Lavado de manos en 5 pasos: ¿Cuándo, por qué y cómo?

Consejos para lavarse las manos y eliminar virus y bacterias para evitar infecciones.
Consejos para lavarse las manos de forma correcta paso a paso | GTRES

Según los científicos miles de microbios, bacterias, hongos, gérmenes y parásitos de hasta 150 especies diferentes campan a sus anchas por nuestras manos, lo cual aumenta el riesgo de infecciones y transmisión de enfermedades. La solución es la higiene, pero hay que saber cómo lavarse las manos paso a paso para hacerlo correctamente.

A continuación conocerás cuándo y por qué hay que lavarse las manos y la técnica para hacerlo en 5 pasos que te puede salvar de varias enfermedades.

Cuándo y por qué lavarse las manos

Agarrarte a la barra del metro, intercambiar dinero, acariciar a tu mascota o encajar las manos con otra persona son sólo algunas de las prácticas que acumulan gérmenes y bacterias en tus manos. Los organismos de salud advierten de lo peligroso que resulta convivir con estos microorganismos y por eso cada año el 15 de octubre se celebra el Día Internacional del Lavado de Manos.

Por qué lavarse las manos

Pero, ¿por qué es tan importante lavarse las manos? Las manos en general pero sobre todo las sucias son una superfície ideal para el ecosistema de pequeños gérmenes y bacterias que, al llevarlas a la cara o a la boca, pueden transmitir enfermedades. Según los expertos, nos llevamos las manos a la cara un mínimo de 23 veces cada hora, así que estamos constantemente expuestos.

Hay que decir que de todos los microorganismos que viven en nuestras manos no son todos peligrosos y que, de hecho, la mayoría ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico. Pero también existen virus y bacterias que pueden provocar infecciones como la gripe, dolencias diarreicas, resfriados e incluso enfermedades como la hepatitis.

Cuándo lavarse las manos

Las autoridades sanitarias recuerdan la importancia del lavado de manos para prevenir el contagio de enfermedades, y se recomienda lavarse las manos antes y después de manipular alimentos, antes y después de estar en contacto con alguien enfermo, antes de comer, después de ir al baño, después de tocar un animal o tocar la basura, y siempre al llegar a casa.

Tratar un corte o una herida, cambiar los pañales a un bebé o sonarse la nariz, toser y estornudar son algunas de las acciones tras las cuales debemos lavarnos las manos, porque nos exponen a las infecciones más habituales.

También te puede interesar: Gripe: qué es, síntomas, vacunas y remedios para este virus

Cómo lavarse las manos en 5 pasos

Ahora ya sabes lo importante que es lavarse las manos de forma regular para evitar infecciones. Sin embargo, no basta con poner las manos debajo del agua y frotar algunas veces. Esta es la técnica para lavarse las manos en 5 pasos más recomendada.

1. Mojar

El primer paso para un buen lavado de manos es abrir el grifo y poner las manos debajo, pero entonces nos asalta la duda: ¿Es mejor lavarse las manos con agua fría o caliente? Aunque muchos creen que el agua caliente ayuda a matar los microbios, un estudio en una universidad de Estados Unidos concluyó que la temperatura del agua es indiferente.

Las personas que participaron en este estudio se lavaron las manos dos veces, una con agua a 15 grados, y otra con agua a 38 grados, y en ambos casos obtuvieron los mismos resultados. Lo que sí es importante es que sea agua limpia y potable.

2. Enjabonar

El agua ayuda a eliminar virus y bacterias en tus manos pero no es suficiente. El segundo paso es enjabonar tus manos con jabón, pero algunas personas se preguntan si es necesario utilizar desinfectante para lavarse las manos. Los expertos aconsejan utilizar lociones desinfectantes sólo cuando no tenemos acceso a agua y jabón.

En cuanto al jabón se recomiendan sobre todo los jabones antibacteriales, ya que contienen un componente químico dirigido contra las bacterias que ayuda a eliminar la práctica totalidad de los gérmenes en tus manos. 

3. Frotar

Esta es la parte más importante del lavado de manos porque si aplicas agua y jabón pero no frotas la eliminación de bacterias será sólo superficial. Se recomienda frotar las manos con el jabón hasta que haga espuma, por el dorso, entre los dedos y entre las uñas.

Entonces surge la pregunta de cuánto tiempo tengo que frotar mis manos para que queden limpias. El tiempo recomendado aproximado es de 20 segundos, aunque depende del grado de detalle con que lo hagas puede llegar a durar incluso más de un minuto. Es importante tomarse el tiempo necesario para llegar hasta el último rincón de tus manos.

4. Enjuagar

El agua es de nuevo tu aliada para ayudar al jabón a llevarse esos pequeños microorganismos que te pueden complicar la vida. Después de un buen enjabonado y de frotar y restregar tus manos para eliminar los gérmenes deja correr el agua por tus manos durante unos segundos, y vuelve a frotar para eliminar los restos que puedan quedar.

5. Secar

Cuando ya has acabado todo el proceso tienes que secarte las manos con una toalla limpia o al aire. Pero cuidado, porque muchas veces podemos arruinar todo el proceso si la toalla no está limpia o si utilizamos secadores de manos que resultan poco higiénicos

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiar la toalla del cuarto de baño? Depende de la frecuencia con que te laves las manos. Se recomienda cambiar las toallas del lavado de manos al menos una vez a la semana, aunque hay expertos que hablan de cambiarla después de tres lavados. También hay que tener cuidado con los secadores de los baños públicos, son poco higiénicos.

Musicjuice ------

Gel hidroalcohólico: recomendaciones

Además de seguir las instrucciones de cómo lavarse las manos en 5 pasos, puedes recurrir a los geles hidroalcohólicos, que se han convertido en uno de los productos estrella para reducir el riesgo de contagios durante la pandemia del coronavirus. Pero hay que tener algunas cosas en cuenta.

Para que un gel hidroalcohólico sea eficaz tiene que tener al menos un 60% de alcohol. Muchos geles hidroalcohólicos han sido retirados del mercado porque no cumplen con el mínimo de contenido de alcohol y por lo tanto son ineficaces. Las autoridades sanitarias están preocupadas porque un gel hicroalcohólico que no resulta eficaz crea una falsa sensación de seguridad que expona a la persona al contagio.

Además, según las últimas recomendaciones sobre los geles hidroalcohólicos, los médicos recomiendan priorizar el lavado de manos y evitar el abuso de este tipo de productos con alcohol que, en exceso, provocan problemas en la piel. En cuanto a su uso, se recomienda no utilizarlo más de 10 veces al día y mantener las manos hidratadas.

Últimas evidencias sobre el contagio por superficies

La Organización Mundial de la Salud sigue considerando como alto riesgo de transmisión el contacto con superficies, es decir, tocar con las manos superficies y objetos contaminados y luego llevarse las manos a la cara. Sin embargo, sigue considerando el contacto directo con contagiados como el principal modo de contagio y acepta una nueva hipótesis: la transmisión aérea del virus.

Según esta teoría, la mayoría de los contagios se producen a través de pequeñas gotitas de saliva contaminadas (aerosoles) que pueden permanecer en el aire durante horas en espacios cerrados mal ventilados. La OMS acepta esta hipótesis como valida, aunque no la considera primordial y sigue recomendando mascarilla, distancia y lavado de manos como principales medidas de prevención.

¿Y qué dicen los expertos? Los estudios más recientes ponen en cuestión las primeras evidencias que apuntaban al contagio por superficies como la principal vía de transmisión. Sin embargo, los expertos siguen recomendando la higiene de manos frecuente como una de las medidas básicas de prevención.

"6 consejos para mejorar el descanso en personas mayores" "Factores que debes tener en cuenta a la hora de comprar una mascarilla"