Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Alimentos alcalinos: qué son, lista y beneficios

Descubrimos qué y cuáles son los alimentos alcalinos, y sus propiedades beneficiosas para la salud.
La mayoría de verduras o vegetales se caracterizan por ser alimentos alcalinos.

 

Si investigamos un poco podremos encontrar infinidad de dietas y consejos de alimentación, a cada cual con resultados más prometedores que el anterior. Sin embargo, hay un tipo de dieta que está ganando adeptos a una velocidad vertiginosa: la dieta basada en alimentos alcalinos.

¿Pero qué hay de verdad en todo la información que encontramos? Para conocer mejor este tipo de alimentación, a lo largo de este artículo explicaremos qué y cuáles son los alimentos alcalinos y los beneficios de esta dieta centrada en la acidez y los niveles de pH.

¿Qué son los alimentos alcalinos?

La dieta basada en alimentos alcalinos, también conocida como dieta de ácidos alcalinos o dieta pH, es que una dieta que, mediante el consumo de una serie de alimentos específicos considerados como alcalinos, ayuda a equilibrar el nivel de pH de los fluidos del cuerpo.

El pH hace referencia al potencial de hidrógeno. Es forma de medir la acidez o alcalinidad de los fluidos y tejidos de nuestro cuerpo y se determina en una escala del 0 al 14. Cuanto más ácida es una sustancia, menor es su pH y cuanto más alcalino, más alta es la cifra. Un pH de 7 es considerado como un pH neutro.

Sin embargo, dado que el pH óptimo de nuestro cuerpo suele estar en torno a 7,4, los expertos sugieren que el pH más saludable debe de ser ligeramente alcalino. Además, los niveles de pH varían según las diferentes regiones del cuerpo y según cómo nos alimentemos, siendo el estómago la zona más ácida del organismo.

El pH de nuestro cuerpo está parcialmente determinado por la densidad mineral de los alimentos que ingerimos. Según una hipótesis conocida como “ácido-ceniza”, los alimentos ricos en proteínas y grano, con una baja cantidad de potasio, producen una carga ácida en la dieta, un aumento del calcio en la orina y la liberación del calcio del esqueleto; lo que lleva a enfermedades como la osteoporosis, entre muchas otras.

La dieta alcalina se basa en esta hipótesis para crear un listado de alimentos alcalinos que pueden evitar que esto suceda, teniendo cuidadosamente en cuenta los niveles de pH de estos y con el objetivo de limitar la ingesta de ácido.

Tanto en las personas en cualquier organismo vivo, las alteraciones en el pH, por pequeñas que sean, pueden causar problemas importantes a nivel de salud. De ahí la importancia de procurar incluir en nuestra dieta diaria alimentos alcalinos como los del siguiente punto.

Lista de alimentos alcalinos

Los expertos en nutrición y en este tipo de dietas recomiendan, siempre que sea posible, intentar comprar las variedades orgánicas de estos alimentos. El motivo es que el tipo de suelo en el que se cultivan las plantas y los alimentos puede influir de forma significativa en su alcalinidad y en su contenido de vitaminas y minerales; y los suelos orgánicos ricos en minerales tienden a ser más alcalinizantes.

La lista de los mejores alimentos alcalinos incluye:

1. Frutas y verduras frescas

En las frutas y verduras, cuanto más frescas mayor alcalinidad. Asimismo, algunos de los alimentos con más propiedades alcalinas son: hongos y champiñones, cítricos, dátiles y pasas, espinacas, tomates, aguacate, rábano, hierba de cebada, pepino, col rizada, hierba de trigo, brócoli, orégano fresco, ajo, jengibre, escarola, sandía, apio, higos, plátanos maduros.

Además, se recomienda consumir buena parte de estos alimentos en crudo. El proceso de cocinado puede eliminar los minerales alcalinizantes, por lo que se recomienda aumentar la ingesta de alimentos crudos o bien, tratar de extraer los jugos o cocer al vapor ligeramente.

2. Alimentos ricos en proteínas vegetales

Las almendras, las habas y los distintos tipos de frijoles son buenos ejemplos de alimentos alcalinos ricos en proteínas vegetales.

3. Agua alcalina

El agua alcalina tiene un pH de entre 9 y 11. Actualmente, existen unos filtros de osmosis inversa para el agua que, si bien esta continúa siendo ligeramente ácida, es mejor opción que el agua del grifo y que el agua purificada embotellada.

También podemos agregar gotas de limón, lima o bicarbonato para aumentar un poco la alcalinidad del agua.

4. Bebidas verdes

Las bebidas hechas a partir de vegetales verdes son ricas en alimentos alcalinos y en clorofila. Esta última es estructuralmente similar a nuestra sangre, por lo que ayuda a alcalinizarla.

Los alimentos alcalinos ayudan a aumentar la densidad ósea y la masa muscular.

Beneficios de estos alimentos

La fama de las dietas basadas en estos alimentos viene dada por la gran cantidad de beneficios y propiedades que se le atribuyen. A continuación, analizamos algunos de los beneficios de los alimentos alcalinos que se encuentran respaldados por la ciencia.

1. Favorece la densidad ósea y la masa muscular

La ingesta de minerales juega un papel esencial en el desarrollo y mantenimientos de las estructuras óseas. Según los estudios, cuanto más alcalinas sean las frutas y las verduras que comemos, mayor es la protección contra el desgaste óseo y muscular que se produce con el envejecimiento y, como consecuencia, mayor es la protección contra enfermedades óseas como la osteoporosis.

No obstante, existen estudios que contradicen estos datos y sugieren que estas teorías ignoran el papel de los riñones y los pulmones a la hora de controlar el pH del organismo, así como la pérdida de colágeno proteico en el hueso característica de la osteoporosis y que, irónicamente, está relacionada con unos niveles bajos de ácido en la dieta.

2. Alimentos alcalinos y cáncer

Según algunas investigaciones, cuando las células carecen de suficientes minerales para deshacerse de los desechos u oxigenar el cuerpo, nuestro organismo sufre. La absorción de vitaminas se ve comprometida y los agentes patógenos se acumulan en el cuerpo.

Un estudio publicado en el British Journal of Radiology, sugería que la muerte celular característica del cáncer podía ocurrir con mayor probabilidad en un ambiente ácido. Por lo tanto, se hipotetiza que la prevención del cáncer está asociada al seguimiento de una dieta alcalina.

Sin embargo, otras revisiones centradas en la relación en la acidosis inducida por la dieta y el cáncer, concluyen que no existe un vínculo directo. Estas investigaciones argumentan que aunque los alimentos alcalinos pueden alterar el pH, las células cancerosas no están restringidas a ambientes ácidos y que los tumores crean la acidez por sí mismos. Así que no es ambiente ácido el que crea el cáncer, es el cáncer el que produce un ambiente ácido.

Todas estas contradicciones solamente significan una cosa: que todavía queda mucho por investigar y que, si bien ahora parece no haber una relación clara, esta puede ser una prometedora vía de investigación sobre la relación entre estos alimentos y la prevención del cáncer.

3. Disminuye el riesgo de hipertensión

Debido a que la dieta alcalina es rica en alimentos como frutas y verduras, los cuales son una gran fuente de antioxidantes, uno de los beneficios de estos es que disminuyen la inflamación y mejoran la salud cardiovascular, ofreciendo protección contra problemas muy comunes como el colesterol alto, la hipertensión o los cálculos renales.

4. Disminuye el dolor crónico

Otros estudios han encontrado una relación entre la ingesta de alimentos alcalinos y una disminución en los niveles de dolor crónico. Estos sugieren que la acidosis crónica contribuye al dolor de espalda crónico, dolor de cabeza, espasmos musculares, dolores menstruales, inflamación y dolor articular.

5. Ayuda a mantener un peso saludable

Limitar el consumo de alimentos que promueven la formación de ácido y aumentar el consumo de alcalinos puede proteger nuestro organismo de la obesidad al disminuir los niveles de leptina y la inflación, algo que afecta directamente a la sensación de hambre y a la capacidad de nuestro cuerpo para quemar grasa.

Entre algunos de los alimentos considerados como “anti-alcalinos” se incluyen:

  • Alimentos procesados con alto contenido en sodio

  • Cereales procesados

  • Bebidas con cafeína y alcohol

  • Avena y productos de trigo integral

  • Leche

  • Cacahuetes y nueces

  • Pasta, arroz, pan y productos de grano envasados

Referencias bibliográficas

  • Cunningham, E. (2009). What impact does pH have on food and nutrition?. Journal of the American Dietetic Association, 109(10): 1816.

  • Dwyer, J., Foulkes, E., Evans, M. & Ausman, L. (1985). Acid/alkaline ash diets: time for assessment and change. Journal of the American Dietetic Association, 85 (7): 841–845.

  • Hanley, D. A., Whiting, S. J. (2013). Does a high dietary acid content cause bone loss, and can bone loss be prevented with an alkaline diet?. Journal of Clinical Densitometry, 16: 420–425.

 

Comentarios