Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Hidromiel: propiedades, relación con los vikingos y receta

El hidromiel es una bebida alcohólica y dulce conocida por su relación con el mundo vikingo.

 

El hidromiel fue la primera bebida alcohólica de la humanidad. En los últimos años se ha ido popularizando gracias a su aparición en diversas series y películas, tales como “Vikingos”, “Harry Potter”, “Juego de Tronos”, “El Señor de los Anillos” o “Beowulf”.

En este artículo vamos a explicar qué es el hidromiel, cuál es su historia y su relación con el mundo vikingo (y el Valhalla en particular) y dónde podemos comprarlo. Asimismo desarrollaremos una pequeña receta para preparar hidromiel en casa.

Hidromiel: ¿qué es? Propiedades de esta bebida

El hidromiel es la bebida alcohólica más antigua de la que se tiene constancia y se cree que es precursora de la cerveza. Está compuesta por miel, agua y pequeñas cantidades de ácido, que se introducen con el objetivo de contrarrestar el dulzor de la miel.

Esta bebida tiene propiedades nutritivas y enzimáticas. Puede servir además como revitalizante e incluso ayuda a realizar mejores digestiones.

Respecto a su origen, se cree que fue descubierta cuando el hombre trató de almacenar la miel para su posterior consumo como edulcorante hasta que se dieron cuenta de que ésta fermentaba y adquiría las propiedades de una bebida alcohólica.

La miel es un producto con una alta concentración de azúcares (80%), lo que impide el desarrollo de microorganismos siempre y cuando su contenido en agua sea inferior al 18-20%. Por encima de ese valor, se produce la fermentación espontánea.

Tipos (según ingredientes y elaboración)

Existen muchos tipos de hidromiel. Para su producción se pueden emplear frutos, frutas, jugos o zumos naturales de éstos, especias, malta, hierbas y esencias.

La intensidad de su sabor será distinta en función de lo dulce y fuerte que sea la miel de su receta. Los tipos de hidromiel que son más fuertes y dulces tienen un sabor a miel más intenso que los que son más secos o débiles. Asimismo, la cantidad de alcohol oscila normalmente entre el 8% y 18%.

El hidromiel y los vikingos

Para los vikingos, el hidromiel era el único alimento del dios Odín. En muchos cantares épicos nórdicos se recitan las propiedades de esta bebida, la función que tenía en sus reuniones y su vida después de la muerte en el paraíso del Valhalla, donde bebían hidromiel durante toda la eternidad.

Su importancia en la cultura vikinga es debida a la variedad de fabricación en su bebida y a las sustancias que se le añadían, como el hongo cornezuelo de centeno. Éste tiene un alto contenido en compuestos del ácido lisérgico -la base del LSD, una de las drogas alucinógenas más conocidas.

Esta bebida alcohólica adquirió una reputación mágica. Se asocia a veces al término “luna de miel”. Proviene de la costumbre vikinga de tomar bebidas fermentadas a partir de miel a lo largo de todo el mes (luna) posterior a la boda, lo que aseguraba fertilidad y el nacimiento de hijos varones.

En Irlanda aún existe la costumbre de despedir a los novios que parten hacia su viaje nupcial con un vaso de hidromiel.

¿Cómo se hace hidromiel? Receta en 7 pasos

Hacer hidromiel casero es muy sencillo; a continuación mostramos una sencilla receta para preparar esta bebida en casa. Los ingredientes que necesitaremos son 1 litro y medio de agua, medio kilo de miel pura y 1 gramo de levadura.

1. Calentar la miel

En primer lugar debemos calentar la miel para hacerla más fluida y retirar las posibles impurezas que pueda contener. Estas suelen ser restos de polen, al utilizar miel pura.

2. Calentar el agua

A continuación calentaremos el agua en una cazuela y añadiremos la miel poco a poco, removiendo sin parar. Hay que intentar crear una masa ligera y homogénea parecida a un jarabe.

3. Dejar enfriar

Cuando el hidromiel llegue al punto de ebullición será el momento de retirarlo del fuego y dejarlo enfriar. Normalmente quedará espuma en la parte superior de la cazuela; esta se puede retirar si se desea.

4. Añadir la levadura

El siguiente paso consiste en verter la mezcla de agua y miel en una botella de cristal o de plástico y añadir la levadura, el último de los ingredientes.

5. Eliminar los gases de la fermentación

Para eliminar los gases de la fermentación deberemos introducir una manguera que vaya a otra botella con un poco de agua.

Una alternativa es tapar ambas botellas con un corcho y hacerles un agujero para introducir las puntas de la manguera en ambas botellas. Con esto se evita que el aire entre pero la botella tiene una forma de eliminar los gases.

6. Dejar reposar

Una vez tenemos el hidromiel, habrá primero que cambiarlo de recipiente y dejarlo reposar durante tres semanas para que adquiera todas sus propiedades.

7. Usar un colador

Finalmente, usaremos un colador para evitar los posos que hayan quedado en el fondo del recipiente, y… ¡a disfrutar!

¿Dónde comprar?

En España existen diferentes tienda onlines y físicas donde se puede comprar esta mítica bebida vikinga. El problema es su elevado coste, ya que cada botella lleva alrededor de 600 gramos de miel; el hecho de que sea fabricado con miel pura o ecológica es lo que hace que el valor de esta bebida suba.

El precio de una botella de 75 cl. de hidromiel clásica ronda los 8-10 euros. Algunos ejemplos de tiendas españolas que comercializan con hidromiel son las siguientes:

  • Bodegas Valhalla, S. L.

  • Espuma de Cerveza

  • Birrapedia

  • Cervezas artesanas

Referencias bibliográficas:

  • Carmona, M., Zalcain, A., Alonso, G. L., & Salinas, M. R. (2002). La hidromiel y el vino, comparación de los aromas producidos durante su envejecimiento.  Revista de la Escuela Universitaria de Magisterio de Albacete, 17: 281-290.

Comentarios