Forskolina (forskolin): qué es y cómo ayuda en la pérdida de peso

¿Nos ayuda realmente a adelgazar la forskolina? ¿Qué efectos tiene sobre nuestra salud? Todo lo que debes saber del forskolin
La forskolina (forskolin) es un suplemento dietético que se extrae de la raíz de la planta Coleus forskohlii.

 

La forskolina es un suplemento que se ha popularizado por su posible efectividad para perder peso. En teoría este complemento alimenticio ayuda a la pérdida de peso porque ayuda a crear unas enzimas llamadas lipasa y adenilato ciclasa.

Este activo se crea en la raíz de una planta que es familia de la menta. Esta planta crece en Nepal, India y Tailandia y durante mucho tiempo se ha utilizado en la medicina ayurvédica tradicional.

En este artículo descubrimos qué es la forskolina, cómo nos ayuda a perder peso y cuáles son los riesgos de tomarla.

¿Qué es la forskolina?

La forskolina proviene de una planta llamada Coleus forskohlii. Se trata de un suplemento vegetal derivado de la raíz de una planta, familia de la planta de la menta, que crece en Tailandia, Nepal y algunas partes de la India. También es conocida como forskolin y en España una de las marcas bajo las que se comercializa más famosas es Forskolin active.

Mientras que el forskolin ha sido utilizado durante mucho tiempo en la medicina popular para el tratamiento del asma y varias otras dolencias, hoy en día se comercializa como un suplemento para bajar de peso.

La planta de coleo tropical, de la que proviene la forskolina, se ha utilizado durante mucho tiempo en la medicina ayurvédica, una terapia de origen indio que desde hace años se encuentra incorporada en las prácticas de bienestar occidentales.

¿Cómo ayuda en la pérdida de peso?

En teoría, el forskolin ayuda a perder peso propiciado la creación de enzimas llamadas lipasa y adenilato ciclasa. Estas dos enzimas liberan ácidos grasos de las células del cuerpo. Cuando estos ácidos grasos están libres, pueden quemarse como energía. Cuando el cuerpo quema los ácidos grasos, es cuando se puede reducir la grasa sin afectar la masa muscular.

Desafortunadamente, esta hipótesis no considera que para que la pérdida de peso ocurra, también debe haber un déficit de calorías. En otras palabras, una persona debe quemar más calorías de las que ingiere a través de los alimentos y las bebidas. Si esto no sucede, una persona no perderá peso.

Por esta razón, mientras que la forskolina puede aumentar la capacidad de quemar grasa, esto es irrelevante si no se acompaña de una dieta nutritiva y saludable y de ejercicio para apoyar el déficit de calorías.

Los estudios que se han realizado sobre los beneficios de pérdida de peso mediante el forskolin han producido resultados diversos. Aunque en un estudio realizado a un pequeño grupo de hombres obesos y con sobrepeso demostró que la forskolina redujo su grasa corporal, tuvo poco efecto sobre su peso. También aumentó su testosterona. Un nivel alto de testosterona está relacionado con un menor peso y una pérdida de peso.

Otros estudios realizados tuvieron resultados variables. En un estudio a 23 mujeres con sobrepeso se les administró 250 miligramos de forskolin dos veces al día durante 12 semanas. Los estudios mostraron que este complemento no pudo ayudar a las mujeres a perder peso. Sin embargo, el suplemento pareció disminuir cualquier aumento de peso adicional mientras lo estaban tomando.

Por lo tanto, no podemos decir que el forskolin es la solución para perder peso. Si bien los estudios sugieren que puede disminuir el aumento de peso o elevar los niveles de testosterona en los hombres, la forskolina no es una solución definitiva para perder peso.

La forskolina (forskolin) se ha relacionado con la pérdida de peso. 

 

Entonces, ¿por qué tomarla?

Muchas personas toman suplementos de forskolina por varias razones. Pero existe muy poca evidencia científica sustancial que respalde su uso para cualquier condición de salud. Sin embargo, no solo se toma para ayudar peso, sino también porque está asociada a ciertas mejoras en la salud.

El forskolin tiene una larga trayectoria como un remedio popular para el asma. Algunas investigaciones científicas han respaldado esta teoría. El motivo es que, al parecer, funciona de una manera similar a determinados tipos de medicamentos convencionales para el asma, ya que aumenta los niveles de un compuesto llamado AMP cíclico. Esto ayuda a relajar los músculos alrededor de los tubos bronquiales y a facilitar la respiración.

La forskolina también se ha utilizado para tratar el glaucoma. Un pequeño estudio indica que el forskolin puede ayudar a aliviar la presión en los ojos, que a menudo se observa en el glaucoma. También se ha determinado que es una alternativa segura a los bloqueadores beta en pacientes con glaucoma que tienen asma concomitante.

Otro uso potencial del forskolin es en personas con miocardiopatía congestiva idiopática, que puede causar insuficiencia cardíaca. En un estudio pequeño, los pacientes que tomaron forskolina por vía intravenosa mostraron una mejor función cardíaca.

Las dosis óptimas de forskolin no se han establecido para ninguna condición. Además, como ocurre con los suplementos en general, y con el Forskolin active, la calidad de los ingredientes activos y el nivel de concentración en los productos que contienen este activo varían de un fabricante a otro. Algunos expertos recomiendan que solo se tome bajo la supervisión de un médico.

Si bien la forskolina proviene de una hierba, solo se ha estudiado como un extracto. No hay evidencia disponible con respecto a los beneficios potenciales de toda la hierba. Por esa razón, solo se comercializa como suplemento, como en el caso de Forskolin active.

Para que la forskolina pueda ayudar en la pérdida de peso debería de acompañarse con una dieta saludable. 

 

¿Cuáles son los riesgos de tomar forskolin?

No se sabe si tomar forskolin es seguro, ya que no se ha estudiado en profundidad. Sin embargo, sí se han registrado algunas reacciones secundarias negativas a la forskolina. Algunos de ellas son:

  • Enrojecimiento, taquicardias y presión arterial baja cuando se toma por vía intravenosa.

  • Irritación del tracto respiratorio superior, tos, temblor e inquietud al inhalar.

  • Ardor en los ojos y agrandamiento de los vasos sanguíneos en los ojos.

  • Dolor de cabeza.

Las personas que toman anticoagulantes o medicamentos antiplaquetarios no deben tomar forskolina. Además, ciertos medicamentos para la presión arterial alta pueden interactuar con esta, así que se recomienda no tomar forskolin si estamos tomando alguno de estos medicamentos.

Finalmente, también debe evitarse si tenemos la enfermedad renal poliquística. La seguridad del forskolin en mujeres embarazadas y lactantes no se conoce, por lo que es mejor evitarlo.

Referencias bibliográficas:

  • Alasbahi, R. H. & Melzig, M. F. (2012). "Forskolin and derivatives as tools for studying the role of cAMP". Die Pharmazie. 67(1): 5–13.

  • Dewick, P. M. (2009). Medicinal Natural Products (3rd ed.). Wiley. p. 232.