Verduras al horno: receta fácil e ideal para pollo o pescado

Las verduras al horno son muy saludables e ideales para acompañar pollo o pescados como la merluza.

.

 

Es conocido por todo el mundo que una dieta variada y equilibrada debe incluir una gran cantidad de frutas y verduras. Aunque a primera vista pueden no parecer muy atractivas al paladar de muchas personas, existen una gran cantidad de maneras de cocinar y preparar las verduras.

Una de de las formas en las que quedan más sabrosas es si cocinamos las verduras en el horno; de este modo evitaremos el exceso de aceite y podremos hacer otras cosas mientras las verduras se preparan casi solas.

En este artículo explicaremos cómo hacer verduras al horno, una receta fácil y deliciosa por sí misma pero también ideal para acompañar nuestros platos de carne (como el pollo) o pescado (merluza y salmón, por ejemplo). También podemos acompañarlas de patatas y otras hortalizas.

Verduras al horno: ¿por qué comerlas?

La mayoría de personas, al pensar en platos cocinados con verdura, tienden a imaginar preparaciones hervidas o la plancha; sin embargo, las verduras al horno son una alternativa de preparación que, además de saludable y sencilla de preparar, puede resultar muy sabrosa, por lo que ni los oponentes a las verduras podrán resistirse a ella.

La primera y más atractiva de las ventajas de cocinar verduras al horno es que se potencia el sabor y adquieren una textura muy agradable. Además, mientras que otros tipos de elaboraciones como la cocción pueden hacer que las verduras pierdan valor alimenticio, en el horno los nutrientes permanecen en mayor medida y en algunas, como las carlotas, incluso aumentan.

Asimismo, las verduras al horno son sumamente fáciles de preparar puesto que requieren poco más que escoger y cortar las verduras, aderezarlas y dejarlas en el horno el tiempo requerido, convirtiéndose de este modo en la guarnición perfecta para muchos platos -del pollo a pescados como la merluza o el salmón.

En cuanto a los tipos de verduras que se pueden preparar en el horno, cualquier tipo de verdura u hortaliza de raíz como las patatas, los boniatos o las zanahorias son perfectas para asar en el horno.

Por otro lado, existen otras alternativas menos conocidas e igual o más sabrosas y saludables que estas como el brócoli o las coles de Bruselas, el calabacín, las cebollas, los pimientos, el repollo e incluso los tomates.


Receta de verduras al horno (fácil y saludable)

A continuación ofreceremos una serie de indicaciones generales para una receta de verduras al horno saludable y fácil de preparar. Los ingredientes y utensilios que necesitaremos serán:

  • Verduras y/o hortalizas al gusto

  • Aceite de oliva

  • Sal, pimienta y otros condimentos al gusto

  • Bol

  • Bandeja de horno

  • Papel de horno (opcional)

1. Cortar y aderezar

Antes que nada seleccionamos y cortamos las verduras en pequeños pedazos, justo del tamaño de un bocado, y las mezclamos con un buen aceite de oliva virgen en un bol profundo.

Utilizaremos el suficiente aceite para que nuestras verduras luzcan relucientes y brillantes pero no tanto como para que se forme un charco de aceite en el fondo.

Generalmente una o dos cucharadas de aceite bastarán para preparar la receta. El aceite no solamente favorece que las verduras se cocinen de manera uniforme sino que además aporta una textura crujiente y potencia el sabor, lo cual nos permite obtener unas verduras irresistibles.

A continuación agregamos un poco de sal, pimienta negra o cualquier otro condimento al gusto del cocinero. Al igual que en el caso del aceite, debemos ser generosos pero no excedernos. Mezclaremos las verduras con algún utensilio de cocina o incluso con las manos para que el aderezo se reparta de manera uniforme.

2. Repartimos las verduras por la bandeja

En este segundo paso, y una vez están cortadas y aderezadas, extendemos las verduras a lo largo de la bandeja del horno. Las podemos colocar sobre un papel de horneado para evitar que se peguen a la bandeja.

Debemos procurar que quede espacio entre los trocitos de verduras; si estas quedan pegadas se cocinan al vapor en lugar de tostarse, cosa que no queremos.

Ante de nada debemos precalentar el horno a 200º -la temperatura ideal para tostar la mayoría de verduras, aunque podemos aumentar o disminuir la temperatura en función de si queremos una preparación más rápida y superficial o bien una más lenta e intensa.


3. Hornear hasta que se vean tostadas

Una vez que el horno llega a la temperatura deseada, introducimos las verduras en su interior y las horneamos hasta que estén lo suficientemente tiernas como para perforarlas fácilmente con un tenedor. Además podremos ver que algunos de los trozos quedan con los bordes ligeramente carbonizados.

Las verduras más blandas se cocinan con más rapidez, mientras que vegetales más duros como las patatas o el boniato necesitan de algo más de tiempo, por lo que si queremos combinarlas será mejor que estemos atentos. También podemos utilizar bandejas diferentes que sacaremos en el momento en que nos parezca conveniente.

Además hay que tener en cuenta que las piezas de menor tamaño se cocinan más rápidamente que los trozos más grandes. Recomendamos revisar el estado de las verduras cada 15 minutos aproximadamente, hasta ver los bordes ligeramente carbonizados.

Estos bordes chamuscados hacen que las verduras al horno tengan más sabor, por lo que, aunque veamos que ya están tiernas y cocidas, recomendamos continuar con el horneado hasta que se tuesten los bordes.

En caso de duda es mejor dejar las verduras entre 5 y 10 minutos más, ya que es muy poco probable que queden carbonizadas y, con toda seguridad, quedarán más sabrosas.

Consejos finales para la preparación

En el caso de que queramos preparar un acompañamiento o guarnición con diferentes tipos de verduras, tenemos diferentes opciones de preparación:

  • Hornear individualmente los diferentes tipos de verduras.

  • Emparejar y hornear aquellas verduras que puedan requerir de horneados similares (es decir, separar entre las verduras y hortalizas más duras y las más blandas).

  • Hornear por etapas: comenzar por hornear primero las verduras más duras y que requieren más tiempo e ir agregando el resto de verduras en función de su dureza.



Comentarios

envía el comentario