Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Pasta con salmón (fresco o ahumado): recetas fáciles y deliciosas

Son muchas las recetas que podemos elaborar con pasta y salmón tanto ahumado como fresco.
Aprendemos a cocinar pasta con salmón con estas 5 recetas fáciles y deliciosas.

 

Cuando queremos cocinar algo bueno, fácil y de manera rápida, solemos optar por preparar pasta. No necesitamos receta e incluso a veces improvisamos y nos quedan unos platos riquísimos.

Sin embargo, solemos caer en la rutina y al final siempre acabamos comiendo la pasta con un simple sofrito de tomate o acompañada de alguna salsa que compramos ya preparada.

Por esta razón, hoy os presentamos una de las combinaciones más deliciosas: pasta con salmón. Sus variedades pueden ser infinitas, desde utilizando salmón ahumado o fresco hasta preparando diferentes salsa con este pescado azul acompañado con champiñones o gambas.

5 recetas de pasta con salmón

Para preparar la pasta con salmón, sea de la clase que sea, podemos utilizar el tipo de pasta que más nos guste, como macarrones, tallarines, espaguetis o farfalle, ya que funciona con cualquiera de ellas.

Las recetas más populares de este tipo de plato es cocinando la pasta con salmón ahumado o añadiendo salmón fresco que cocinaremos junto con el resto de ingredientes. Se suelen presentar con un salsa que la podemos elaborar con o sin nata.

A continuación os enseñamos cómo preparar 5 versiones de este plato, dos recetas fáciles y deliciosas que se preparan de manera muy rápida y sencilla.

1. Pasta con salmón fresco (con nata)

En esta receta cocinaremos un filete de salmón fresco, con el que conseguiremos disfrutar de un plato completo, ya que a la pasta le añadimos la ración de proteína y grasa saludable necesaria para una dieta equilibrada. El salmón nos aporta 180 calorías y aproximadamente 11 gramos de grasa, como Omega-3, por cada 100 gramos de pescado. Además, también nos aporta vitamina A y vitamina B12.

Para preparar este plato para 4 personas necesitamos: 400 g de tallarines (o cualquier otra clase de pasta que sea de nuestro gusto), 250 g de filete de salmón fresco, media cebolleta, 1 ajo, 200 ml de nata ligera, 60 ml de vino blanco, un manojo de perejil cortado, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.

Primero de todo, cogemos una olla y la llenamos con 4 litros de agua y añadimos una cucharada de sal. Los cocineros expertos de pasta italianos, suelen decir que necesitamos 1 litro de agua por cada 100 gramos de pasta y unos 7 gramos de sal para que así no haga falta después añadirle más de este condimento.

Una vez empiece a hervir, añadimos la pasta y dejamos cocerla según el tiempo que nos indique cada fabricante. Sin embargo, generalmente tenemos que dejar cocer los tallarines aproximadamente 6 minutos, los espaguetis unos 7 u 8, los macarrones 9 minutos y los farfalle suelen tardar unos 10 minutos. No obstante, estos tiempos son orientativos y es mejor guiarnos por lo que dice la marca, ya que suele variar bastante de un fabricante a otro.

Un truco para que la pasta no se nos pase, es apagar el fuego justo en la mitad del tiempo de cocción. Tapamos la olla y la dejamos en el agua el tiempo que queda restante. Después, la probamos, la pasta estará al dente. Si la queremos un poco más blanda, podemos dejarla reposar durante unos minutos más. Pasado el tiempo correspondiente, la escurrimos y guardamos un poco de agua de la cocción.

Mientras, prepararemos la salsa. Primero rallamos la cebolleta, picamos el ajo y el perejil. Cogemos una sartén, calentamos un poco de aceite y sofreímos la cebolleta, el ajo y el perejil durante un par de minutos.

Cortamos el salmón fresco a dados y lo añadimos a la sartén. Lo doramos por ambos lados durante unos minutos y añadimos el vino blanco y la nata ligera. Debemos cocinar todos los ingredientes a potencia baja durante 3 minutos. Pasado este tiempo, apagamos el fuego, tapamos el recipiente y dejamos reposar.

Añadimos la pasta a la sartén junto con dos cucharadas del agua de cocción y la pimienta. Cocinamos durante 2 minutos a fuego flojo sin dejar de remover. Dejamos reposar y servimos.

Podemos elaborar estas recetas de salmón tanto con pasta fresca como con pasta seca.

2. Espaguetis con salmón ahumado (sin nata)

Otra versión de este tipo de preparación es cocinándola con salmón ahumado. Esta es una receta más fresca para el verano y, además, es muy fácil y rápida de hacer. En esta ocasión la cocinaremos sin nata, utilizando simplemente leche. También podemos sustituir los espaguetis por otro tipo de pasta, sin embargo funciona muy bien con ellos ya que simularemos una salsa carbonara ligera.

Para preparar esta receta necesitamos: 400 g de espaguetis, 150 g de salmón ahumado, 2 quesitos ligeros, 120 ml de leche, zumo de medio limón, pimienta blanca, una cucharadita de estragón seco y sal.

Primero añadiremos agua en una olla y la llevamos a ebullición. Incorporamos sal y un poco de aceite. Cuando el agua empiece a hervir, añadiremos la pasta y la dejamos cocer hasta el tiempo que se nos indique en el envase. Para los espaguetis suelen ser unos 7 u 8 minutos para que estén al dente.

Para asegurarnos, cuando lleven 7 minutos podemos probar uno para ver si la textura es de nuestro agrado. Si los notamos un poco duros, los podemos dejar unos minutos más. Pasado el tiempo correspondiente de cocción, los escurrimos y los reservamos.

Seguidamente, en un cazo añadimos la leche y calentamos. Cuando empiece a humear, añadimos los quesitos cortados a trozos y dejamos reposar durante unos segundo y removemos, añadiendo un poco de pimienta blanca y sal. No dejamos de remover hasta que consigamos una textura cremosa. Entonces, apagamos el fuego.

Cortamos en tiras el salmón ahumado y lo agregamos a la salsa junto con el zumo del limón. Añadimos la salsa por encima de los espaguetis y espolvoreamos un poco de estragón.

Podemos añadir todo tipo de verduras a nuestras recetas de pasta con salmón.

3. Espaguetis con salmón ahumado y gambas

Una vez aprendidas las recetas anteriores, preparar otros platos con estos ingredientes es sumamente sencillo.

Por ejemplo, una de ellas es espaguetis con salmón ahumado y gambas. Para prepararla tan solo necesitamos gambas cocidas, salmón ahumado y queso de untar. Prepararemos una salsa calentando el queso a fuego lento y salteamos el resto de ingredientes. Es una receta muy sencilla y con un resultado espectacular y dejará a todos boquiabiertos.

4. Tallarines con salmón ahumado y calabacín

Otra de las formas de cocinar estos ingredientes es con calabacín. Por ejemplo podemos hacer unos tallarines con salmón ahumado y un aderezo con calabacín cocido a fuego lento junto con ajo, medio vaso de vino blanco y la piel de un limón. El resultado es una receta ligera y muy sana, ya que nos aporta nuestra ración de carbohidratos, proteína, vegetales y grasas saludables necesaria en cada comida.

5. Macarrones con salmón y champiñones

También podemos preparar un plato más fresco para el verano, como unos macarrones con salmón y champiñones. Para ello tan solo necesitamos saltear los champiñones juntos con salmón fresco y verduras a nuestro gusto, como puede ser cebolleta, zanahoria y calabacín. Finalmente mezclamos las verduras, los champiñones y el salmón que hemos pochado a los macarrones cocidos.

Comentarios