¿Qué es el agua alcalina? Beneficios, usos y cómo hacerla en casa

El agua alcalina suele ser utilizada por las personas deportistas para reducir el cansancio muscular.
El agua alcalina es beneficios por sus propiedades antiácidas y antioxidantes. 

 

El agua alcalina es un tipo de agua ionizada que se determina porque el nivel de ph alcalino de ésta es más grande que 7 en la escala ácido base. Aunque no existe ningún estudio que certifique todos sus beneficios, hay otros que apoyan ciertas propiedades atribuidas a su propiedad alcalina.

En este artículo revisaremos qué es el agua alcalina, para qué sirve y qué beneficios se le atribuyen. Además, aprenderemos cuáles son los métodos caseros disponibles para hacer agua alcalina en casa.

¿Qué es el agua alcalina? Características

Para definir el concepto de agua alcalina primero debemos conocer la definición de alcalinidad. La basicidad o alcalinidad de agua corresponde a la medida de su capacidad de ésta para neutralizar los ácidos. Esta propiedad en las aguas naturales es producida por algunas sales de ácidos débiles que contienen por defecto.

Por lo tanto el agua alcalina -conocida como un tipo de agua ionizada- la cual su nivel de potencial de hidrógeno (pH) alcalino es superior a 7 en la escala ácido base -que va de 0 a 14, siendo 7 el punto neutro.

Debido a que tiene un tipo de antioxidante negativo promueve la producción de oxígeno y la eliminación de ácidos sobrantes del organismo, corrigiendo el balance ácido-básico del cuerpo y ayudando a regenerar las células de nuestro cuerpo.

Es por eso que es considerado un antioxidante y antiácido natural que elimina los desechos ácidos que se producen en la digestión y por ende, también previene el desarrollo de ciertas patologías y combate ciertos problemas tales como el reflujo gástrico.

El agua de los deportistas

El agua alcalina es recomendada normalmente para los deportistas ya que ayuda a reducir la fatiga de los músculos, regula la acidez del cuerpo que se produce al realizar ejercicios muy intensos y es una fuente natural de antioxidantes.

Cuando se realiza un sobreesfuerzo de forma constante, el cuerpo sufre deshidratación, así como un aumento de ácidos que puede llegar a dificultar la excreción de ácido láctico en los músculos, creando más sensación de fatiga.

Es por eso que se les suele aconsejar el consumo de agua alcalinizada antes y después de realizar el ejercicio, junto con una alimentación saludable y específica.

El agua alcalina es utilizada por deportistas ya que disminuye el cansancio muscular. 

¿Para qué sirve? Propiedades y beneficios

No obstante, es importante remarcar que no existe ningún estudio que haya validado al 100% todas las virtudes en la prevención y tratamiento de enfermedades crónico-degenerativos. En cambio, para otras como el reflujo gastroesofágico si se ha visto positivo. A continuación, mostramos algunos beneficios sí demostrados y  asociados al agua alcalinizada.

1. Promueve la eliminación de toxinas

Uno de los beneficios clave atribuidos a este tipo de agua ionizada es la promoción en la eliminación de toxinas del organismos.

En algunos casos, las toxinas pueden llegar a originar ciertas enfermedades. La propiedad alcalina del agua no solo las ayuda a eliminar sino también alcaliza el cuerpo y de esta manera ayuda a prevenir y paliar ciertos problemas gastrointestinales, de estreñimiento, entre otros.

Neutralizando la acidez gástrica ayuda también a realizar una buena digestión, así como a mejorar la circulación del cuerpo.

2. Previene el envejecimiento prematuro

Siguiendo con el beneficio alcalino anterior, se consigue indirectamente prevenir el envejecimiento prematuro del cuerpo al eliminar más fácilmente el exceso de toxinas en el organismo.

Lo que se promueve a la vez es la oxigenación de las células, ayudándoles a regenerarse y manteniendo así los órganos hidratados y sanos.

3. Neutraliza los ácidos

El agua alcalina hidrata y neutraliza de forma natural los ácidos del organismo. De esta manera se puede llegar a perder peso ya que se reduce el almacenamiento de grasa si se sigue una dieta y un estilo de vida saludables.

Cuando un organismo presenta un nivel de alcalinidad sano se pierde peso mucho más fácilmente que si tuviera un nivel de acidez más elevado.

4. Propiedades en el sistema inmunológico

Tal y como se ha dicho antes, el agua alcalina ayuda a eliminar de manera natural los radicales libres del cuerpo. Estos pequeños átomos pueden llegar a dañar el sistema inmunológico y si este está débil, las enfermedades e infecciones pueden aparecer más fácilmente.

El agua ionizada lo que hace es obtener de una forma natural más antioxidantes naturales para el cuerpo y de esta manera, combatir y neutralizar a los radicales libres.

5. Equilibra los niveles de pH

El cuerpo humano de por sí ya mantiene el equilibrio alcalino-ácido de la sangre pero existen ciertas situaciones donde el ácido prevalece aún. Comer cierto tipo de alimentos tales como carnes grasas, azúcares procesados o el café, ayuda a aumentar la acidez en el organismo.

Esto provoca que las células de nuestro cuerpo no funcionen de una forma realmente óptima y el organismo tiene que trabajar más para restablecer este equilibrio. El agua ionizada puede ayudar a restablecer este equilibrio de una forma más fácil.

Podemos hacer agua alcalina casera con agua del grifo hervida. 

¿Cómo hacer agua alcalina?

Aunque la forma más sencilla de obtener agua alcalina es comprar aparatos que la convierten directamente o tabletas que se pueden agregar al agua, existen algunas formas caseras para poder hacer agua alcalina.

La primera forma consiste en hervir agua de grifo durante unos 5 minutos para que así su pH de 7,2 -aproximadamente- pase a ser de un 8,4.

Otro método es agregar media cucharada pequeña de bicarbonato de sodio a un vaso de agua también para aumentar su pH.

Finalmente, otro método casero más fácil consiste en coger 2 recipientes y llenar uno con agua para después verterlo en el vacío desde cierta altura y repetir el proceso unas 9 veces.

Las burbujas que se producen cuando el agua cae consiguen aumentar algunas décimas de su pH.

No obstante y debido a que no todos los estudios de este tipo de agua son concluyentes, recomendamos preferir el consumo de agua pura de las montañas, así como seguir una alimentación rica en frutas y verduras.

Referencias bibliográficas:

  • Koufman, J. A., & Johnston, N. (2012). Potential benefits of pH 8.8 alkaline drinking water as an adjunct in the treatment of reflux disease. Annals of Otology, Rhinology & Laryngology, 121(7): 431-434.

  • Zeng, K., & Zhang, D. (2010). Recent progress in alkaline water electrolysis for hydrogen production and applications. Progress in Energy and Combustion Science, 36(3): 307-326.