6 consejos para mejorar el descanso en personas mayores

La calidad del sueño es esencial para el bienestar
6 consejos para mejorar el descanso en personas mayores | Cedida

A medida que el número de velas en tu pastel de cumpleaños aumenta, puedes descubrir que te despiertas más temprano o más veces durante toda la noche. ¿Es tu caso o el de la persona mayor a la que estás ayudando?

Sabemos que es agotador despertarse con frecuencia por la noche para ayudar a tu adulto mayor. Pero a menudo es necesario asegurarse de que esta persona no se caiga, salga de la casa o se lastime accidentalmente. Los sillones con ruedas pueden ayudarte a cuidar mejor de esta persona tan especial.

Hay muchas razones por las que las personas mayores se despiertan por la noche, pero una de las principales es el dolor crónico. Y si duermen en una posición que no soporta su cuerpo adecuadamente, esto puede crear una presión adicional que empeora su dolor.

¿Cuánto sueño necesitan las personas mayores?

Los cambios en el sueño ocurren naturalmente a partir de los 60 años. Los cambios en los niveles de hormonas y melatonina pueden significar que se tarda más tiempo en dormirse, que se duerme más fácilmente o que se despierta más a menudo por la noche. Tal vez nos acostemos más temprano y nos levantemos con los pájaros. Pero los estudios muestran que las personas mayores todavía necesitan de siete a ocho horas de sueño por noche.

La falta de sueño no debe tomarse a la ligera. Deprime nuestro sistema inmunológico, interfiere con nuestras actividades diarias, aumenta la confusión, afecta a nuestro humor y concentración y puede provocar caídas. Es realmente tan importante para la salud como una buena nutrición, ejercicio regular y una actitud positiva. Por lo tanto, si no duermes bien debes tener en cuenta los siguientes consejos.

Cómo mejorar el descanso

Hay centenas de trucos que nos pueden ayudar a obtener un mejor descanso. Te sugerimos algunos que te pueden ayudar:

Presta atención a tu dieta

Llenar el plato con alimentos nutritivos, proteínas magras y grasas saludables para el corazón puede ayudar a dormir bien. También es una buena idea abastecerse de fruta que contenga minerales que ayuden a relajar los músculos y a dormir más rápido.

Prueba a tomar una bebida caliente como leche caliente o una infusión  justo antes de irte a la cama para ayudar a regular la producción de melatonina.

Es importante que si eres sensible a la cafeína, limites su consumo y la ingieras sólo en la mañana o mediodía.

Desarrolla una rutina de sueño más regular

Acuéstate a la misma hora todas las noches. Duerme en la misma posición, bebe una taza de leche caliente o té de hierbas, toma un baño caliente en la bañera…

Lo más importante es encontrar una rutina que funcione para ti y entrene tu mente y tu cuerpo para que sea hora de dormir.

Reduce el estrés

Si tienes demasiadas cosas en la cabeza, puede ser una carga cuando te vas a la cama. Si te sientes demasiado ocupado, establece prioridades para lo que es importante y delega cuando lo necesites.

Si el estrés y la ansiedad te mantienen despierto, intenta meditar antes de acostarte para despejar tu mente. Por último, si las tareas diarias se han vuelto demasiado difíciles, considera la posibilidad de contratar a un cuidador para que te ayude con el transporte, las compras o las tareas domésticas.

Trata de usar más almohadas si tienes dolores corporales

Algunas personas que duermen de costado usan una almohada entre las rodillas, por ejemplo. Si duermes boca arriba, una pequeña almohada debajo de las rodillas reducirá la tensión en la columna vertebral.

También es importante tener en cuenta la calidad y la antigüedad del colchón. Un colchón de mala calidad puede perjudicar nuestra postura y producir dolores en diferentes partes del cuerpo, además de afectar nuestro descanso diario.

Realiza actividad física diaria

Realizar actividad física en el día nos ayudará a estar cansados a la hora de dormir, y a dormir más profundo. Sin embargo, los expertos recomiendan no hacerlo de 2 o 3 horas antes de la hora de acostarse.

Haz una visita al médico

Si sigues teniendo dificultades para dormir, consulta a tu médico para descartar cualquier problema médico subyacente. Algunos medicamentos también pueden contribuir al insomnio. Por lo tanto, asegúrate de preguntar a tu médico sobre los efectos secundarios de los medicamentos que estás tomando.

"Factores que debes tener en cuenta a la hora de comprar una mascarilla" "MediSkin, el gel hidroalcohólico preferido para la desinfección y prevención frente a la Covid-19"