Cardamomo: qué es, propiedades, beneficios y contraindicaciones

Entre los principales beneficios del cardamomo se encuentran sus propiedades diuréticas y digestivas.
El cardamomo es una especia a la que se le asocian diversas propiedades y beneficios. 

 

El cardamomo es una hierba y especia aromática muy usada tanto en la cocina como en la medicina natural. Sus numerosas propiedades han sido aprovechadas en la India desde hace años y recientemente esta planta se ha convertido en todo el mundo un remedio de medicina alternativa. Entre los beneficios tradicionalmente asociados destacan las propiedades antidiabéticas, óseas y para mejorar la digestión.

En este artículo explicaremos qué es el cardamomo y sus propiedades y beneficios más destacados. Terminaremos revisando las contraindicaciones que tiene también esta planta.

¿Qué es el cardamomo?

El cardamomo es el fruto de un árbol con el mismo nombre que suele usarse como condimento por su especial sabor y aroma tanto en platos salados como dulces, así como en bebidas. Esta planta es un tipo de hierba perenne dentro de la familia de las Zingiberaceae, de la cual también forma parte el jengibre, y su nombre científico es Elettaria Cardamomum.

Hay diferentes tipos de cardamomo, pero los más usados son el verde y también llamado “verdadero” (Elettaria Cardamomum) y el negro (Amomum subulatum). En ambas especies se puede usar tanto la vaina -verde o negra respectivamente- o abrirla y usar sus pequeñas semillas de color café, normalmente molidas.

En cuanto a su sabor y aroma, el cardamomo tiene un sabor fuerte, entre picante y dulce, y es muy aromático, con notas florales, por lo que suele combinarse con especias como la canela para usarlo en infusiones y tés.

En cuanto a su origen, esta especia es nativa de las selvas tropicales de la India, Sri Lanka y Malasia, aunque hoy en día ha llegado a cultivarse en países como Nepal, Tailandia y varias zonas de Centroamérica.

¿Para qué sirve? 8 propiedades y beneficios

El cardamomo es considerado un fruto altamente provechoso ya que no solo tiene propiedades que benefician a nuestro organismo, sino que también cuenta con muchos nutrientes que ayudan al mantenimiento de la salud. A pesar de ser una especia obtenida de plantas, contiene aceites muy necesarios en el organismo para su correcto funcionamiento.

Contiene altas dosis de almidón, que lo hacen un fruto nutritivo y energizante, y buenas cantidades de fibra, para mantener una regularidad intestinal. Además, también es considerada una fuente de minerales como sodio, calcio, hierro, magnesio, potasio y vitaminas de los grupos A, B y C.

Seguidamente repasamos las 8 principales propiedades y beneficios del cardamomo para nuestra salud.

1. Propiedades anticancerígenas

Este fruto es una fuente considerable de antioxidantes que se encargan de combatir los radicales libres que causan envejecimiento de las células y que, por consecuencia, pueden dar lugar a generar células cancerígenas.

De hecho, según un estudio de la Universidad de Hai en Arabia Saudita, el cardamomo mostró una posible reducción en la aparición y número de formaciones tumorales, inhibiendo el crecimiento de las células cancerígenas y estimulando la muerte celular del cáncer.

No obstante, hay que ser precavido en cuanto a estos supuestos atributos del cardamomo, ya que en ningún caso las evidencias científicas son concluyentes y este tipo de remedios nunca pueden sustituir los tratamientos médicos.

Las infusiones o tés de cardamomo son la forma más fácil de incluir esta especia en nuestra dieta. 

2. Propiedades antidiabéticas

El cardamomo posee sustancias que favorecen la producción natural de manganeso en nuestro organismo. Éste es un mineral muy importante para la salud en general y, concretamente, a nivel sanguíneo.

Cuando los niveles de manganeso en nuestra sangre son bajos es más difícil para nuestro metabolismo eliminar el exceso de azúcar de esta, factor que incrementa las posibilidades de padecer diabetes y, a quienes ya la tienen, la intensifica.

3. Propiedades óseas

Al ser una rica fuente de calcio, esta especie protege tanto los huesos como los cartílagos, así como también acelera su formación y regeneración. Por esta razón, el cardamomo es una especia favorable como complemento natural en el tratamiento de enfermedades reumáticas como la osteoporosis, la artritis, la esclerosis y la artrosis.

4. Ayuda a mejorar la digestión

En la medicina tradicional China, el cardamomo ha sido utilizado para el tratamiento de problemas digestivos, y hoy en día existen estudios que sugieren que este fruto ayuda a las distintas etapas digestivas mucho más de lo que otras especias pueden.

Además, se utiliza para problemas como son los espasmos intestinales, ardor de estómago, gases intestinales, estreñimiento y síndrome del intestino irritable, entre otros.

5. Efectivo como antienvejecimiento

Gracias a los antioxidantes que contiene el cardamomo, aumenta la producción de colágeno y la buena circulación sanguínea. Por eso, consumir esta especia actúa como un antienvejecimiento natural que revitaliza la piel y la hace lucir radiante.

6. Regulador del estado de ánimo

Hay diferentes formas en las que este fruto actúa sobre la regulación del estado de ánimo. Por un lado, las semillas del cardamomo molido se usan para hacer infusiones o tés que pueden ayudar a reducir el estrés.

Además, los aceites que contiene el cardamomo se usan en la aromaterapia, una forma útil de mejorar el estado de ánimo. Estos mismos aceites mezclados con otros pueden usarse también para hacer un masaje y aliviar el dolor muscular.

Gracias a su aroma, el cardamomo es una especia habitualmente utilizada en aromaterapia. 

7. Propiedades diuréticas

Aunque no deben confundirse sus propiedades con una cura para las enfermedades, en ciertos países se utiliza el cardamomo para ayudar con los problemas urinarios. Esta especia actúa como diurético, calmando el ardor o dolor al orinar y la necesidad frecuente de orinar.

8. Bueno para la salud del corazón

Los nutrientes que contiene el cardamomo, como el potasio, magnesio y calcio, son vitales para el buen funcionamiento del corazón. Ayudan a mantener un ritmo constante y unos niveles saludables de presión arterial.

Además, en un estudio del Departamento de Medicina RNT Medical College en India, después de poner a prueba a veinte individuos con hipertensión primaria durante dos semanas ingiriendo tres gramos de polvo de cardamomo diarios, se concluyó que esta especia había ayudado a reducir significativamente la presión arterial.

Contraindicaciones y advertencias

Ahora bien, aunque el cardamomo es una especia con muchos beneficios para nuestra salud, también existen algunas contraindicaciones que van asociadas con su consumo, si no se hace de manera correcta o en cantidades elevadas. Además, su consumo excesivo también puede tener efectos secundarios, que mencionaremos más adelante.

Por una parte, el consumo de cardamomo no está recomendado para las mujeres embarazadas, ya que éste puede favorecer el sangrado menstrual y, a consecuencia, un posible aborto.

Las personas con algún trastorno digestivo, como el mal de Crohn o el Síndrome de Dumping, también deberían abstenerse de consumirlo. De igual forma, tampoco es recomendado para los que sufren de colon irritable, ya que el cardamomo tiene un efecto estimulante de la función intestinal.

En cuanto a los efectos secundarios de la ingesta en cantidades elevadas de cardamomo destacan los siguientes:

  • Dolor abdominal.

  • Náuseas y vómitos

  • Diarreas.

  • Alergias respiratorias.

Para evitar estos efectos, no se recomienda exceder su consumo en más de 1.5g de las semillas molidas al día.

Finalmente, es necesario especificar que, si bien muchas de estas propiedades y beneficios del cardamomo poseen cierto respaldo científico, no existen evidencias científicas 100% fiables; por lo que en ningún caso esta especia puede considerarse un sustituto de los tratamientos médicos para las enfermedades y afecciones mencionadas a lo largo del artículo.