Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Método KiVa: un arma perfecta en la lucha contra el bullying

Este programa educativo finlandés se ha mostrado muy eficaz en la prevención del acoso escolar.

¿Qué es el “bullying” (acoso escolar)?

Si bien tiempo atrás se intentaban normalizar estas conductas, fue en Noruega y en Dinamarca donde, alrededor de la década de 1970, distintos grupos de investigadores se interesaron por el estudio del acoso escolar o bullying.

En concreto, fue Dan Olweus (1973, 1977, 1978) quien acuñó el término “bullying” refiriéndose al maltrato por abuso de poder entre personas de un grupo de iguales en el que aparecen conductas agresivas, tanto físicas como psicológicas, intencionadas y repetidas hacia una víctima por parte de un verdugo. La conducta está mediada por observadores.

Desde ese momento, el estudio del bullying se ha convertido en el interés central de muchos de investigadores. Partiendo de diferentes perspectivas y variables, algunos han optado por estudiar los factores precursores, las causas y cómo incide el bullying en el alumno. Además se han creado diferentes métodos para prevenir el acoso escolar.

A continuación vamos a exponer uno de los más exitosos: el método KiVa, que fue creado en Finlandia y se ha popularizado en los últimos años en el resto de Europa.

Las raíces del método KiVa

Es bien sabido que Finlandia es uno de los países que más importancia da a la formación y a la educación de sus habitantes. El Estado finlandés invierte una gran cantidad de dinero en la mejora de su valioso sistema educativo.

Y, aunque se centren en la innovación continua, el bullying es uno de los fenómenos que emborronan todo este esfuerzo. Es por ello que el gobierno de Finlandia decidió crear un método contra el acoso escolar, no solo implicando a la víctima y al acosador, sino haciendo partícipes a todos aquellos que presencian esta conducta. Para ello contactaron con la Universidad de Turku.

El término “KiVa” es el resultado de la unión de “Kiusaamista Vastaan”, palabras del finés que quieren decir “contra el acoso escolar”. La nueva iniciativa empezó a ser implantada en el año 2007 en diferentes escuelas del país, que fueron escogidas de manera aleatoria.

En la actualidad se aplica en aproximadamente el 90% de las escuelas finlandesas que imparten educación básica; los resultados observados han sido espectaculares.

¿En qué consiste esta técnica?

KiVa es un método que se aleja de lo tradicional en lo que concierne a los programas existentes contra el bullying. La víctima y el verdugo dejan de ser el elemento nuclear del problema y se pasa a atribuir a los observadores  la importancia que tienen.

Los principios de este método plantean que los alumnos que son espectadores del acoso escolar constituyen un factor clave: participan de manera indirecta en el bullying y lo fomentan riéndose, comentando o grabando las conductas agresivas y vejantes que el acosador emite sobre la víctima.

Es por este motivo por el cual se pretende actuar y trabajar no solo en que la víctima deje de ser introvertida o salga de un estado depresivo, o que el verdugo gane en empatía, sino en que el resto de alumnos perciban lo perjudicial de este tipo de situaciones.

Se imparten 20 clases a los 7, 10 y 13 años. Estas edades no han sido escogidas al azar, sino que es cuando se producen cambios de especial relevancia en el desarrollo del niño o de la niña.

En estas clases se trabaja qué es el bullying, qué tipos de acoso escolar existen y cómo afecta a las personas que lo padecen. Esto se hace a través de vídeos, “role playings”, videojuegos y charlas. Además queda a la disposición de todos los alumnos un buzón donde poder denunciar los diferentes casos de bullying que puedan detectar.

El método KiVa, ¿realmente funciona?

Una vez introducido el programa en la gran mayoría de centros educativos del país, decidieron llevar a cabo un estudio para valorar la efectividad del método. Así bien, pasado un año se constató que el bullying había disminuido en un 41% en los centros educativos en que se había implantado el método KiVa.

Además se demostró que el grado de bienestar y confort de los niños en la escuela había incrementado, así como el éxito en las actividades que llevaban a cabo, lo cual a su vez aumentó las calificaciones académicas.

Estos datos muestran que el método KiVa es eficaz para erradicar y prevenir el bullying y es por ello que países como Suecia, Reino Unido, Nueva Zelanda y también España ya han empezado a utilizarlo.

¿Qué se necesita para impartir el programa?

Para que las escuelas puedan impartir el método KiVa deben contar con un mínimo de tres profesores previamente formados en este programa. Ellos serán los que detecten, investiguen y gestionen los posibles casos de bullying.

Estos adultos especializados en el método analizaran qué tipo de acoso está teniendo lugar y pasarán a hablar con la víctima, para tranquilizarla; con el acosador, para sensibilizarlo, y con los alumnos espectadores, que cobran especial importancia dentro de este programa, como hemos dicho.

Además es necesario adquirir el material incluído en el método KiVa. En la actualidad estos instrumentos ya han sido traducidos a varios idiomas, entre ellos el castellano.

Las implicaciones de esta intervención

Se ha comprobado que este método es realmente eficaz en la disminución de acoso escolar. Aunque actualmente esté orientado hacia un contexto educativo, principalmente en educación primaria, el método KiVa podría extrapolarse a otros muchos lugares.

Enfatizar el papel de los espectadores en las situaciones de acoso da pie a que, mediante presión social, estas conductas dejen de ocurrir o se minimicen. Ya sea en el ámbito laboral o dentro de una familia, es de suma importancia que no se normalicen este tipo de acontecimientos en los que la víctima lo pasa realmente mal.

Así, en el método KiVa encontramos un potencial real en lograr que desde edades tempranas los infantes tomen conciencia de que el acoso escolar puede ocurrir y es responsabilidad de todos denunciarlo.

Referencias bibliográficas:

  • Olweus, D. (1973). Personality and aggression. I J.K. Cole, & D.D. Jensen (Eds.), Nebraska Symposium on Motivation 1972. Lincoln: University of Nebraska Press.

  • Olweus, D. (1977). Aggression and peer acceptance in adolescent boys: Two short term longitudinal studies of ratings. Child Development, 48, 1301-1313.

  • Olweus, D. (1978). Aggression in the schools: Bullies and whipping boys. Washington, D.C.: Hemisphere (Wiley).

Comentarios