Arteterapia: tipos, beneficios y relación con la psicología del color

Se puede utilizar el arte como terapia para mejorar nuestro bienestar. Pero ¿qué es la arteterapia y qué beneficios nos aporta?
La arteterapia es un tipo de terapia expresiva muy útil para expresar emociones y sentmientos. 

 

La arteterapia es una terapia artística que implica el uso de técnicas creativas como el dibujo, la pintura, el collage, la coloración o la escultura para ayudar a las personas a expresarse artísticamente y a examinar los matices psicológicos y emocionales a través de su arte.

Cada vez son más los adeptos a este tipo de terapia y las personas que se forman para ser terapeutas. A continuación os contamos en qué consiste esta terapia y qué es y sus principales beneficios.

¿Qué es la arteterapia?

La arteterapia es una forma de terapia expresiva que utiliza el proceso creativo de hacer arte para mejorar el bienestar físico, mental y emocional de una persona.

El proceso creativo que se produce cuando alguien se expresa artísticamente puede ayudar a las personas a resolver problemas, así como a desarrollar y gestionar sus conductas y sentimientos, reducir el estrés y mejorar la autoestima y la conciencia.

Para poder disfrutar de los beneficios que nos aporta la arteterapia, no es necesario ser un artista o tener mucho talento. Hay especialistas en estos tipos de terapia que nos pueden ayudar a sumergirnos en los mensajes expresados subconscientemente a través de nuestro arte, lo que nos ayudará en el proceso de mejora de nuestro estado emocional.

La arteterapia puede producir diferentes beneficios dependiendo de cada persona. Se puede usar para el asesoramiento de terapeutas, mejorar nuestro estado de salud, para rehabilitación, como psicoterapia y, en el sentido amplio del término, se puede usar para conocer el interior de uno mismo de modo que nos proporcione un conocimiento más profundo de cada uno de nosotros.

La arteterapia puede estar estrechamente relacionada con la psicología del color.

 

Relación con la psicología del color

Formando parte de un curso de arteterapia se pueden realizar algunas sesiones con un profesional de la psicología del color. La psicología del color es una parte integrada en un proceso de arteterapia.

El profesional le pedirá al paciente que pinte una escena en color. Después de que el paciente se exprese artísticamente, el profesional de la psicología del color interpretará los colores utilizados durante el proceso de creación de la pintura, dónde los ha colocado y qué ha pintado.

Tipos de arteterapia

Existen diferentes tipos de arteterapia según la creación artística que realicemos. Algunos de ellos son:

1. Pintura

Esta técnica de arteterapia es probablemente la más ilimitada. Pintar puede darnos una gran sensación de libertad, pudiendo representar lo que queramos. El terapeuta nos puede facilitar un poco la tarea asignándonos ejercicios o indicaciones sobre en qué podemos basar nuestro dibujo.

Nos proporcionará un lienzo en blanco para trabajar, con infinitas posibilidades. Por ejemplo, podemos explorar nuestras emociones y dibujar lo que nos venga a la mente, expresando nuestras emociones y nuestro lado creativo.

2. Collage

El collage consiste en cortar y pegar imágenes que nos inspiran o que expresan nuestras emociones y unirlas todas. Esto realmente puede proporcionar una gran sensación de libertad y nos puede ayudar a explorar nuestro lado creativo sin tener que pintar o dibujar.

Es nuestro arte personal pero a través de la recopilación de otras imágenes que expresan mejor cómo nos sentimos. El collage es muy similar a hacer un tablero de visión, que es cuando hacemos un collage de la vida y de los objetivos que queremos alcanzar.

3. Arte digital

Los tiempos cambian y con las nuevas tecnologías la manera de hacer arte también. En el arte digital se usa el ordenador para hacer las producciones artísticas. Por ejemplo, podríamos hacer digitalmente un collage o usar un software de dibujo para hacer ilustraciones.

Esta técnica se usa bastante con los niños, ya que están acostumbrados a los ordenadores y a los teléfonos móviles y les facilita expresar su arte. Además, las posibilidades son casi infinitas cuando se usa un software digital, lo que les ayuda a expresar aún más sus emociones y estados de ánimo.

4. Fotografía

Para aquellos que quizás no estén tan interesados ​​en el dibujo y la pintura, la fotografía puede ser una buena manera de expresar sus emociones.

Podemos hacer fotografías de muchas cosas diferentes. Por ejemplo, podemos hacer fotos a las cosas por las que estamos agradecidos, a las personas que queremos o simplemente cosas que nos parezcan bonitas y agradables.

Podemos mezclar este arte con el collage y utilizar las dos formas para expresar nuestros sentimientos. El terapeuta de arteterapia nos puede ayudar a descubrir qué tipo de fotografía podría ser la mejor para nosotros.

5. Tejidos

El uso de tejidos en la arteterapia es otra manera de hacer arte con la que podemos expresarnos cómo nos sentimos. La suavidad que nos proporcionan los tejidos puede ayudarnos a estar cómodos durante la sesiones y a abrirnos más. Puede ser una excelente manera de expresarnos sin preocuparnos por tener que usar lápiz o pincel.

La arteterapia no implica solamente pintura sino que también puede incluir otras vías de expresión, como la fotografía.

 

¿Qué hace un terapeuta de arte?

Los especialistas en estos tipos de terapia están capacitados tanto en terapias psicológicas como en arte y han estudiado y dominan tanto la psicología como el desarrollo humano, después de haber recibido formación.

Hay varios requisitos para convertirse en un terapeuta de arteterapia, así como certificaciones, lo que significa que son profesionales cuando se trata de usar el arte como un trampolín para todo, desde una evaluación general del estado de otra persona hasta el tratamiento para ayudarlo en una enfermedad grave.

Los terapeutas pueden trabajar con personas de todas las edades, sexo, etc. Pueden ayudar a una persona, una pareja, una familia o grupos de personas y, dependiendo de la situación, puede haber numerosos terapeutas trabajando juntos como un equipo clínico.

Los terapeutas de arteterapia están capacitados para entender y captar símbolos y metáforas no verbales que a menudo se expresan a través del arte y en el proceso creativo, conceptos que generalmente son difíciles de expresar con palabras. Es a través de este proceso que los terapeutas realmente comienzan a ver los efectos de esta terapia y las mejoras que se pueden hacer.

¿Cuáles son los beneficios que nos aporta?

La arteterapia ofrece una serie de beneficios a las personas que reciben tratamiento por diversos problemas y afecciones. Dependiendo de los problemas que podamos padecer, esta terapia nos ayudará de una manera u otra.

Además, ofrece a los pacientes la oportunidad de abordar problemas o expresarse de una manera que trasciende el lenguaje hablado o escrito. Es probable que si hemos sufrido alguna experiencia emocional significativa nos provoque sentimientos o recuerdos que no se puedan expresar fácilmente. La arteterapia resuelve estos conflictos proporcionando un medio de expresión único.

Al utilizar este tipo de terapia exploramos nuestra capacidad de poder crear e imaginar. De esta manera las estaremos potenciando durante la terapia y adquiriremos más confianza con nosotros mismos sobre nuestra capacidad artística. Esto nos beneficia adquiriendo más seguridad, valorándonos más y ayudándonos a subir la autoestima.

Un tercer beneficio es que la arteterapia saca al terapeuta y al paciente de un entorno terapéutico "tradicional" donde se llevan a cabo discusiones individuales o en grupo. Este cambio puede liberar al paciente para que identifique y aborde los problemas que antes le daba pudor sacar o abordar en el transcurso de una terapia tradicional individual o grupal.

¿Necesitamos ser creativos y tener talento?

Para poder disfrutar de sesiones de arteterapia no necesitamos tener talento, ni ser artistas ni creativos. No debemos tener miedo a expresarnos a través del arte. Aunque puede parecer diferente y poco natural al principio, generalmente es porque no estamos acostumbrados a comunicarnos a través del arte.

El proceso creativo puede ser uno de los aspectos más gratificantes. Junto con un terapeuta de arteterapia, cada vez te sentirás más cómodo con esta nueva forma de expresión. Después de todo, el objetivo no es necesariamente crear una obra maestra de arte, sino disfrutar durante el proceso.

Referencias bibliográficas:

  • Bassols, M. (2006). El arteterapia, un acompañamiento en la creación y la transformación. Arteterapia. Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social, 1, 19-25.

  • Duncan, N. (2007). Trabajar con las Emociones en Arteterapia. Arteterapia. Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social, 2, 39-49.

  • Espinosa, F. J. C., & Rodríguez, J. M. B. (2006). Arteterapia: dinámicas entre creación y procesos terapéuticos. EDITUM.