Recetas con pepino: cómo cocinarlo en 5 platos deliciosos

Descubrimos 5 sencillas y deliciosas recetas con pepino tanto frías como calientes.
Descubrimos 5 deliciosas recetas con pepino. 

 

El pepino es, sin duda alguna, un alimento maravilloso, que podemos preparar, degustar y disfrutar en cualquier momento del año. De apariencia característica y fácilmente distinguible, textura suave y sabor refrescante, existen una amplísima variedad de recetas donde esta exquisita hortaliza se convierte en el ingrediente principal por excelencia.

No obstante, ¿cómo podemos cocinar el pepino en casa para disfrutar de todo su sabor y cualidades? Y, más aún, ¿qué recetas son ideales para poder conseguir los mejores resultados? Te ofrecemos 5 recetas con pepino muy sencillas de preparar, que se caracterizan por tener algo en común: ¡están riquísimas!.

¿Cómo se puede cocinar el pepino?

Aunque lo más habitual es consumirlo crudo (principalmente en forma de ensalada) o encurtido (acompañado de mostaza y pan), ¿sabías que también es posible cocinarlo?.

Probablemente te sorprenda, pero existen distintas técnicas que permiten preparar el pepino en la cocina, y cocinarlo de la misma manera que lo hacemos con otras hortalizas y verduras:

Al horno

Es una de las formas de preparación más sencillas, y sobre todo, más saludables. Solo tienes que lavar bien el pepino, cortarlo por la mitad con un cuchillo de forma horizontal, y con la ayuda de una cuchara retirar las semillas que encontrarás en las dos mitades.

Corta el pepino en varias tiras verticales, colócalos en un cuenco grande y añade un poco de sal por encima, reservando durante 30 minutos. Luego coloca las tiras de pepino en un colador y enjuágalas con abundante agua fría, para retirar la sal.

Pon papel de horno en la bandeja, esparce el pepino en ella, vuelve a sazonar al gusto, y hornea a 190 ºC durante 1 hora. Es fundamental que, cada 25 minutos, remuevas las tiras para evitar que se quemen.

Frito

Es otra opción igual de sencilla. Solo tienes que seguir los mismos pasos indicados en la receta anterior, lavando bien el pepino, cortándolo por la mitad, retirando sus semillas con la ayuda de una cuchara, y cortarlo en varias tiras. Colócalo en un cuenco grande, añade sal, revuelve y deja reposar 30 minutos. Luego sitúa los trozos en un colador y enjuaga con agua fría, dejando que se sequen.

Una vez secas, es el momento de freírlas. Para ello, añade un poco de aceite de oliva en una sartén, y cuando esté caliente, fríe los trozos de pepino en ella (bastará con mantenerlos al fuego entre 4 a 5 minutos aproximadamente).

Las recetas con pepino pueden incluir desde más hortalizas hasta carnes y pescados. 

 

5 recetas con pepino fáciles y deliciosas

Aunque es muy habitual saborear el pepino crudo (preferiblemente en ensalada), también existen otras opciones para prepararlo. Te proponemos 5 recetas con pepino distintas para comerlo o beberlo fácilmente en casa, disfrutando así de todas sus increíbles cualidades.

1. Ensalada alemana de pepino (Gurkensalat)

Si te apasiona el sabor refrescante del pepino, y deseas elaborar una receta ligera ideal para los días de calor, esta deliciosa ensalada original de Alemania te encantará.

Ingredientes

  • 5 pepinos

  • Pepinillos encurtidos (al gusto)

  • Yogur natural

  • Puerro

  • Limón

  • Vinagre de manzana

  • Eneldo

  • Pimienta negra molida

  • Sal

Preparación

Lava bien los pepinos, córtalos en varios trozos verticales y reserva. Luego haz lo mismo con los pepinillos encurtidos, pero esta vez córtalos en rodajas. Colócalos en un cuenco grande y añade sal, dejando en reserva 30 minutos. Pasado este tiempo, enjuágalos bien para eliminar el exceso de sal, y escúrrelos.

Pela el puerro y córtalo muy finamente.

En un cuenco grande pon los pepinos cortados, las rodajas de pepinillos, el eneldo, un chorrito de limón, el yogur, el eneldo, el vinagre de manzana y la pimienta negra molida.

Mézclalo todo bien. ¡Listo! A reservar en la nevera.

2. Ensalada rápida de pepino y yogur

Siguiendo los pasos de la receta anterior podemos preparar en apenas 5 minutos una ensalada de pepino igual de refrescante, pero aún más sencilla, ya que solo necesitarás 3 ingredientes.

Ingredientes

  • 2 pepinos

  • Eneldo fresco (o molido en especia)

  • Yogur natural

Preparación

Lava bien los pepinos, y luego córtalos en rodajas. Para retirar el exceso de agua, colócalos en un cuenco grande, añade sal y deja así durante 30 minutos. Luego, transcurrido este tiempo, enjuágalos bajo el chorro de agua fría para retirar el exceso de sal.

Colócalos en un nuevo cuenco. Añade el yogur natural y el eneldo (que puede ser fresco o molido), y mezcla bien.

Se aconseja servir bien fría.

3. Pepino al gratén (gratinado)

Si prefieres una receta caliente, el pepino al gratén que te proponemos en esta ocasión es una opción excelente, y una forma completamente diferente de disfrutar de esta maravillosa hortaliza.

Ingredientes

  • 1 pepino grande

  • 60 g de queso rallado

  • 25 g de pan rallado

  • 25 g de mantequilla

  • Pimienta negra molida

  • Sal

Preparación

Calienta el horno en primer lugar a 220º C.

Lava bien el pepino y córtalo en rodajas. Pon agua en un cazo, añade sal, y cuece el pepino durante 4 minutos hasta que alcance el punto de ebullición. Luego escurre bien con la ayuda de un colador.

Engrasa una fuente para horno con un poco de aceite, coloca la mitad del pepino. Añade ahora un poco de queso y de pan rallado, y la mitad de la mantequilla.

Haz ahora otra capa con el resto del pepino, del queso y del pan rallado. Termina con el resto de la mantequilla, y espolvorea al gusto con pimienta negra molida.

Cocina a 220º C durante 20 minutos, hasta que observes que la cobertura se encuentre dorada y crujiente.

El agua de pepino es una receta fácil y refrescante para los días de verano. | m

 

4. Jugo refrescante de pepino y limón

El pepino no solo puede comerse, también puede beberse. En esta ocasión te explicamos cómo hacer un refrescante jugo de pepino y limón, ideal para tomar con hielo en los días de verano.

Ingredientes

  • 1 pepino grande

  • 1 limón

  • Medio vaso de agua

Preparación

Lava bien el pepino. Córtalo en rodajas y colócalas en el vaso de la batidora (o licuadora). Parte el limón por la mitad, y exprímelo bien, reservando su jugo.

Añade al vaso de la batidora el jugo de limón recién exprimido. Incorpora también el agua.

Bate o licúa todo bien, hasta que todos los ingredientes se integren.

¡Listo! Se aconseja servir muy frío, acompañado con hielo y una rodaja de limón.

5. Agua de pepino

El agua de pepino se convierte en otra excelente receta para disfrutar de las distintas cualidades que nos ofrece esta hortaliza. Por ejemplo, destaca por ser una reconocida bebida con propiedades adelgazantes, alcalinizante, depurativa y diurética.

Ingredientes

  • 1 pepino grande

  • Medio limón

  • 1,5 litros de agua

Preparación

Lava bien el pepino, pélalo y córtalo en varias rodajas (si lo deseas, puedes reservar algunas para el momento de servir la bebida). El resto colócalo en la licuadora y extrae su jugo.

Pon el agua en una jarra de cristal y añade el jugo de pepino recién obtenido. Mezcla bien.

Parte el limón y exprímelo. Incorpora el jugo de limón.

Para terminar, reserva en la nevera. Al momento de servir se aconseja añadir a la jarra las rodajas de pepino que reservamos anteriormente.

Como hemos visto a lo largo de la presente nota, no solo podemos disfrutar del pepino en forma encurtida o cruda. Y a ti, ¿cómo te gusta más?

¿Cuántos tipos de pepino existen? Principales variedades para usar en la cocina

Aunque habitualmente tendemos a utilizar el típico pepino común para cualquier receta, lo cierto es que la naturaleza nos brinda la posibilidad de escoger entre distintas variedades o tipos.

Concretamente, podemos dividirlas en cinco grandes grupos:

1. Variedad de Oriente Próximo y Asia

Por lo general, poseen un tamaño generalmente pequeño y delgado.

2. Variedad americana

Poseen un tamaño algo más pequeño, debido a que su crecimiento es algo más lento. Además, gracias a que tienen una piel más fina, es habitual que se usen para encurtir, al facilitar la penetración de la salmuera. Debemos diferenciarlos a su vez de los pepinos americanos “para rodajas”, que son más gruesos y cortos.

3. Variedad europea

Son típicamente largas y delgadas, de carne húmeda, piel tierna y fina, y semillas sin formar. Su sabor suele ser más suave, y prácticamente no tiene amargor.

4. Variedad armenia

Consisten en realidad en un melón africano, pero con forma alargada.

5. Pepinillos gherkin

De apariencia redonda, consisten en un fruto espinoso de alrededor de 2 a 3 centímetros de longitud.

Comentarios