Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Asclepio (Esculapio), dios griego de la salud y Portador de la Serpiente

Asclepio, patrón de los médicos, es el dios griego que portaba la vara de Esculapio, símbolo de la medicina.
Asclepio o Esculapio es el dios griego de la medicina y de la salud.

La vara de Esculapio es el símbolo universal de la medicina. Este icono representa un bastón con una serpiente enroscada y se trata de una imagen originalmente asociada a Asclepio, patrón de los médicos y dios griego de la salud, de la medicina y de la sanidad.

En este artículo revisaremos de forma sintética los atributos asociados al dios Asclepios y los mitos griegos relativos a este personaje. Asimismo explicaremos cuál es la relación entre Esculapio y la constelación de Ofiuco (“el Serpentario”) y hablaremos de otros dioses de la salud.

Asclepio, patrón de los médicos

En la Grecia Clásica, al menos entre los siglos V a.C. y I d.C. aproximadamente, el dios Asclepio o Asclepios fue venerado como patrón de los médicos. Se llegaron a erigir templos sagrados de la medicina que llevaban el nombre “Asclepeion” en honor a esta divinidad de la salud. El más importante de los Asclepeion se hallaba en Trikala, al noroeste de Grecia.

Como es sabido, la cultura de la Antigua Roma se vio influida de forma fundamental por la griega; esto es particularmente evidente en la equivalencia entre los dioses de los dos panteones. Los romanos llamaban “Esculapio” a su dios de la salud, que comparte todos los atributos fundamentales con el griego Asclepio.

La importancia de Asclepio para la medicina de la Era Clásica en Occidente queda reflejada, por ejemplo, en la primera frase del Juramento Hipocrático, escrito aproximadamente en el siglo III a.C., que hace referencia al propio Asclepios y también a sus hijas Higía y Panacea, de quienes hablaremos en el próximo apartado. El género de plantas “Asclepias” también debe su nombre al dios griego de la medicina.

Ruinas del templo de Asclepio (Asclepeion) en Cos, lugar natal de Hipócrates.

El mito del dios griego de la salud

Según el mito griego, Asclepio era el hijo de Apolo, dios de las artes y asociado también a la salud, y de una mujer humana llamada Coronis. Tras la muerte de Coronis (durante o el parto o como castigo por ser infiel a Apolo, según la versión del relato) su padre rescató al recién nacido Esculapio del interior del cadáver de su madre.

El niño fue educado por el centauro Quirón, experto en las artes médicas, si bien Asclepio sobrepasó las capacidades curativas de su padre y de su maestro. El personaje de Quirón aparece también en los mitos relativos a personajes mitológicos griegos tan célebres como Aquiles, Heracles (Hércules), Jasón, Odiseo (Ulises), Perseo y Eneas.

Hasta tal punto se desarrollaron los poderes de Esculapio que empezó a interferir en el ciclo de la vida y de la muerte, siendo capaz de evitar morir y de traer a otros de vuelta del mundo de los muertos. Por este motivo o por desobedecer una orden de los dioses, según el mito, Zeus mató a Asclepio con un rayo y lo convirtió en la constelación de Ofiuco, que también es llamada “Serpentario” y “Portador de la Serpiente”.

El dios griego Esculapio estaba unido en matrimonio con Epione, una diosa relacionada con el alivio del dolor. Juntos tuvieron cinco hijas y tres hijos, entre los cuales encontramos figuras como los hermanos Macaón y Podalirio, que participaron en la Guerra de Troya, Higía o Hygeia (personificación de la higiene y de la limpieza) y Panacea, diosa de la salud universal.

Asclepio, el patrón de los médicos, es representado portando un bastón con una culebra.

La vara de Esculapio, símbolo de la medicina

La culebra enroscada en un bastón es el símbolo de la medicina a causa de la relación de este icono con el dios Asclepio. Este elemento simbólico es conocido como “vara de Esculapio” y en ocasiones simplemente como “Asclepio” o “Esculapio”.

El origen del bastón de Asclepio como símbolo sólo puede inferirse a través de la especulación. Sin embargo, sí sabemos que la vara y la serpiente eran utilizados por separado como iconos de la salud en tiempos arcaicos.

El símbolo de la serpiente con toda probabilidad refiere a las capacidades regenerativas de estos animales, que mudan la piel. En combinación con la toxicidad del veneno de algunas especies, la serpiente es un símbolo dual que puede representar la curación y la enfermedad de manera simultánea.

Por su parte, el bastón de Asclepio en sí mismo podría estar asociado en su origen a médicos itinerantes que utilizaban una vara para caminar largas distancias. Según el filósofo griego Cornuto, que vivió en el siglo I d.C., la vara de Esculapio destaca la importancia de los apoyos para el mantenimiento de la salud (Edelstein y Edelstein, 1998).

El bastón de Asclepio se asemeja al símbolo del caduceo, y en consecuencia los dos son confundidos con frecuencia. Sin embargo el caduceo -una vara con dos serpientes enroscadas con alas- es un icono del comercio y de la economía asociado al dios griego Hermes, y no guarda relación con la salud y la enfermedad.

El símbolo de medicina es la vara de Esculapio, que representa una serpiente enroscada en un bastón.

Otros dioses de la salud y la medicina

En la religión del Antiguo Egipto Sekhmet, que tenía forma de leona, era considerada la diosa de la salud y de la medicina. También se atribuían rasgos relacionados con la curación a Isis, diosa de rango superior con roles relativos al nacimiento, la muerte, la maternidad, la magia y la sabiduría, entre otros.

El panteón nórdico, por su parte, cuenta con la diosa Eir -nombre que se puede traducir como “Ayuda” o “Protección”. La diosa Eir y su relación con la medicina son mencionadas en la Edda poética, la fuente principal de información sobre mitos escandinavos.

En la mitología celta destaca la diosa hechicera Airmed, que se ocupaba de curar a los guerreros caídos en combate. Según el mito, las plantas curativas surgieron de las lágrimas vertidas por Airmed a causa de la muerte de su hermano.

Los Yoruba de la parte occidental de África (en especial Nigeria, Benin y Togo) hablan de un espíritu u Orisha llamado Aja. Esta deidad de la salud es descrita como el espíritu protector de los animales del bosque, maestra en el uso de hierbas curativas y en la confección de pociones y medicinas. Según el mito, fue Aja quien transmitió estos conocimientos a los Yoruba.

Referencias bibliográficas:

  • Edelstein, L. & Edelstein, E. (1998). Asclepius: A collection and interpretation of the testimonies. Johns Hopkins Press.

  • Wickkiser, B. (2008). Asklepios, medicine, and the politics of healing in fifth-century Greece: Between craft and cult. Johns Hopkins Press.

  • Wilcox, R. A. & Whitham, E. M. (2003). The symbol of modern medicine: why one snake is more than two. Annals of Internal Medicine, 138: 673-677.

Comentarios