Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Los 10 tipos de inteligencia según la Psicología

Lógico-matemática, interpersonal, emocional... Descubre los principales tipos de inteligencia.

Con el inicio del estudio sistemático de la inteligencia han ido surgiendo dudas entre los profesionales de la psicología. Una de las más relevantes es la cuestión de si la inteligencia es unitaria o tiene múltiples facetas. En la actualidad de aboga más por la defensa de las inteligencias múltiples independientes entre ellas.

El estudio de los distintos tipos de inteligencia debe mucho a Howard Gardner. Basándonos en la teoría de este psicólogo y añadiendo aportaciones de algunas otras, como la ya popular y reconocida inteligencia emocional, vamos a hacer un recorrido por los tipos de inteligencia que más se conocen en la actualidad.

¿Qué es la inteligencia?

Pese a que el concepto de inteligencia ha sufrido variaciones desde el origen del término, y no hay una definición aceptada por todos los profesionales, podríamos decir que la inteligencia es la capacidad cognitiva que nos permite aprender de la experiencia, razonar, resolver problemas y usar el pensamiento abstracto, entre otras funciones.

El término inteligencia proviene del latín “intellegentia”; a su vez éste se deriva de “intellegere”, que etimológicamente quiere decir “persona que sabe escoger”. En el proceso de elección intervienen múltiples factores, como las emociones o las experiencias previas, que hacen que aún se complique más definir qué es exactamente ser inteligente.

Lo que queda patente es que nos encontramos con gran variedad de personas que son geniales en un ámbito mientras que en otro no se desenvuelven nada bien. Esto nos hace pensar que quizás exista más de un tipo de inteligencia independiente del resto, tal y como apunta el modelo de las inteligencias múltiples de Howard Gardner.

Los 10 tipos de inteligencia

Posicionándonos en la idea de que la inteligencia no es una habilidad mental unitaria y general, y abogando por el criterio de Gardner acerca de la existencia de múltiples inteligencias mayormente independientes entre sí, vamos a hacer un pequeño recorrido por los diferentes tipos de inteligencia aceptados por la psicología en la actualidad.

1. Inteligencia lógico-matemática

De entre todos los tipos de inteligencia, éste es el que más se asemeja al popular concepto del “factor g” (inteligencia general) propuesto por Charles Spearman. En ella está implícita la capacidad para calcular, generar modelos, verificar hipótesis, pensar de manera lógica y razonar mediante la deducción y la inducción.

Los científicos suelen poseer este tipo de inteligencia, y en consecuencia les resulta relativamente sencillo identificar problemas y ponerlos a prueba mediante el método científico. Una forma de medirla es a través la resolución de problemas matemáticos o juegos de patrones.

2. Inteligencia espacial

Es la capacidad de crear un modelo mental en tres dimensiones por tal de generar imágenes mentales, visualizar con precisión, percibir detalles, dibujar y elaborar bocetos. En definitiva, es la capacidad de observar el mundo y los objetos que lo componen desde diferentes perspectivas.

Los arquitectos, fotógrafos, diseñadores o decoradores normalmente poseen una buena inteligencia espacial, lo cual les permite elaborar creaciones mentales del producto que quieren llevar a la realidad.

3. Inteligencia lingüística

Utilizar el lenguaje de una manera amplia y eficaz y comprender el orden y el significado de las palabras son algunas de las características de este tipo de inteligencia. Profesionales de la comunicación, escritores, políticos o vendedores tienen una buena inteligencia lingüística.

Este tipo de inteligencia se puede evaluar a través de redacciones escritas, a partir de la elaboración de un poema, mediante debates o con juegos de preguntas y respuestas, así como con muchas otras pruebas con material verbal.

4. Inteligencia corporal y cinestésica

Las personas con mucha inteligencia corporal tienen una gran capacidad para expresar ideas y sentimientos a través del cuerpo, resolver problemas con sus manos y realizar actividades que requieran flexibilidad, coordinación óculo-manual y equilibrio.

Bailarines, futbolistas, escultores, cirujanos o actores suelen estar dotados de este tipo de inteligencia. La danza, las personificaciones o las habilidades relacionadas con el movimiento del cuerpo son buenos indicadores de este tipo de inteligencia.

5. Inteligencia musical

Éste es un tipo de inteligencia que, como muchos otros, necesita ser estimulado para que se desarrolle todo su potencial. No obstante, existen personas que desde el nacimiento tienen un don especial para reconocer melodías o tocar instrumentos.

La capacidad de percibir, transformar y definir la música, lo que podríamos definir como “tener buen oído”, es habitual en músicos, compositores o directores de orquesta. Evaluarla es algo más complejo que en otros tipos de inteligencia. La representación de temas a través de sonidos, la creación de un ritmo o la reproducción de canciones son algunas de las técnicas de evaluación existentes.

6. Inteligencia naturalista-pictórica

Las personas sensibles a la observación del entorno, a la reflexión y el planteamiento de la importancia de la naturaleza, con facilidad para diferenciar y clasificar especies y que sienten devoción por los animales y las plantas tienen una elevada inteligencia naturalista.

Poder plasmar los detalles de la naturaleza en un lienzo, en una escultura o en un diseño también son factores que se incluyen en este tipo de inteligencia. El gusto por las excursiones, el cuidado de las plantas o los animales y las prácticas de conservación del entorno son otros indicadores evaluables.

7. Inteligencia intrapersonal

Es la capacidad de formar una imagen lo más exacta posible de nosotros mismos. Aspectos como la autocomprensión, la reflexión y la introspección fomentan que entendamos nuestras necesidades y detectemos las características que nos distinguen. Además es el tipo de inteligencia que se relaciona con la consciencia de las sensaciones y las emociones.

Las personas con gran inteligencia intrapersonal se entienden muy bien a ellas mismas y de este modo regulan su comportamiento gestionando de manera eficaz sus emociones. Profesionales de la psicología, escritores o filósofos puntúan alto en este tipo de inteligencia.

8. Inteligencia interpersonal

Este tipo de inteligencia alude a la capacidad de entender a los demás, de empatizar con las personas teniendo una sensibilidad especial. Lo observamos en individuos que tienen gran habilidad para relacionarse con el resto y lo hacen de manera eficaz. La interpretación de las palabras, los gestos y las intenciones de otros parecen ser clave para este tipo de inteligencia.

Saber responder de manera adecuada y tener un control gestual correcto también influyen en el éxito con las relaciones. Políticos, actores o profesionales de la educación tienden a ser aventajados en inteligencia interpersonal.

9. Inteligencia existencial

Meditar acerca del aquí y el ahora, de la existencia, de los motivos de los acontecimientos, intentar dar sentido a lo que sucede, etcétera. Todas estas son características de las personas que poseen alta inteligencia existencial. Pensamientos como qué sucede después de la muerte o cuál es el sentido de la vida también son comunes.

Las personas con una inteligencia existencial elevada van más allá del momento actual, buscando la trascendencia, creando sus propias escalas de valores y fomentándola a través de la meditación y el diálogo.

10. Inteligencia emocional

Daniel Goleman fue el precursor del estudio de este tipo de inteligencia. La podríamos definir como una combinación entre inteligencia intrapersonal e interpersonal. Comprendernos a nosotros y a los demás, regular las emociones y saber detectarlas en el resto permite una mejora en las relaciones sociales, en el bienestar, en nuestra autoconfianza y en otros aspectos de nuestra vida.

Se compone de cinco elementos: el autocontrol emocional, la automotivación, la autoconciencia emocional, la empatía y las habilidades sociales. Estos se reflejan en conductas exitosas dentro del contexto en el que nos desarrollamos.

Referencias bibliográficas:

  • Gardner, H. (1997). Inteligencias Múltiples. Barcelona: Paidós.

Comentarios