Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Gazpacho andaluz: receta con pepino, pimiento y cebolla

Descubre cómo preparar gazpacho andaluz al estilo tradicional y sus variantes, como el salmorejo.

 

El gazpacho es un plato tradicional del sur de la Península Ibérica que se ha popularizado en todo el mundo como consecuencia de la globalización. Suele prepararse como una bebida o caldo refrescante que resulta ideal para consumir en veranos cálidos. El tomate se ha convertido en su ingrediente más característico.

Hay muchas formas de hacer gazpacho. En este artículo te mostraremos una receta para preparar gazpacho andaluz con tomate, vinagre, aceite de oliva, pepino, pimiento y cebolla. Además te daremos ideas de otros ingredientes que puedes utilizar para preparar algunas de las múltiples variantes de este saludable y delicioso plato.

¿Qué es el gazpacho?

En la antigüedad el gazpacho se hacía con migas de pan, aceite de oliva y vinagre. No está claro dónde se originó este plato puesto que existen muchas variantes por todo el sur de la Península Ibérica, tanto en España como en Portugal, y algunas de ellas datan de la época del Imperio Romano.

Se trata de un plato saludable y fresco que se consume sobre todo en periodos y lugares cálidos. Debido a que en la parte interior de Andalucía los veranos son calurosos y secos y los olivares están muy extendidos, el gazpacho se popularizó especialmente en esta región.

El gazpacho andaluz es el más famoso, en particular el de Córdoba. La versión moderna de este plato incluye los tomates, que se empezaron a cultivar en Andalucía a partir de la llegada de los españoles a América Latina, de donde esta fruta es nativa. Sin embargo, hasta el siglo XIX no se añadió el tomate a la receta.

Otros ingredientes habituales del gazpacho andaluz incluyen el pepino, el pimiento, el ajo y la cebolla. Se puede servir como bebida refrescante o como plato de cuchara; dependiendo de cómo lo hagamos, los ingredientes se triturarán o se cortarán en trozos pequeños.

Receta para preparar gazpacho andaluz

A continuación os explicaremos cómo preparar un gazpacho andaluz. Variando un poco la receta se podrá hacer en trozos o triturado.

Ingredientes (para 6 raciones)

  • 3 tomates medianos maduros

  • 2 cucharadas de cebolla picada

  • 2 cucharadas de pan rallado

  • 1 pepino pequeño

  • 1 pimiento verde

  • 3 cucharadas de aceite de oliva

  • 1 ½ cucharadas de vinagre

  • ½ diente de ajo

  • 1 ¼ litros de agua

  • Perejil

  • Sal al gusto

  • Cubitos de hielo (opcional)

Preparación

En primer lugar tenemos que mezclar sal y vinagre en un recipiente. Cuando la sal se haya deshecho añadiremos 3 cucharadas de aceite de oliva y batiremos todos los ingredientes con un tenedor. Este proceso se denomina “majado”.

A continuación pasamos los ingredientes a una sopera. Poco a poco iremos añadiendo agua y batiendo con un tenedor para que se mezcle bien con el vinagre, el aceite y la sal. El siguiente paso es incorporar el pan rallado.

Machacaremos el diente de ajo y el perejil en un mortero, añadiendo una cucharada del caldo que hemos preparado previamente. Cuando hayamos completado este paso echaremos la mezcla del mortero en la sopera y removeremos. En este punto se recomienda dejar el caldo en la nevera durante más de 1 hora para que se enfríe.

Pelamos el pepino y el tomate, le quitamos las semillas a éste último y picamos ambos ingredientes junto con la cebolla y el pimiento. Lo incorporamos todo al caldo de la sopera. Antes de servir el gazpacho le podemos añadir cubitos de hielo para enfriarlo más aún.

Otra opción es usar una batidora para mezclar parte de los vegetales, aceite, vinagre y migas de pan del día anterior remojadas en agua. Tras dejar enfriar este caldo en la nevera, lo servimos por separado del resto del pan migado y de las verduras, en este caso picadas o en trozos, para que cada comensal pueda añadir los ingredientes a su gusto.

Otras variantes e ingredientes

En Andalucía, especialmente en la provincia de Córdoba, los gazpachos se dividen entre los rojos y los blancos; mientras que los primeros incluyen el tomate entre sus ingredientes, los blancos son más cercanos a la receta original, que estaba compuesto principalmente de vinagre, aceite y pan. Es habitual añadir huevo duro, almendras o piñones al gazpacho blanco.

Entre los gazpachos rojos encontramos el salmorejo, una variante espesa puesto que no se le añade agua. Es habitual añadir trocitos de huevo duro y virutas de jamón serrano al salmorejo.

El gazpacho manchego suele ser más caliente que el andaluz y se sirve con carne. Por su parte, el gazpacho extremeño es también muy espeso y se lo conoce como ‘cojondongo’.

Con frecuencia se incluyen frutas entre los ingredientes del gazpacho. Entre las frutas más populares encontramos la sandía, las fresas, el melón, las cerezas y el aguacate.

Por supuesto, podemos preparar gazpacho sin pan; esta receta no sólo es más ligera sino que además resulta especialmente saludable al incluir menos carbohidratos que las variantes que hemos mencionado hasta ahora. El gazpacho sin pan es apto para personas celíacas.

Comentarios
María Teresa vargas Romay
Me gustó esta receta,lo pondré a la práctica