Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

¿Cuáles son las fases del sueño? Ciclo y etapas principales

Las fases del sueño son estados sucesivos de cambios en la actividad eléctrica del cerebro
En general podemos reconocer 5 etapas del ciclo de sueño.
 

A menudo pensamos que las fases del sueño se caracterizan por ser episodios de relajación cerebral. Pero, lejos de sumirnos en un estado de descanso e inactividad transitoria, durante el sueño, el cerebro humano atraviesa una serie de etapas constantantes, estereotipadas y comunes a la mayoría de mamíferos.

En este artículo descubriremos qué son las fases o etapas del sueño y cuáles son las que caracterizan el ciclo natural del sueño.

¿Qué es el sueño?

Antes de explicar cuáles son sus fases o etapas describiremos brevemente qué es el sueño. De acuerdo con el Diccionario de Herencia Americana de la Lengua Inglesa, en términos psicológicos, un sueño es una serie de imágenes, ideas, emociones y sensaciones que ocurren de manera involuntaria en nuestra mente por medio de distintas etapas.

Por su parte, la Real Academia de la Lengua Española nos dice que los sueños son sucesos o imágenes que se representan en la fantasía de alguien mientras duerme. Así pues, el sueño se caracteriza por ser un conjunto de experiencias sensoriales que ocurren mientras dormimos, y que están relacionadas con nuestras fantasías, deseos, miedos y aquellas situaciones que vivimos durante la vigilia.

Fases o etapas del sueño: breve definición

Las fases o etapas del sueño son los estados sucesivos con características distintivas a nivel eléctrico y sensorial, por las cuales pasamos los seres humanos durante el ejercicio del sueño (mientras dormimos).

Estas fases pueden ser estudiadas y medidas justamente porque tienen rasgos identificativos respecto a sus características biológicas y la duración general que presentan.

Dichos rasgos identificativos pueden ser estudiados y nos ayudan a obtener información valiosa sobre el funcionamiento del cerebro. Los análisis de las etapas del sueño se realizan con distintos instrumentos de medición científica, como pueden ser el electromiograma, el electroencefalograma, el frecuencímetro cardíaco y el electrooculograma.

En distitnas medidas, estos instrumentos permiten conocer la actividad eléctrica del cerebro y a partir de ahí determinar en qué etapa del sueño se encuentra. Además, evaluar las características habituales de un ciclo de sueño puede ser útil a la hora de diagnosticar o tratar posibles enfermedades o patologías relacionadas.

 
Entre otras cosas, el electroencefalograma sirve para medir las actividad eléctrica durante el sueño.

División general: No REM y REM

El sueño es una de las actividades necesarias para mantener nuestra salud y el correcto funcionamiento del organismo.

Un ciclo natural del sueño se basa en una serie de transiciones entre el sueño No Rem y el sueño REM, que son las dos grandes categorías con las que se dividen las fases del sueño. Cada una de éstas presenta características distintivas y diferenciadas, que resumimos a continuación.

1. Sueño No Rem

El sueño de la fase No Rem, también conocido como sueño de ondas lentas. Es aquel que ocurre durante la mayor parte de nuestro ciclo del sueño, es decir, alrededor del 80% del tiempo en que dormimos. Durante las 4 primeras fases de un ciclo normal encontramos sueño del tipo No Rem.

Además, esta fase del sueño se caracteriza por presentar ondas cerebrales lentas del sueño, especialmente ondas alpha, delta y theta, y también un descenso de la presión arterial. Por otro lado, en el sueño No REM encontramos transiciones entre distintas fases del ciclo, donde hay un estado cada vez más relajado hasta llegar al sueño profundo. Es en este último donde tiene lugar el descanso propiamente.

2. Sueño Rem

La fase de Movimientos Oculares Rápidos (MOR), también conocida como Sueño REM (por sus siglas en inglés), es la fase final de un ciclo completo del sueño y se caracteriza por:

  • Un sueño en general más ligero que en las 4 primeras fases
  • Movimientos oculares rápidos y aleatorios
  • Tono muscular bajo
  • Sueños más intensos
  • Frecuencias cardíaca
  • Respiratoria irregulares
  • Temperatura corporal irregular
  • En ocasiones rección del pene y el clítoris por irrigación sanguínea

La fase del sueño REM o MOR también es conocida como fase de sueño paradójico o desincronizado, por el hecho de presentar un ritmo cardíaco y respiratorio, así como una temperatura parecidas a la que hay durante la fase de vigilia, pero sin la posibilidad de que el cuerpo se mueva.

La fase REM es una de las más necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo ya que, al ser la fase en la que se sueña, en ésta se producen o consolidan aprendizajes llevados a cabo durante el día (durante la fase de vigilia). En este sentido, el estado REM y los sueños parecen tener una función adaptativa de consolidación de la memoria.

¿Cuáles son las etapas del ciclo de sueño?

Una vez hemos visto cómo se categorizan las dos grandes divisiones del sueño, conviene establecer la naturaleza de las distintas fases que se suceden mientras dormimos. A continuación repasaremos las principales características de las cinco fases del ciclo del sueño.

1. Fase de adormecimiento

Esta es la fase inicial del sueño y se caracteriza por durar poco (alrededor del 5% del sueño total). También se caracteruza por ser una fase de transición entre la vigilia y el sueño. En la fase de adormecimiento encontramos el inicio de las ondas theta, aunque si hacemos una medición con electroencefalograma también detectaremos el inicio de las ondas alfa.

La fase de adormecimiento se caracteriza esencialmente por un sueño muy ligero en el que cualquier cosa puede despertar rápidamente a la persona, incluso ruidos poco intensos. De hecho esta fase no es exclusiva del reposo, también puede aparecer cuando la persona está relajada durante la vigilia, con ojos cerrados y en un estado de calma.

2. Fase II: sueño ligero

Esta fase del sueño, conocida como de sueño ligero, es aquella en la que el cuerpo empieza a desconectarse del cerebro. Algo que se suele experimentar la caída hacia el vacío, fenómeno que se explica por la necesidad del cerebro de verificar que las partes del encargadas de regular movimientos autónomos y de activar la consciencia siguen conectadas.

La fase 2 se caracteriza por una disminución de las ondas theta, relajación y disminución del tono muscular, del ritmo cardíaco y de la respiración. Esta es otra de las fases más comunes en un ciclo del sueño, ocupa el 50% del tiempo aproximadamente.

El sueño No Rem y el sueño Rem se caracterizan por distintas fases de reposo o activación cerebral.

3. Fase III: preparación del sueño profundo

La fase 3 del sueño es cada vez más considerada como una fasé única junto con la fase 4. Se caracteriza por un  protagonismo las ondas delta y es la fase en la que el cuerpo se prepara para el sueño profundo.

Esta fase no ocupa mucho tiempo durante el ciclo, por lo que es tambiñen considerada como una corta transición hacia la fase IV.

4. Fase IV o de sueño delta

La penúltima fase del sueño, llamada fase delta o de sueño profundo, es la más importante de todas las que conforman un ciclo de sueño. Esta fase recibe dicho nombre porque las ondas delta son amplias y lentas, lo que se relaciona con un sueño más profundo.

En esta fase tiene lugar el verdadero descanso del cuerpo, y por lo tanto de recuperación de la energía vital. Para lograr una mayor sensación de descanso es conveniente realizar ciclos de sueño completos, es decir, despertarse al término de la siguiente fase.

5. Fase REM

Finalmente, la etapa o fase REM se caracteriza por el gran nivel de activación que presenta el cerebro. Como explicábamos antes, durante la fase de movimientos oculares rápidos se producen los sueños y también el aprendizaje de la información que hemos adquirido durante el día.

Esta fase también se caracteriza por la imposibilidad que tiene el cuerpo de moverse, y se relaciona con algunos estados como los sueños o las pesadillas lúcidas.

Bibliografía:

  • Dahl, R.E. (2009). The regulation of sleep and arousal: Development and psychopathology. Development and Psychopathology. 8 (1): 3–27.

  • Dream (2018). The American Heritage Dictionary of the English Language. Recuperado 27 de diciembre de 2018. Disponible en https://www.ahdictionary.com/word/search.html?q=dream&submit.x=0&submit.y=0

  • Jenni, O.G. y Dahl, R.E. (2008). Sleep, cognition, and neuron, and emotion: A developmental review. In Nelson CA, Luciana M. Handbook of developmental cognitive neuroscience (2nd ed.). Cambridge, Mass.: MIT Press. pp. 807–817.

  • Peraita-Adrados, A. (2005) Electroencephalography, Polysomnography, and Other Sleep Recording Systems. Chapter 5 in Parmeggiani & Velluti.

  • Pierre, A. A., Maquet et al. (2005) Brain Imaging on Passing to Sleep. Chapter 6 in Parmeggiani & Velluti

  • Roenneberga T., Kuehnlea T., Judaa M., Kantermanna T., Allebrandta K., Gordijnb M. y Merrow M. (2007). "Epidemiology of the human circadian clock". Sleep Medicine Reviews. 11 (6): 429–438.

  • Sueño (2018). Real Academia de la Lengua Española. Recuperado 27 de diciembre de 2018. Disponible en http://dle.rae.es/?id=YeJqim2
Comentarios