Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Las diferencias entre psicólogo, psicoterapeuta y psicoanalista

¿Cuál es la diferencia entre un psicólogo, un psicoterapeuta y un psicoanalista? Esta es la respuesta.

 

 

A lo largo de la historia la psicología ha pasado por distintos enfoques teóricos y prácticos. Comenzó con experimentos de laboratorio, pasando por el diván, hasta convertirse en una de las ciencias emergentes más estudiadas y aplicadas en diferentes especialidades y subespecialidades: psicología clínica o de la salud, psicología educativa, psicología social, psicología del trabajo y de las organizaciones, etc.

En la actualidad la psicología es tan diversa que se vuelve complicado reconocer las diferencias entre una especialidad y otra. Si eres psicólogo, estas estudiando para serlo o has tenido la necesidad de consultar alguno, seguramente habrás tenido que elegir entre un montón de posibilidades.

En este artículo te presentamos algunas características de la psicología y describimos cuáles son las diferencias entre un psicólogo, un psicoterapeuta y un psicoanalista.

Definición de psicología: ¿es una ciencia o un conjunto de ciencias?

La psicología tal y como hoy la conocemos surge a mediados del siglo XIX, a partir de inquietudes intelectuales de Wundt, Skinner y Freud sobre cómo y por qué los seres humanos hacemos lo que hacemos o pensamos como pensamos.

Es una ciencia porque sigue una serie de criterios de rigurosidad teórica y metodológica que permiten llevar a cabo investigaciones e intervenciones con parámetros demostrables y replicables. Así, en principio, la psicología es la ciencia que estudia la mente humana.

No obstante, algunos científicos descubrieron que la psicología no podía limitarse a estudiar procesos mentales porque las personas no solo pensamos sino que también actuamos y sentimos.

Entonces comenzaron a estudiar cómo funciona la conducta humana, qué la determina, que la provoca, qué la modifica y, posteriormente, cómo se crean y se viven las emociones.

Más adelante algunos investigadores se dieron cuenta de que no sólo se trata de pensar y hacer cosas, sino que este pensar y este hacer influye en lo que otros piensan y hacen; así  surge la psicología social.

A partir de todas estas aportaciones, con el paso del tiempo y con el desarrollo de esta disciplina, la psicología se divide en distintas ramas relativamente independientes las unas de las otras.

1. Psicología clínica

Esta disciplina se encarga de estudiar las patologías mentales o conductuales e intervenir en ellas, principalmente a través de terapias. Muchas personas confunden la psicología clínica con la psicología en general, obviando el resto de sus facetas.

2. Psicología de la salud

Estrechamente asociada a la psicología clínica, la de la salud se orienta de forma específica al manejo de trastornos físicos en los que lo psicológico influye de algún modo -desde alteraciones psicosomáticas hasta enfermedades como el asma e incluso el cáncer.

3. Psicología educativa y del desarrollo

Estas ramas se ocupan de estudiar el desarrollo infantil y de generar estrategias para optimizarlo, principalmente en contextos escolares. Por supuesto, la psicología educativa también se aplica en relación al aprendizaje en adultos.

4. Psicología del trabajo y de las organizaciones

La psicología de las organizaciones estudia cómo funcionan los individuos dentro de ciertos grupos, por ejemplo, dentro de las empresas.

5. Psicología social

La psicología social estudia cómo los individuos se influyen entre ellos creando normas, roles, identidades, etc.

¿Qué es y qué hace un psicólogo?

Como vemos, actualmente es imposible ofrecer una definición única y definitiva de la psicología, por lo que vale la pena preguntarnos qué es lo que nos ofrece en cada una de sus especialidades.

Debido a la variedad metodológica y teórica que ya explicamos, un psicólogo puede hacer muchas cosas -desde dar una terapia para disminuir síntomas de estrés hasta estudiar por qué y cómo una parte de la sociedad actúa como actúa.

Lo que puede hacer un psicólogo abarca distintos espacios: escuelas, hospitales, empresas, organizaciones gubernamentales o no gubernamentales, consultas privadas, etc. Así, un psicólogo es un científico y lo que hace depende de su especialidad.

El rol del psicoterapeuta

La psicoterapia es una intervención que tiene como finalidad ofrecer un tratamiento para aliviar signos y síntomas psicológicos, que pueden incluir comportamientos, pensamientos o sentimientos inapropiados o que afectan de manera significativa a una persona.

Es una relación que suele ocurrir cara a cara entre un especialista (el psicoterapeuta, quien es el encargado de dirigir la intervención) y un paciente. Existen muchos enfoques en la psicoterapia, cada uno con teorías y criterios propios.

Los enfoques más populares incluyen la psicoterapia cognitivo-conductual (que busca modificar pensamientos y conductas y síntomas a corto plazo), la psicoterapia humanista (un acercamiento más profundo que trabaja sentidos de vida y el desarrollo de la personalidad, pero con menos base científica) o la terapia sistémica, cuyo foco son las relaciones interpersonales y especialmente las familiares.

¿Qué hace un psicoanalista?

En términos estrictos, un psicoanalista no es ni un psicólogo ni un psicoterapeuta, porque su aproximación teórica y ética toma distancia de la psicología científica y de la psicoterapia.

No obstante, en términos prácticos, el psicoanálisis también ofrece una intervención individual que busca acompañar el malestar de las personas y ayudarlas a encontrar alivio.

Un psicoanalista no necesariamente es un psicólogo o un psicoterapeuta: hay psicoanalistas que han estudiado, por ejemplo, filosofía, o medicina y la intervención se caracteriza porque la persona que va al análisis, más que recibir una terapia, recibirá acompañamiento y un espacio para reflexionar profundamente sobre sus síntomas.

¿Cuál es la diferencia entre un psicólogo, un psicoterapeuta y un psicoanalista?

En conclusión, el psicólogo es un científico que puede ejercer su práctica en distintos espacios, según la especialidad que elija; así, existen psicólogos sociales, educativos, industriales, del deporte, etc.

El psicoterapeuta es un psicólogo que realiza intervenciones terapéuticas porque se ha especializado en psicología clínica o de la salud.

Finalmente, el psicoanalista es un profesional especializado en teoría y práctica psicoanalítica que está preparado para acompañar a una persona en su malestar, para identificar sus síntomas y para guiarla en la búsqueda de alivio.

Comentarios