Una docena de consejos para mejorar tu autoestima

Tener una vida plena es posible
Una docena de consejos para mejorar tu autoestima | Cedida

Podríamos definir la autoestima como el aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo. Por este motivo, la autoestima es fundamental para tener una vida plena y disfrutar del día a día. Precisamente por ello, muchas personas optan por realizar un curso online de autoestima, que les ayude a mejorarla. Muy vinculada a la inteligencia emocional, una buena autoestima nos ayuda a tener un comportamiento afable tanto con los otros como con nosotros mismos.

A continuación, abordamos una serie de consejos que nos ayudarán a potenciar poco a poco el amor por nosotros mismos.

Deja de fustigarte

El machaque a uno mismo es uno de los grandes males de nuestra sociedad. Así, aunque es preciso ser realista tanto con nuestras virtudes como con nuestros defectos, no ganaremos nada enfocando toda nuestra atención y energía hacia los segundos. En este sentido, es fundamental tener presente que el objetivo de una buena vida no es ser perfecto, sino feliz, por lo que deberemos intentar valorizar más el proceso que el resultado obtenido.

Encuentra el origen de tu baja autoestima

Para potenciar nuestra autoestima, primero tendremos que identificar aquellos aspectos de nuestra trayectoria vital que han provocado un bajo autoconcepto. Generalmente, los problemas de autoestima se generan durante la infancia, por lo que será fundamental realizar un ejercicio para localizar aquellos momentos que fueron fragilizando nuestra autoestima.

Considera cada error una oportunidad

Aunque pueda parecer una frase muy raída, los errores siempre pueden ser aprovechados como oportunidades de cara al futuro. Además, en primer lugar, asumir que es imposible no cometer errores, nos ayudarán a estar abiertos a que estos sucedan sin darles demasiada importancia. Igualmente, es importante recordar que hay muchos tipos de autoestima, de los cuales, el que queremos asegurar es una autoestima alta y estable.

Evita las comparaciones

Cada persona tiene sus propias cualidades, por lo que no tiene ningún sentido establecer comparaciones. Por esta razón, es capital centrarse en los propios atributos y evitar establecer escalas de valor entre los nuestros y los de los demás. Así, a la hora de potenciar tu propia autoestima, es aconsejable poner en valor aspectos tales como la propia personalidad, las facultades o las personas que te quieren.

Inténtalo siempre

El miedo al fracaso no debería frenarte a la hora de llevar a cabo una actividad. Aunque es muy común evitar todo aquello que nos da miedo, lo más interesante es, en realidad, enfrontarlo de la mejor manera que se sepa. Además, está demostrado que la autoestima no depende del resultado de los actos que se llevan a cabo, sino de los mismos actos.

Trátate bien

En muchas ocasiones, nosotros mismos somos las personas que más nos maltratamos. Nos juzgamos en exceso y siempre tenemos un comentario negativo hacia nosotros mismos. Por este motivo, conviene recordar que, pase lo que pase, nosotros seremos lo único que tendremos siempre, por lo que debemos cuidarnos y tratarnos con el máximo cariño y respecto.

Prueba cosas nuevas

La experimentación y el descubrimiento también ayudan a mejorar la autoestima y el autoconcepto. De esta manera, el hecho de probar cosas nuevas, de ponernos a nosotros mismos en situaciones que nunca habíamos vivido, ayuda a desarrollar una autoestima alta y estable a lo largo del tiempo. Experimentar nos ayuda, además, a potenciar nuevas habilidades.

No te ancles en el pasado

El pasado, pasado está. Por esta razón, es fundamental centrarse en el presente, en el momento que estamos viviendo ahora mismo. El pasado no debe lastrarnos. Por ello, es aconsejable entenderlo, solamente, como un espejo retrovisor al que mirar puntualmente para orientar nuestro presente y nuestro futuro.

No eres todo lo que piensas

A veces los pensamientos que tenemos están muy vinculados a sentimientos como la tristeza y la angustia, por lo que es fundamental poner un poco de distancia con ellos. En este sentido, se vuelve relevante recordar que no somos todo lo que pensamos, de manera que no tenemos que sentirnos identificados con cada uno de nuestros pensamientos. De esta forma, es fundamental entender los pensamientos como burbujas de jabón que vienen y van constantemente.

Dedícate tiempo

Para tener una buena autoestima es necesario tener espacios de conexión con nosotros mismos. Para ello, es imprescindible tiempo. Bien sea a diaria o semanalmente, encontrar momentos para el autocuidado es uno de los aspectos fundamentales para desarrollar una autoestima elevada. No debemos descuidar estos espacios, que requerimos para saber qué pensamos o cómo nos sentimos.

Disfruta

Muchas veces el estrés del día a día nos hace olvidarnos de que la vida, en la medida de lo posible, está para disfrutarla. Por esta razón, a veces conviene dejar de lado las preocupaciones cotidianas para relajarse y gozar de buenos momentos con nosotros mismos o con las personas que queremos. En este sentido, no hace falta tener grandes expectativas, los pequeños momentos suelen ser, al final del día, los más reconfortantes.

Piensa en las cosas buenas

Antes de acostarnos, un ejercicio interesante a realizar puede ser pensar en las cosas buenas que nos ha traído el día, valorizando, de esta forma, todo aquello que tenemos.

"Los 10 tipos de adicciones más comunes" "Las 10 mejores películas sobre drogas y narcos"