Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Bloody Mary (cocktail): leyenda y receta casera tradicional

El Bloody Mary es un famoso cóctel que, a diferencia de lo que se piensa, no recibe su nombre de la famosa leyenda de terror.
El Bloody Mary es cóctel conocido a nivel mundial que se elabora con vodka y zumo de tomate, entre otros ingredientes.  
 

Aunque no todos los paladares sepan apreciar la calidad de este famoso cóctel elaborado con vodka, el Bloody Mary es una de las bebidas alcohólicas más originales y características que existen. La historia de este combinado dista mucho de la leyenda de María Sangrienta pero aún así también es muy interesante.

Para conocer más sobre qué es el Bloody Mary y cómo se puede elaborar de forma casera en 4 sencillos pasos, en este artículo te proporcionamos todas las claves necesarias para poder hacerlo de una forma rápida y sencilla.

¿Qué es el Bloody Mary? Leyenda y características

El Bloody Mary es una bebida alcohólica hecha con vodka y zumo de tomate, ingrediente que le da ese color rojo característico. En general es un tipo de cóctel -o cocktail en inglés al cual se le añade normalmente tabasco o salsa picante que le da un toque fuerte y atrevido.

Es importante tener en cuenta a la hora de preparar esta bebida alcohólica que no es un tipo de combinado que le pueda gustar a todo el mundo por su sabor picante y ácido. Existen otro tipo de bebidas como los mojitos, el san francisco o los daiquiris que son más dulces y aptos para más paladares.

En relación a los ingredientes que pueden utilizarse pueden ser muchísimos. En el caso de la salsa picante no tiene porqué ser siempre tabasco, también puede ser salsa Worcestershire o Salsa Sriracha por ejemplo. Sin embargo, existen otros como el tomate, el vodka, la sal de apio o el rábano que no pueden faltar.

Todo es cuestión de ir conociendo sabores que puedan encajar en la mezcla e irlos combinando progresivamente para descubrir nuevas recetas y maneras de preparar los bloodymaries, siempre siguiendo una línea más original de base.

Leyenda de este cóctel

Aunque se crea que este combinado tiene relación con la popular leyenda de María Sangrienta o María Tudor no es para nada así y la coincidencia en sus nombres es solo una casualidad.

En relación a su historia real, este cóctel fue creado en París por Fernand Petiot. Se dice que este camarero sirvió la bebida a dos clientes de origen estadounidenses.

Ellos fueron quienes expresaron que el combinado les recordaba a una camarera que trabajaba en un bar llamado Bucket of Blood -o cubo de sangre en español- a la que por eso apodaban Bloody Mary.

¿Cómo elaborar esta bebida? Receta en 4 pasos

Como se ha comentado antes, aunque existan ingredientes muy básicos e imprescindibles para hacer este combinado, también hay otros que pueden modificarse. Si se quiere también se pueden utilizar para su elaboración maíz, cebolletas en vinagre, alcaparras, bacon, huevo duro e incluso queso. No obstante, en este artículo explicaremos cómo hacer este cóctel de forma tradicional.

1. Ingredientes

A continuación, se muestran los ingredientes más utilizados en la receta original. A la hora de condimentar nuestro Bloody mary también se puede probar a añadir ingredientes pimentón, pepinillos, aceitunas o guindillas para los amantes del picante.

  • 1,3 litros de zumo de tomate

  • 3 cucharadas de rábano picante

  • 2¼ cucharaditas de sal de apio

  • 3 cucharaditas de sal de ajo

  • Salsa de tabasco picante

  • Pimienta negra molida

  • 1 cucharada de sal de apio (para decorar)

  • Vodka (de buena calidad)

  • Aceitunas (par decorar)

  • Lima (para decorar)

El ingrediente principal del Bloody Mary es el zumo de tomate. 

2. Elaboramos el zumo de tomate casero

El zumo de tomate puede comprarse ya hecho o hacerse casero. Para hacerlo necesitaremos apio, 4 tomates frescos, 2 ramas de perejil, albahaca, pimienta, sal y aceite de oliva. Se coloca en una olla agua y sal y cuando hierve se ponen los tomates que luego se colocan en un bol con agua fría. Se limpian y retiran la piel y se añade en un recipiente con los demás ingredientes para luego licuarlos con una batidora.

3. Mezclamos con los demás ingredientes

Cuando tenemos nuestro zumo casero ya hecho, lo mezclamos con el rábano picante, la sal de apio y la pimienta negra en una jarra bien grande. Para evitar los grumos del zumo de tomate, puede colarse previamente con un colador muy fino. Seguidamente se añade a esta mezcla unas 15 gotas -o más dependiendo del gusto por el picante de cada persona- de salsa de tabasco a nuestro Bloody mary  

4. Preparamos y servimos el cóctel

Para servirla como es debido, ponemos la sal de apio en un plato pequeño. A continuación, sumergimos el borde del vaso donde serviremos la bebida en un poco de agua y se unta en la sal hasta que se impregne el borde. Para acabar nuestro cóctel, llenamos en el mismo vaso con el borde recubierto con sal con el hielo y añadimos unos 60 ml de vodka. Cubrimos lo que queda con la mezcla de tomate y decoramos el vaso finalmente con ingredientes como apio, aceitunas, bacon, langostinos cocidos, salsa picante, lima o limón, etc.

Referencias bibliográficas:

  • MacElhone, A. & MacElhone, D. (1996) [1986]. Harry's ABC of Mixing Cocktails. Souvenir Press. p. 35.
Comentarios