Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Horchata: qué es, propiedades y cómo hacer una receta casera

La horchata y el agua de horchata son dos recetas distintas pero con características similares.

 

Con la llegada del verano y los meses del calor, procuramos tomar bebidas y alimentos refrescantes para pasar el trago de las altas temperaturas. Además de los clásicos refrescos procesados, existe una bebida refrescante conocida desde hace milenios por el ser humano y considerada milagrosa desde antaño. Nos referimos a la horchata.

Con el fin de conocer más acerca de esta bebida, en este artículo describiremos qué es la horchata, cuáles son sus propiedades y cómo se prepara el agua de horchata, así como la clásica horchata de chufa casera.

¿Qué es la horchata de chufa?

La horchata es una bebida dulce y refrescante parecida a la leche, elaborada a partir de la chufa, un pequeño tubérculo procedente de una planta llamada juncia avellanada.

Se considera que la horchata es un producto conocido desde hace milenios por las civilizaciones egipcia, musulmana y persa, y todas coincidieron en considerar esta bebida como un alimento muy beneficioso tanto por sus propiedades medicinales en general como por sus efectos diuréticos en particular.

La horchata es muy popular en la zona mediterránea, sobre todo en España, durante los meses de calor y especialmente en la región de Valencia, donde es tradicional beberla acompañada de unos dulces esponjosos y alargados llamados fartons.

La mayoría de gente que prueba por primera vez la horchata coincide en describirla como una bebida parecida a la leche pero más dulce, cuyo sabor les recuerda a la vainilla o la leche merengada.

El elemento principal de esta bebida es la chufa, un tubérculo que, mojado y molido, constituye parte fundamental en la elaboración de la horchata. No obstante, esta también puede elaborarse a partir de otros elementos, como el arroz, la cebada, las avellanas o las almendras.

Historia de esta bebida

Existe evidencia histórica de que la horchata llegó a Europa de la mano de los reinos árabes que poblaron la Península Ibérica durante la Edad Media. Estos pobladores cultivaban los ingredientes en el norte de África, principalmente por sus propiedades nutricionales, en la región donde actualmente se ubica Sudán.

Una vez los árabes llegaron a la península, importaron una serie de productos para cultivar debido a las mejores condiciones climatológicas; uno de estos productos fue la chufa.

A partir de ese obsequio que aportaron los árabes a la Península Ibérica, la chufa fue exportada al resto de países del continente europeo.

¿Cómo hacer horchata? Receta casera

El proceso tradicional de elaboración de la horchata consiste en triturar las chufas, prensarlas y colar el líquido resultante. Una vez obtenida la horchata pura se le pueden añadir otros ingredientes como azúcar o canela.

Aunque el proceso mencionado es el que se lleva a cabo de manera industrial, existen también recetas tradicionales con las que podemos elaborar una horchata casera tal y como se ha hecho durante siglos antes de la aparición de la tecnología para elaborarla de manera industrial.

La receta para elaborar una horchata casera no suele ser muy distinta de un país a otro; lo que suele cambiar es el elemento principal a partir del que se elabora. La receta tradicional consta de una cantidad considerable de chufa (normalmente es suficiente con unos 250 gramos por cada litro de agua), piel de limón, un litro de agua, canela y azúcar al gusto.

En algunos países latinoamericanos la horchata se elabora a partir de otros ingredientes. Es el caso de México, donde se consume horchata de arroz, y también los de Cuba, Puerto Rico y Venezuela, donde la horchata se elabora a partir de sésamo o ajonjolí.

Agua de horchata (horchata de arroz)

Además de la receta tradicional de la horchata elaborada con chufa, almendras, ajonjolí o cebada, existen otras formas de preparar una horchata refrescante para prevenir el calor. Este es el caso del agua de horchata o la horchata de arroz, una bebida consumida tradicionalmente en México y otros países vecinos.

El proceso para hacer agua de horchata es parecido al de la horchata de chufa. En este caso haremos el agua de arroz con harina de arroz o arroz clásico, azúcar, canela, vainilla, leche en polvo, agua y en ocasiones se le añaden almendras, coco o cualquier otro ingrediente que se desee.

Propiedades y beneficios

Los beneficios de la horchata para el organismo, elaborada de cualquier forma, son variados y conocidos desde hace siglos.

La horchata aporta una gran cantidad de energía al organismo, por lo que es una bebida que puede consumirse antes o después de realizar actividades físicas intensas.

Además favorece la digestión y preserva la salud del estómago de aquellas personas que puedan presentar problemas en su aparato digestivo.

La horchata previene la hipertensión gracias a su contenido en vitamina E y puede ser una bebida utilizada de manera moderada para aquellas personas que hagan dieta puesto que tiene un bajo valor calórico y prácticamente 0 nivel de grasas.

Comentarios