Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Cómo hacer leche de almendras casera: receta en 6 fáciles pasos

La leche de almendras es una alternativa vegetal y saludable a los productos lácteos de origen animal.

La leche de almendras es un producto cada vez más demandado tanto para personas que siguen una dieta vegana como para aquellos que quieren llevar a cabo una dieta algo más sana y con menos ingredientes de origen animal.

Cada vez es mayor el número de personas que conocen la gran cantidad de beneficios que aporta la leche natural de almendras. Por este motivo, en este artículo aprenderemos cómo se hace la leche de almendras de casera siguiendo la receta tradicional.

Leche de almendras: receta casera en 6 pasos

Esta receta casera de leche de almendras es muy sencilla de preparar cuando se ha adquirido práctica para hacerlo y el resultado puede llegar a ser tan nutritivo como sabroso.

Aunque la preparación es sencilla y solamente son necesarios dos ingredientes, no debemos pasar por alto todos los beneficios que nos aportará la leche de almendras resultante.

A continuación resumimos la receta de la leche de almendras casera en 6 sencillos pasos, con la que podremos obtener un rico y nutritivo sustituto de la leche de vaca o de cualquier otro tipo.

1. Preparar los ingredientes

Los ingredientes para la receta casera de leche de almendras son solamente dos: primero almendras, la cantidad es opcional, si queremos prepararla para nosotros solos 200-250 gramos, si queremos que sea para más gente, utilizaremos más cantidad; y por otra parte el agua, que deberá ser el triple de la cantidad de almendras utilizadas.

Conviene tener en cuenta, como indicamos a continuación que la receta casera de la leche de almendras requiere dejar en remojo toda la noche las almendras en un recipiente con agua, por lo que es recomendable ser previsible y planificar su preparación.

2. Macerar las almendras

Antes de empezar a hacer nuestra receta de leche de almendras habremos tenido las almendras en un recipiente con agua toda la noche. Con el fin de ablandar las almendras es necesario que estas estén en remojo por lo menos unas 10-12 horas, si las tenemos más tiempo no pasa nada e incluso puede servir para asegurar que estas se ablandan lo necesario.

Además de ser necesario para nuestra receta casera de leche de almendras, ablandar con agua las almendras o cualquier otro fruto seco es un remedio excelente para aquellas personas que presentan algún problema de digestión con este tipo de alimentos.

3. Triturarlas junto con el agua

Una vez tenemos las almendras lo suficientemente blandas, las quitaremos del recipiente con agua y las lavamos. A continuación las pondremos en una trituradora o cualquier otro artilugio que nos sirva para tal efecto junto con el agua, y las trituramos.

Recordemos que la cantidad de agua será 3 o 4 veces mayor que la cantidad de almendras utilizadas. Las almendras deben estar triturándose por lo menos 1 minuto. Esta es la forma correcta de hacer leche de almendras y que esta nos quede perfecta.

4. Colar la mezcla

Una vez hemos triturado las almendras con el agua, colaremos el resultado para separar la pulpa de la almendra de la “leche” resultante, que es lo que nos interesa. Para colar la mezcla podemos utilizar un colador clásico o bien un colador especial de tela de los que se utilizan para elaborar quesos y todo tipo de leches vegetales.

La pulpa sobrante podemos tirarla o bien guardarla y aprovechar para hacer cualquier tipo de receta que pueda hacerse con ese ingrediente, como veremos a continuación.

5. Servir la leche de almendras

Una vez tenemos lista nuestra leche de almendras casera, la podemos servir directamente para tomar o bien podemos meterla durante unas horas en la nevera o en el congelador para tomarla fría.

Además de eso, podemos edulcorar nuestra leche de almendras hecha en base a la receta tradicional con azúcar clásico, stevia, vainilla natural o procesada o bien cualquier otro edulcorante que se nos ocurra.

La leche de almendras es un alternativa deliciosa y saludable a la leche de procedencia animal.

6. Aprovechar la pulpa

Con el fin de no desperdiciar ninguno de los elementos resultantes de esta receta casera de leche de almendras, podemos aprovechar la pulpa de la almendra que obtenemos como excedente de una gran variedad de formas.

Las maneras clásicas que tenemos de aprovechar la pulpa de la almendra es elaborando una harina de almendra, que nos puede servir para muchas recetas diferentes, o bien también podemos hacer en última instancia una salsa dulce hecha en base a avellanas que acompañe cualquiera de nuestros postres.

Bibliografía:

  • Lincoln, J. (2016). Ditching Dairy? Here's a Cheat Sheet to the Tastiest Milk Alternatives. Vogue. Extraído de www.vogue.com

  • Rebecca Burn-Callander (2014) How the UK is going crazy for almond milk. The Daily Telegraph. Extraído de www.telegraph.co.uk

Comentarios