Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Albahaca (ocimum basilicum): cuidados, propiedades y para qué sirve

La albahaca es una planta medicina con múltiple propiedades y que solamente necesita de unos pocos cuidados en el hogar.
La albahaca es una planta aromática y medicinal con múltiples propiedades relacionadas con la inflamación. 

 

Procedente de Asia, la albahaca es una planta aromática y medicinal que se utiliza en la cocina condimento. Asimismo sus propiedades medicinales la convierten en una hierba muy útil para tratar enfermedades inflamatorias, así como para prevenir el envejecimiento.

A continuación, revisaremos qué es la albahaca, cuáles son sus cuidados, qué propiedades presenta y para qué sirve esta planta. También explicaremos qué cuidados principales se han de tener en cuenta para cultivarla.

¿Qué es la albahaca (ocimum basilicum)?

La albahaca es una planta aromática anual de la familia de las Lamiaceae que también es utilizada como hierba medicinal. Su nombre científico es el de Ocimum basilicum y es una hierba natural de Pakistán, India, Irán y regiones tropicales de Asia. Fueron los griegos y los romanos quienes le extendieron por toda Europa.

Principalmente, cuando se habla de esta planta medicinal se hace referencia a la albahaca común o moruna. No obstante, también existe otro subtipo más fino muy parecida a la común pero cultivada en menor cantidad. A diferencia de la moruna, sus hojas son más pequeñas y tiene un aroma más suave. Existen además 150 especies más de esta panta.

En relación a sus características, suele crecer en climas tropicales de forma perenne de crecimiento bajo no superior a los 130 cm. Sus flores son tubulares y de un color violeta o blanco.

Equívocamente esta planta se ha creído como venenosa y se asociaba a Satanás. En la Antigua Grecia representaba el odio, la desgracia y la pobreza. No obstante actualmente se considera una planta muy apreciada.

En Murcia y Alicante, regiones de España se denomina como alhábega y se utiliza como remedio natural contra los mosquitos. También se utilizaba como elemento sanador que expulsaba malos espíritus en culturas caribeñas y cubanas. En México se utiliza para atraer la fortuna colocándola en las ventanas y puertas de los negocios.

En la cocina, la albahaca se utiliza como un condimento que puede añadirse en guisos, vinagretas, ensaladas, así como en platos de pasta y pizzas. En Italia suele utilizarse en muchas recetas. Su hoja también se incluye en al comida vietnamita, indonesia y tailandesa.

Pueden aromatizar a los pescados y las carnes, salsas como la de tomate y la de pesto, albóndigas y otros platos. También se utiliza mezclada con otras especias. Junto con el tomillo y el ajo, se pueden potenciar su sabor. Sin embargo no se debe abusar de su cantidad en la comida y añadirla al final de la preparación para que no pierda su aroma ni sabor.

Entre los tipos más adecuados para cultivarla se incluyen la albahaca de canela, de limón y la morada. La variedad morada es principalmente cultivada para decorar jardines y habitaciones, así como por su olor característico.

Cuidados principales de esta planta medicinal

La albahaca es una planta medicinal muy aromática y perfecta para tenerla en casa. Asimismo si la tenemos en el hogar nos ayudará a ahuyentar a los mosquitos. Es muy sensible a las heladas y se cultiva con semillas que se pueden plantar fácilmente en macetas durante la primavera.

En relación a sus cuidados, debe tenerse en lugar donde le dé el sol. Sin embargo cuando hace demasiado calor deben colocarse en algún sitio con un poco de sombra. Necesitan también de un suelo húmedo y con drenaje para que puedan brotar adecuadamente. Los caracoles suelen ser los principales enemigos de esta hierba aromática.

A la hora de consumirse es importante comerla fresca para que no pierda su aroma. Para procurar conservarla bien se pueden secar las hojas. Para ello se colocan en un lugar oscuro, sin humedad y ventilado, guardandolas en frascos de vidrio.

Las hojas de albahaca fresca no se pueden guardar en la nevera porque de esta manera perderán su sabor y aroma característico. Por ello, se pueden meter en tarros de cristal sumergidas en aceite de oliva. De esta manera también se puede aromatizar y conseguir un fantástico aceite de albahaca para aliñar ensaladas y platos de forma diferente.

En general, es una planta medicinal que puede sembrarse fácilmente y que crece de forma rápida. Para sembrarla lo primero es alejarla de climas fríos. En relación a los principales cuidados necesarios para esta planta se incluyen los siguientes:

  • Ponerla en un sitio soleado

  • Regarla durante la mañana

  • Proporcionarle un suelo drenado con un pH de 6 a 7

  • Recoger sus hojas de forma regular, Recortar las flores para evitar que afecten a su sabor

  • Podarla de forma regular

  • En verano regarla 2 veces al día

  • Vigilar que no le de el frío

Los principales cuidados de la albahaca incluyen tenerla al sol y proporcionarle agua todas las mañanas.

¿Para qué sirve? Propiedades y beneficios

La albahaca común tiene un fuerte olor a clavo por su alta cantidad de eugenol que contiene. La albahaca de limón en cambio tiene un olor cítrico al tener el componente químico limoneno.  

Es utilizada en la medicinal tamil y ayurvédica India. Esta hierba tiene una alta cantidad en múltiples vitaminas y minerales como los siguientes:

  • Retinol (vitamina A)

  • Vitamina C

  • Vitamina K

  • Calcio

  • Hierro

  • Magnesio

  • Manganeso

  • Potasio

La investigación ha demostrado que esta hierba presenta muchos aceites esenciales que son ricos en compuestos fenólicos y en polifenoles como los flavonoides y las antocianinas. Entre sus principales beneficios y propiedades se incluyen los detallados a continuación.

1. Efectos anticancerígenos

En la actualidad, existen estudios que buscan descubrir el potencial de la albahaca para prevenir el cáncer gracias a sus compuestos como el eugenol, el ácido rosmarínico, la apigenina, el myretenal, la luteolina, el betasisterol y el ácido carnósico.

Estos agentes activos pueden ayudar al organismo a prevenir cánceres como el de la piel, el hígado, la boca y los pulmones.

No obstante, estas investigaciones todavía se encuentran en fases muy tempranas de desarrollo, por lo que se necesita mucha más investigación sobre estos posibles efectos.

En la gastronomía, la albahaca es muy utilizada en las recetas de pizzas, ensaladas o en los aliños para carnes y pescados. 

2. Previene el envejecimiento

La albahaca ayuda a prevenir algunos efectos del envejecimiento. Su extracto puede eliminar las moléculas dañadas por el efecto de los radicales libres en el hígado, el cerebro y el corazón. Sus propiedades antioxidantes promueven la juventud.

3. Reduce la inflamación y la hinchazón

Al ser rica en betacariofileno puede llegar a ser útil para tratar la artritis y las enfermedades inflamatorias del intestino. Asimismo esta hierba medicinal puede reducir la inflamación de las articulaciones.

Sus efectos sobre la hinchazón son similares a los observados por otro medicamento antiinflamatorio utilizado para tratar la artritis. Su consumo complementario entonces, podría llegar a ser útil en enfermedades inflamatorias.

4. Beneficios antibacterianos

Gracias a su contenido en aceites volátiles como el estragol, el linalol, el eugenol o el limoneno -entre otros- se le atribuyen propiedades antibacterianas muy potentes que evitan el crecimiento bacteriano. Agregar hojas frescas de albahaca a los platos como la ensalada puede ayudar a reducir la cantidad de bacterias dañinas que pueda contener.

Referencias bibliográficas:

  • Baliga, M. S., Jimmy, R., Thilakchand, K. R., Sunitha, V., Bhat, N. R., Saldanha, E., Rao, S., Rao, P., Arora, R., & Palatty, P. L. (2013). Ocimum sanctum L (Holy Basil or Tulsi) and its phytochemicals in the prevention and treatment of cancer. Nutrition and cancer, 65(1): 26-35.

  • Patil, D. P., Mhaske, D. K., & Wadhawa, G. C. (2011). Antibacterial and antioxidant study of Ocimum basilicum Labiatae (sweet basil). Journal of Advanced Pharmacy Education & Research. 2: 104-112.

 

  

 

 

Comentarios