos “amor” estamos haciendo mención a un vínculo afectivo pero también a una serie de decisiones y actos que tienen que ver con la pasión, la intimidad o la fidelidad.

En este artículo hablaremos de qué es el amor y de qué tipos de amor existen según la teoría triangular de Sternberg, así como de otras aportaciones basadas en la investigación científica en el campo de la Psicología. Concretamente nos focalizaremos en el amor de pareja, aunque también haremos referencia a otras de las formas en que se manifiesta este sentimiento.

¿Qué es el amor?

El amor ha sido definido de formas muy variadas por distintos individuos y culturas. Se trata de un término abstracto que cobra múltiples significados en función de los valores y las tradiciones sociales, así como del propio lenguaje que se utilice.

En la Antigua Grecia se usaban muchas palabras distintas para hablar del amor: la pasión sexual se denominaba “eros”, el amor profundo entre amigos era llamado “filia”, el compromiso entre los dos miembros de una pareja era el “pragma”, etc.

Según estudios transculturales, la idea del amor romántico ha sido identificada en la mayoría de sociedades a lo largo de la historia. Sin embargo, no siempre adquiere el mismo valor; en algunos casos, como sucede en Japón o en Rusia, el componente de compromiso parece tener más valor que la pasión en las relaciones de pareja.

No obstante, la cercanía entre las distintas concepciones del amor hace pensar que este sentimiento es común a todos los seres humanos; por tanto, cabe esperar que exista una base biológica que explique su aparición, aunque el contexto social tenga también un papel relevante en el modo concreto en que se manifiesta.

¿Cuál es su explicación biológica?

La investigación psicobiológica ha encontrado que el amor romántico se compone de tres fases: deseo, atracción y apego. Estas etapas se solapan parcialmente, si bien el deseo y la atracción son temporales, siendo el apego el factor más importante a largo plazo. Además el apego y la intimidad se dan en el amor de pareja, en el de amistad y en el familiar.

Se cree que el deseo se debe a la secreción de testosterona y estrógeno, las hormonas sexuales masculina y femenina, entre otros factores. A nivel biológico, el deseo ha sido fundamental para el desarrollo del ser humano porque promueve la reproducción y por tanto la continuación de la especie.

La fase de atracción se identifica con el enamoramiento y por tanto es más específica del amor romántico, frente a la pasión sexual. Durante este periodo, que suele durar entre 2 y 3 años, el organismo produce neurotransmisores como la dopamina, la serotonina y la noradrenalina, que generan sensaciones placenteras, cuando estamos cerca de la persona amada.

El apego se relaciona con las hormonas oxitocina y vasopresina y, como hemos dicho, es característico de los distintos tipos de amor, no sólo del romántico. Los sentimientos placenteros provocados por los vínculos de apego explican las relaciones duraderas entre parejas, amigos y familiares.

Tipos de amor: la teoría triangular de Sternberg

En 1986 el psicólogo Robert Sternberg, conocido sobre todo por su trabajo en el campo de la inteligencia, formuló la que probablemente sea la teoría más conocida sobre el amor.

A continuación explicaremos brevemente los distintos tipos de amor según la teoría triangular de Sternberg. Esta clasificación se realiza en función de la combinación de tres factores: la pasión, la intimidad y el compromiso.

1. Cariño (intimidad)

Cuando una relación se caracteriza sólo por la intimidad hablamos de “cariño”. Esto no significa que se trate de un amor poco intenso: el vínculo que desarrollamos con nuestras amistades puede ser muy intenso incluso si no existe compromiso a largo plazo.

Si sentimos intimidad hacia un amigo o amiga pero también un grado relevante de atracción sexual o de compromiso emocional, hablaremos de amor fatuo y de amor compañero, respectivamente. Más adelante nos referiremos a estos dos tipos de amor de forma más detallada.

2. Encaprichamiento (pasión)

La definición que hace Sternberg del encaprichamiento, es decir, de las relaciones en que predomina claramente la pasión, es muy cercana a conceptos como “amor a primera vista” o “flechazo”.

El encaprichamiento se caracteriza por la activación fisiológica: el sentimiento de pasión se relaciona con un aumento de la frecuencia cardiaca, con la excitación sexual y con la secreción de hormonas.

3. Amor vacío (compromiso)

El término “amor vacío” tiene una lectura negativa que refleja la concepción de nuestra sociedad sobre el compromiso sin pasión o intimidad. Este tipo de amor puede darse tanto en las relaciones que duran muchos años como en algunas que acaban de empezar; esto sucede, por ejemplo, en los matrimonios de compromiso.

Sin embargo hay que tener en cuenta que el compromiso es un componente fundamental del amor, puesto que refleja la decisión de querer a la otra persona a largo plazo. Para muchas personas el compromiso es más importante que la pasión y la intimidad, siendo vista como el factor clave para que una relación se mantenga durante mucho tiempo.

4. Amor compañero (intimidad y compromiso)

El amor compañero se da entre amigos íntimos con una relación intensa y comprometida, pero también es habitual en parejas satisfechas en las que la pasión y la atracción física se han atenuado como resultado del paso del tiempo -lo cual resulta bastante difícil de evitar en la mayoría de casos.

5. Amor fatuo (pasión y compromiso)

En el amor fatuo el compromiso se establece en base a la atracción sexual, sin que se dé también intimidad. Podría hablarse en este caso de un compromiso prematuro, puesto que sin los componentes de intimidad y de conocimiento del ser querido el desarrollo de la relación es impredecible.

6. Amor romántico (pasión e intimidad)

Según la teoría de Sternberg, el amor romántico se compone de pasión e intimidad, pero no existe un compromiso en clave de pareja. Se trata, por tanto, de una mezcla de encaprichamiento y cariño, de atracción física y vinculación emocional.

El amor romántico es el que se ha tratado con más frecuencia en la ficción, desde tiempos antiguos hasta la actualidad. Por otra parte, muchas personas toman la parte por el todo al hacer referencia exclusivamente a este tipo de amor cuando usan el término; la ficción comercial ha tenido un peso importante en este hecho.

7. Amor completo o consumado (intimidad, pasión y compromiso)

El amor consumado reúne los tres componentes clave descritos por Sternberg. A nivel social tendemos a idealizar este tipo de amor; no obstante, lo cierto es que es improbable que el amor completo se mantenga a largo plazo, puesto que la pasión tiende a atenuarse al cabo de un periodo de tiempo relativamente corto.

Así, el amor completo debería verse más bien como una fase del amor que, aunque resulta muy agradable, no es imperecedera ni supone necesariamente el único tipo de amor que vale la pena. La investigación sugiere que, si una relación satisfactoria se mantiene, lo más probable es que desemboque en un vínculo similar al que Sternberg denomina “amor compañero”.

Comentarios