Queso vegano: tipos, recetas y cómo hacerlo en casa

Conocemos las diferentes recetas para hacer queso vegano en casa y los diferentes tipos y usos que existen de este.
Existen centenares de tipos de quesos veganos y los podemos hacer nosotros mismos en casa.

 

El queso es uno de los productos más consumidos en todo el mundo. Solo en Estados Unidos, cada persona consume más de 17 Kg al año y en Europa la media está en 17,2 Kg. Además, solo en España existen 26 denominaciones de origen protegidas, así que existen una infinidad de tipos de quesos.

Sin embargo, con la creciente popularidad de las dietas veganas u otro tipo de dietas sin consumo de lácteos, podemos comprar en el supermercado muchos tipos de quesos veganos sin lácteos.

Estos productos están elaborados a partir de una variedad de ingredientes de origen vegetal y los podemos encontrar en una amplia selección de tipos y sabores.

En este artículo explicaremos cómo hacer queso vegano, dónde y qué tipos podemos comprar y cómo los podemos utilizar en nuestra dieta.

¿Cómo hacer queso vegano? 2 recetas

Existen tantas recetas de queso vegano como tipos de quesos de origen animal. Desde untables, hasta curados o frescos, las variedades son muchas. A continuación os contamos cómo hacer queso vegano de almendra y de anacardos. Dos sencillas recetas ideales para complementar tus comidas y para sustituir el queso tradicional con lácteos.

1. Queso de almendra

Con esta receta prepararemos un queso vegano seco, ideal para degustarlo acompañado con pan o troceado en ensaladas u otro tipo de platos.

Para elaborar este tipo de queso vegano de almendra necesitamos: 150 g de harina de almendras, 4 cucharadas soperas de zumo de limón, 3 cucharadas soperas de Aceite de Oliva Virgen Extra, 2 dientes de ajo, media taza de agua (unos 120 ml) y una pizca de sal. 

Primero colocamos todos los ingredientes en una licuadora y los trituramos hasta que se forme una masa homogénea y compacta. Después colocamos toda esta mezcla sobre una tela para quesos, una malla fina o una gasa. Debemos hacer un nudo fuerte, formando una bola y apretando bien la mezcla.

Seguidamente, colocamos la bola sobre un colador con un recipiente debajo, ya que irá goteando agua, y lo guardamos en la nevera durante 12 horas. Pasado este tiempo, podemos terminar de hacerlo de dos maneras.

La primera es colocar la bola en un envase de plástico con agujeros. Debemos añadir un poco de peso encima para que adopte la forma del envase. Lo dejamos reposar durante 48 horas.

La segunda opción es más rápida. Debemos precalentar el horno a 100ºC y engrasar, con aceite, un molde. Añadimos el queso y lo horneamos durante 40 minutos. Debe quedar ligeramente dorado y su superficie cuarteada.

2. Queso de anacardos

Otra receta popular de queso vegano es prepararlo con anacardos. Con esta sencilla receta obtendremos un producto untable y cremoso ideal para preparar pizzas o para untarlo con pan.

Para elaborarlo necesitamos: media taza de anacardos, media taza de leche de soja, 3 cucharadas pequeñas de agar agar, 3 cucharadas soperas de fécula de tapioca, 2 cucharadas soperas de levadura de cerveza, 1 cucharada pequeña de ajo en polvo, 1 cucharada pequeña de cebolla en polvo, 2 cucharadas soperas de zumo de limón, 1 cucharada pequeña de sal, 1 cucharada sopera de pimentón ahumado y 1 cucharada sopera de orégano.

Debemos dejar en remojo los anacardos durante la noche antes de hacer la receta. Después los lavamos bien y los escurrimos. Seguidamente, añadimos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y lo trituramos bien, hasta conseguir una mezcla homogénea, sin grumos y cremosa. Para conseguir esta textura podemos tardar hasta 5 minutos.

Vertemos la mezcla en un cazo y la calentamos a fuego medio hasta que llegue a ebullición, unos 5 minutos aproximadamente, sin dejar de remover para evitar que se pegue. Posteriormente, engrasamos dos moldes redondos y cubrimos uno de ellos con pimentón ahumado y el otro con orégano. Vertemos la mezcla en los dos moldes.

Para terminar, colocamos los dos recipientes en la nevera y dejamos que cuaje hasta el día siguiente. Pasado este tiempo, los desmoldamos y ya tenemos listo el queso vegano con anacardos y pimentón y con orégano.

El queso vegano de anacardos se puede hacer en formato untable. 

¿Cuántos tipos existen?

De quesos veganos podemos encontrar tantas variedades y clases como existen del tradicional a base de lácteos. Esto nos permite disfrutar de ellos de la misma manera que lo hacemos con el típico y que nuestra transición a la cocina vegana y sin lácteos sea fácil.

La mayoría de estos quesos veganos están disponibles en todos los supermercados, aunque los tipos y presentaciones que ofrecen pueden variar de un lugar a otro.

Así, una de las variedades más populares es el queso vegano rallado. Muchas marcas importantes ahora ofrecen este producto como si fuera mozzarella o cheddar. Esta variedad es la mejor para espolvorear en pizzas, tacos y patatas.

Otra opción que se nos ofrece es el cremoso. Este tipo es ideal para untar en panecillos y tostadas o para usar en salsas cremosas. Al igual que el queso cremoso tradicional, también lo encontramos en una variedad de sabores.

En los supermercados también es fácil encontrarlo en formato bloque, ofreciendo muchas variedades para poder elegir el que más se adapte a nuestros gustos. Se suelen presentar como estilos de queso cheddar, gouda o provolone. Este tipo se suelen utilizar para bocadillos y sándwiches

Lo quesos blandos también los encontramos en su variedad vegana, incluyendo estilos como ricotta, brie y camembert. Estos son ideales para aperitivos con tostadas y mermeladas.

También podemos disponer de queso vegano parmesano, como una excelente opción para pizza y pasta. Lo podemos encontrar como cuña o rallado.

Finalmente, otra de las opciones que disponemos es para dips. Este producto se caracteriza por ser una salsa de queso, elaborada especialmente para acompañar nachos u otro tipo de dips. Es un excelente opción para aperitivo o como entrante.

Toda esta clase de quesos veganos nos proporcionan una gran variedad de recetas y de oportunidades para sustituir el tradicional. Los podemos encontrar fácilmente en la sección de alimentación especial de los supermercados o en tiendas especializadas.

Es fácil encontrar lugares dónde comprar quesos veganos, pero hacerlo en casa es una opción mucho más saludable.

¿Dónde se puede comprar?

Si queremos comprar quesos veganos, podemos dirigirnos a un supermercado con sección de alimentos veganos y dietas especiales. Algunos de los locales que ofrecen esta opción es el Carrefour, Lidl y Mercadona. Sin embargo, hay que leer la lista de ingredientes, ya que muchos incorporan aceite de coco refinado, almidón y saborizantes, que lo convierten en un producto muy procesado y poco saludable.

Si queremos adquirir un producto con unos ingredientes con un poco más interesantes, nutricionalmente hablando, podemos acercarnos hacia una tienda especializada, donde la oferta es más variada y podemos comprar quesos veganos más saludables. Sin embargo, es importante fijarnos también en la lista de ingredientes para asegurarnos que adquirimos un buen producto.

Otra de las opciones que hoy en día utiliza más gente para comprar quesos veganos es hacerlo a través de internet. La oferta de tipos, sabores y calidades son muy variadas, y eso lo convierte en uno de los mejores medios para adquirir este producto.

Sin embargo, la mejor manera de poder disfrutar de un queso vegano de calidad es preparándolo nosotros en casa, eligiendo y seleccionando ingredientes de calidad, de proximidad y controlando en todo momento el proceso. Preparar una receta de este producto es mucho más fácil de lo que nos podemos pensar y existen una gran variedad para elaborar el tipo de queso que más nos guste.

Referencias bibliográficas:

  • Cevallos Frutos, M. C. (2018). Aprobación de técnicas gastronómicas de vanguardia al desarrollo de productos veganos (Bachelor's thesis, Quito: Universidad de las Américas, 2018.).

  • Fox, P. F., Guinee, T. P., Cogan, T. M., & McSweeney, P. L. (2017). Processed cheese and substitute/imitation cheese products. In Fundamentals of cheese science (pp. 589-627). Springer, Boston, MA.

  • Lightowler, H., & Davies, J. (1998). The vegan dairy. Nutrition & Food Science, 98(3), 153-157.