Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Alcaparras: qué son y 7 recetas (con salmón, pollo, ensaladas y en conserva)

Las alcaparras son unos pequeños frutos ideales para la elaboración de salsas o guarniciones.
Las alcaparras son unos pequeños frutos que se pueden incluir en cientos de recetas. 

 

Las alcaparras (en inglés capers) son unas plantas y unos frutos cuyos orígenes se encuentran en el mediterráneo. Al ser plantas comestibles suelen utilizarse para hacer distintas salsas y también ensaladas, aperitivos y estofados.

En el siguiente artículo explicamos qué son las alcaparras, cuáles son sus propiedades y cómo preparar 7 recetas con estas nutritivas plantas (con pollo, salmón, aceitunas y otros ingredientes).

¿Qué son las alcaparras?

Las alcaparras son unas plantas que brotan de un árbol comúnmente conocido como “alcaparro”. Reciben el nombre científico de “Capparis spinosa”, por lo que en inglés se conocen como “capers”.

Aunque el término “alcaparra” se utiliza para nombrar a la planta en sí misma, comúnmente lo usamos para hacer referencia a los capullos comestibles que salen de ella. Estos suelen consumirse cuando están todavía cerrados y se preparan en sal o en vinagre.

Además, cuando este capullo florece, da lugar a un pequeño fruto llamado “alcaparrón”. Este último tienen la misma forma muy similar a la de las aceitunas y suele comerse encurtidos. Su sabor es ligeramente ácido, por lo que resultan un complemento perfecto para muchos alimentos (especialmente carnes blancas).

Los orígenes de la alcaparra están en la zona del mediterráneo, incluyendo una parte de Asia y África. Especialmente se cultiva en distintas partes de España, aunque actualmente cada vez es más común en el norte y el sur de América.

Luego de recolectarlas, se recomienda poner las alcaparras en conserva dentro de un recipiente hermético con una porción de sal o de vinagre. Esto ayuda a evitar que las alcaparras se deshidraten, y así conservan tanto su sabor como sus propiedades.

Propiedades

Tal como ocurre con otras plantas y frutos comestibles, las alcaparras son populares por tener distintas propiedades saludables. Por ejemplo, se atribuye a esta planta propiedades hipotensoras (bajar los niveles de presión), así como propiedades diuréticas (aumenta la expulsión de orina) y tónicas o revitalizantes.

De la propiedad diurética se deriva otra: depurativa. Así como ha ocurrido con otras plantas, el consumo de alcaparra se ha asociado tradicionalmente a la tendencia de eliminar toxinas de nuestro organismo.

Estas propiedades no sólo se atribuyen a sus frutos y capullos, sino al tallo, las flores y la raíz del alcaparro. En cuanto a sus propiedades culinarias, la alcaparra y los alcaparrones son muy utilizados como aperitivos, es decir, como alimentos que estimulan el apetito justo antes de una comida principal.

Pero este no es el único uso gastronómico de las alcaparras. Por ejemplo, se utilizan para acompañar carnes, anchoas y aceitunas, así como para preparar pizzas y tartar. También se utilizan para preparar salsas, ensaladas y guisos, como los que explicaremos más adelante.

El salmón con alcaparras o con salsa de alcaparras es una receta muy habitual con estos frutos. 
 

7 recetas con alcaparras

Las alcaparras son muy útiles para preparar recetas saludables, gracias a los nutrientes que aportan. Entre éstos se encuentran grandes cantidades de agua, proteína, carbohidratos, vitaminas (C, E y K), minerales (magnesio, fósforo, calcio, hierro, zinc, potasio) y una cantidad mínima de grasas.

A continuación, veremos cómo preparar 5 recetas con alcaparras, incluyendo salsa de alcaparras, salmón con alcaparras, pollo con alcaparras, ensaladas con alcaparras y alcaparras en vinagre.

1. Salsa de alcaparras

Preparar salsa de alcaparras es muy sencillo, y además, puede realizarse de muchas maneras. Por ejemplo, podemos tomar ½ taza de alcaparras escurridas, ¾ de una taza de mayonesa y ½ taza de crema de leche (nata semi-líquida).

La preparación consiste en licuar las alcaparras junto con la mayonesa hasta que alcanzar una mezcla homogénea. Posteriormente incorporamos la crema y mezclamos nuevamente. Añadimos sal y especias al gusto.

Otra receta típica de salsa con alcaparras es cuando estas se mezclan con aceitunas. Para prepararla necesitamos 50 g. de aceitunas negras (sin hueso), ½ cucharada de mostaza, 2 cucharadas de zumo de limón, 1 trocito de corteza de limón, sal, perejil y pimienta al gusto.

Primero batimos la mostaza con la sal, la pimienta, el zumo y la corteza de limón. Luego añadimos las aceitunas (previamente picadas) y finalmente incorporamos las alcaparras. Batimos nuevamente y probamos.

Una vez teniendo cualquiera de estas recetas de salsas de alcaparras podemos añadirlas a la carne de nuestra preferencia, o bien, a una ensalada o una tostada.

2. Salmón con alcaparras

Las alcaparras pueden utilizarse como acompañamiento de distintas carnes, incluido el salmón. Para preparar un salmón con alcaparras necesitamos: 250 gramos de salmón, 70 gramos de alcaparras, 30 gramos de mantequilla, aceite de oliva para freír y dos cucharadas de zumo de limón.

Después de haber marinado el salmón con sal y un poco de pimienta durante varios minutos, lo ponemos a freír en un sartén precalentado, añadiendo una cucharadita de aceite de oliva.

En otra sartén colocamos la mantequilla junto con el zumo de limón y una cucharada más de aceite de oliva. Cuando comiencen a hervir añadimos las alcaparras y ponemos sal al gusto. Dejamos cocinar durante algunos minutos y movemos levemente las alcaparras. Finalmente servimos el salmón y colocamos encima las alcaparras sazonadas.

3. Salmón con salsa de alcaparras

Otra receta similar a la anterior es la de salmón con salsa de alcaparras. Para prepararla necesitamos nuevamente 250 gramos de salmón. Esta vez no los freiremos previamente, sino junto con la salsa de alcaparras.

En un sartén ponemos a freír las alcaparras con un poco de mantequilla y vino blanco. Podemos usar las alcaparras enteras o bien, previamente batidas. Cuando el líquido generado por el vino y la mantequilla disminuya levemente, colocamos el filete de salmón y dejamos cocinar a fuego lento durante 10 - 15 minutos.

Colocamos media taza de nata líquida (crema de leche líquida) y damos la vuelta al filete cuando comience a cambiar de color. Cocinamos nuevamente por 10 minutos y servimos. Podemos decorar con unas ramas de eneldo.

4. Pollo con alcaparras

Para preparar pollo con alcaparras necesitamos: 2 cucharadas de aceite de oliva, 600 gramos de pollo (en filetes o trozos), ⅔ de taza de vino blanco, 2 cucharadas de zumo de limón, 2 cucharadas de alcaparras previamente escurridas, 2 cucharadas de cáscara de limón y 3 cucharadas de mantequilla.

La preparación es muy similar a las recetas anteriores con salmón. Primero ponemos a calentar un sartén grande y ponemos un poco de aceite de oliva. Posteriormente colocamos el pollo, y lo cocemos durante aproximadamente 4 minutos por cada lado.

Una vez hecho esto retiramos el pollo y colocamos en el mismo sartén el vino, el zumo, las alcaparras y la cáscara de limón. Dejamos hervir y revolvemos de vez en cuando. Cocinamos aproximadamente durante 2 minutos.

Después colocamos la mantequilla y seguimos cocinando a fuego lento durante 2 minutos más. Finalmente colocamos nuevamente el pollo sobre la sartén y apagamos el fuego, para servir inmediatamente.

El pollo con alcaparras es un plato delicioso y nutricionalmente muy completo. 

5. Pollo con alcaparras y aceitunas

Una receta similar a la anterior es la de pollo con alcaparras y aceitunas. Para esta necesitamos: filetes o piezas de pollo (aproximadamente 8), 4 dientes de ajo, 2 ajies, 1 cebolla, 1 cucharadita de orégano, 2 cucharadas de zumo de naranja, ¾ de taza de salsa de tomate, ½ taza de aceite de oliva, 2 tazas de agua, 15 aceitunas, 2 cucharaditas de ron, 1 cucharadita de alcaparras, sal y pimienta al gusto.

Primero ponemos a marinar el pollo con el zumo de naranja y después lo sazonamos con el ajo, el ají, el orégano, la sal y la pimienta. Cocinamos durante 10 a 15 minutos e incorporamos la cebolla y 1 cucharadita de ron.

Dejamos sazonando nuevamente mientras en otro sartén calentamos el aceite. Incorporamos el pollo y dejamos cocer a fuego lento durante 5 minutos. Posteriormente disolvemos la salsa de tomate con un poco de agua y la agregamos al pollo junto con las aceitunas, las alcaparras y la cucharadita de ron restante. Cocinamos durante 2 a 5 minutos más y finalmente servimos.

6. Ensaladas con alcaparras

Para preparar una ensalada de alcaparras, patatas y pepinos necesitamos: 1 kilogramo de patatas, 4 pepinos en vinagre (cortados en rodajas), 2 cucharadas de alcaparras, hojas de lechuga y sal de mar.

También necesitamos 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de perejil y pimienta negra. Estos son los ingredientes del aderezo. Para prepararla necesitamos hervir las patatas con agua y sal durante 20 minutos aproximadamente.

Cuando estén escurridas las pelamos y las cortamos en cubos. Después las colocamos en un plato hondo junto con los pepinos y las alcaparras. Por otro lado mezclamos los ingredientes del aderezo. Mezclamos los vegetales con el aderezo y revolvemos.

Para servir colocamos hojas de lechuga en un plato extendido y sobre ésta ponemos la ensalada de alcaparras, patatas y pepinos.

7. Alcaparras en vinagre (en conserva)

Ahora bien, ¿cómo podemos hacer nuestra propia receta de alcaparras en conserva? Para esto necesitamos 1 kilogramos de alcaparras frescas, 1 litro de vinagre, 15 hojas de albahaca y 4 cucharadas de sal de mar o sal gruesa.

Lo primero es lavar y poner a secar las alcaparras. Luego las colocamos en un recipiente o bandeja, las cubrimos con la sal y las dejamos reposar durante 3 días. Esto tiene que ser en un lugar fresco.

Una vez que han pasado los tres días, mezclamos el vinagre y la albahaca en una cacerola, y los cocemos durante dos minutos. Pasado este tiempo dejamos enfriar la mezcla.

Mientras, limpiamos las alcaparras (para retirar la sal) y las introducimos en botes de vidrio. Cuando estén ahí, añadimos el vinagre y la albahaca (siempre y cuando tengan una temperatura media).

Dejamos enfriar nuevamente durante unos minutos y finalmente tapamos los frascos. La recomendación es comer estas alcaparras en conserva al paso de dos años.

Referencias bibliográficas:

  • Atkins, R. y Atkins, V. (2005). El nuevo libro de cocina dietetica del Dr. Atkins. Simon & Schuster: New York.

  • Colón Soler, E., Castro, M. y Alcántara, M.L. (2002). Cocina dominicana. Ícara editorial: Barcelona.

  • Iglesias, M. (2012). Cocina con vegetales. Salteados, tartas y ensaladas. Ediciones Lea: Buenos Aires.

  • Mendiola Ubillos, Ma. Ángeles y Martín Montalbán, J. (2009). Plantas aromáticas gastronómicas. Ediciones Mundi-Prensa: Madrid.

  • Peschiera, E. (2004). Secretos de la cocina Peruana. Origo: Perú.  

  • Szwillus, M. y Fritzsche, D. (2006). Recetas sabrosas para diabéticos. Hispano-Europea: Barcelona.

  • Tomalini, M. (2016). Recetas secretas para encurtidos, conservas y almíbares. De Vecchi, S.A. : USA.

 

Comentarios