Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Aumento de pecho e implantes de silicona: todo lo que debes saber

Los implantes de silicona son una de las formas más habituales a la hora de realizar un aumento de pecho.
El aumento de pecho mediante implantes de silicona es la forma más habitual pero existen otras alternativas.

 

Cada vez es mayor el número de mujeres que deciden dar el paso de someterse a una operación de aumento de pecho, ya sea con el fin de solucionar su complejo y recuperar la autoestima, o bien porque simplemente les apetece, sintiéndose mejor al hacérselo.

No obstante, es habitual que antes de someterse a la cirugía surgen infinidad de dudas y preguntas que no solo tengan relación con el antes, sino también con el después. Por ejemplo, ¿es seguro el implante de silicona? ¿Cómo es realmente? ¿Tienen fecha de caducidad y deben cambiarse posteriormente con el paso de los años?.

Tanto si te vas a realizar un aumento de pechos con implante de silicona próximamente, como si te lo estás planteando para llevarlo a cabo en un futuro no muy lejano, te respondemos en este artículo a todas las dudas que te puedan surgir.

1. ¿En qué consiste el implante de silicona, cómo es y cuáles son sus riesgos?

No hay duda que los implantes de silicona son considerados como uno de los implantes mamarios más clásicos y tradicionales, probablemente los más conocidos y populares entre la mayor parte de las mujeres.

Básicamente consisten en unos implantes rellenos con gel de silicona, el cual se caracteriza por poseer una textura pegajosa y espesa, con la finalidad de imitar la sensación de la grasa humana. Este tipo de gel ha sustituido a la anterior silicona de baja cohesividad (principalmente silicona semilíquida o líquida), la cual tendía a causar algunos inconvenientes, como:

  • En el implante se formaban pliegues, lo que podía llevar a una fractura y hacer que el implante se rompiera.

  • Las moléculas de silicona se filtraban por los poros de la cubierta, incluso aunque ésta no se hubiera roto (sudación).

Mientras que hace décadas los implantes solo estaban disponibles como elementos redondeados con relleno (de silicona o agua salina), los avances en su desarrollo han permitido la creación de implantes no solo redondos, sino también de forma anatómica, con parte superior cónica y una forma que recuerda mucho a la apariencia de una lágrima.

Como cualquier otro tipo de cirugía, la operación de aumento de pecho con colocación de implantes mamarios no está exenta de riesgos. Entre los riesgos y complicaciones que pueden surgir a continuación mencionamos los más habituales:

  • Dolor en las mamas.

  • Infección.

  • Cambios temporales en las mamas o en la sensibilidad del pezón.

  • Formación de tejido cicatricial que puede producir una contractura capsular (esto es, distorsión de la forma del implante en el seno).

Además, en un pequeño porcentaje de los casos se puede producir una fuga o ruptura del implante, que pueda requerir una cirugía adicional, ya sea para reemplazar el implante o para quitarlo.

Existen diferentes tipos de implantes de silicona para el aumento del pecho, con formas redondeadas o bien más anatómicos.

2. ¿Es totalmente seguro?

Los implantes mamarios rellenos de silicona no producen reacciones, alergias ni sensibilidades, por lo que bien aplicados son totalmente seguros. De hecho, suelen tener un riesgo menor de ruptura en comparación con los implantes salinos.

3. ¿El implante de silicona caduca?

A diferencia de los implantes de silicona más antiguos, hoy en día es habitual en la consulta del cirujano el uso de implantes con gel de silicona de alta cohesividad, elaboradas con una especie de goma capaz de no deformarse.

Esto se traduce en una ventaja muy importante, y es que su duración es muchísimo mayor, estableciéndose un protocolo de vigilancia que suele empezar a partir de los 10-15 años de vida de la prótesis mediante la realización de una resonancia magnética nuclear, con el fin de comprobar la integridad del implante.

4. ¿Se pueden romper? ¿Qué hacer en caso de que ocurra?

No suele ser habitual que se produzca la ruptura de los implantes mamarios de silicona. No obstante, aunque no es común, es cierto que en ocasiones puede ocurrir. De ser así, pueden surgir distintos síntomas como dolor en las mamas, sensibilidad o hinchazón, además de un cambio en la forma o en el contorno de las mismas, con aparición de protuberancias y sensación de cierto endurecimiento.

Si te has sometido a un aumento de pecho con implantes mamarios de silicona, y surgen alguno de estos síntomas o sospechas de ello, debes hablar con tu médico o con tu cirujano plástico. Si la ruptura se confirma mediante una prueba de diagnóstico por imágenes (ecografía o resonancia magnética) es posible que el especialista te recomiende su extirpación.

Si es así, y lo deseas, es posible volver a implantar un nuevo implante justo en el mismo momento en el que se retira el roto, o bien practicar un levantamiento de mamas (o cualquier otro tipo de cirugía correctiva) si no deseas más implantes.

Para tu tranquilidad, no existe constancia científica que relacionen la ruptura de los implantes mamarios de silicona con enfermedades o patologías del tejido conectivo, problemas reproductivos o cáncer de mama.

La colocación de implantes mamarios para el aumento de pecho suele ser una intervención segura y rápida de realizar.

5. ¿Qué otros tipos de implantes mamarios existen?

Además del implante mamario de silicona, también podemos mencionar los implantes mamarios de solución salina, los cuales se encuentran llenos de agua salada estéril.

Sin embargo, a diferencia de los implantes de silicona que ya vienen rellenos con gel, este tipo de implantes se insertan completamente vacíos, de manera que son llenados de agua salada estéril posteriormente, cuando se encuentran en su lugar.

Este tipo de implantes, al igual que los de silicona, poseen una cubierta exterior de silicona, con la diferencia de que su relleno evidentemente es distinto. Y como opinan muchos especialistas, los implantes rellenos de solución salina tienden a brindar un efecto mucho más natural, ya que los de silicona, al ser más viscoso, tienden a quedar más rígidos.

Además, los implantes de solución salina están perfectamente disponible para mujeres de todas las edades (sin embargo, el implante de silicona está recomendado para mujeres a partir de los 22 años de edad).

Referencias bibliográficas:

  • Brenner RJ. Evaluation of breast silicone implants. Magn Reson Imaging Clin N Am. 2013 Aug;21(3):547-60. doi: 10.1016/j.mric.2013.03.003.

Comentarios