El magnesio contribuye a elevar tu energía diaria

La solución está en los complementos alimenticios

El cansancio físico, el estrés del trabajo o una dieta desequilibrada pueden ser las causantes de mantener bajos niveles de este mineral, cuya presencia en el organismo resulta fundamental en el día a día.

El magnesio contribuye a elevar tu energía diaria | GTRES

La mayoría de nosotros desconocemos la importancia activa del magnesio en nuestro organismo. Dediquémosle una breve presentación. El magnesio es el cuarto mineral con mayor valor dentro de nuestro cuerpo, solo superado por otros minerales como el calcio, potasio y sodio. El magnesio es, en consecuencia, un mineral esencial en el funcionamiento del organismo, ya que participa en más de 300 reacciones enzimáticas; y contar con unos bajos niveles de magnesio ocasionará un inusual cansancio físico, esa fatiga con la que uno debe convivir desde que se despierta.

El déficit de magnesio no ocasiona graves problemas de salud (hasta ciertos niveles, lógicamente), pero sí causa una fatiga que llega a ser bastante desagradable, la cual se puede acentuar de manera considerable por otros elementos que nos rodean en nuestro día a día. ¿Cuáles? La estación en la que nos encontremos (ya se sabe que la primavera y el verano hacen estragos en el físico); una fuerte carga de trabajo; un sobresfuerzo físico e incluso mantener una mala alimentación. Y si no hay magnesio, nuestro depósito de energía no estará en unos niveles óptimos.

¿Cómo conseguir este aporte en magnesio?

¿De qué manera podemos mantener nuestro depósito de energía en un perfecto estado? Aunque cada organismo es un mundo, las autoridades estiman que deben ingerirse 375 miligramos de magnesio de media cada día. Decimos de media porque todo dependerá de la actividad de cada persona; porque una persona que haga deporte o esté en un trabajo de cierta actividad física necesitará aumentar esa dosis diaria, que estaría entorno a un 15-25% más de magnesio.

Como en otros ámbitos de la salud, el mantener unos buenos hábitos de vida contribuyen a mantener unos adecuados niveles de magnesio en nuestro organismo. Lo que viene a ser el ajustarnos a una dieta saludable: ingesta habitual de verduras; de frutos secos (nueces y almendras); de legumbres (en todas sus variedades); de cereales; de frutas (si haces deporte, el plátano no puede faltar en la dieta) y de chocolate negro, el cual engorda menos y te proporciona una buena dosis de este tan preciado mineral. Junto a esta adecuada alimentación, será necesario hacer algo de ejercicio diario (al menos en torno a una hora de deporte) o descansar de manera correcta de manera habitual; pongamos el listón en las 8 horas diarias de sueño. Aquí, también cada organismo se comporta de una manera diferente.

Complemento alimenticio, solución a la falta de magnesio

Pero no todos los organismos, por diversas cuestiones, son capaces de tener unos óptimos niveles de magnesio. Bien porque no lleven esa dieta saludable; bien porque tengan algún otro desequilibrio en el organismo; bien porque tengan altos niveles de estrés; por acumular muchas horas de trabajo o porque se acuse el estar en primavera o verano. ¿Qué hacer entonces para recuperar el magnesio perdido?

La solución está en los complementos alimenticios. Éstos nos ayudarán a contrarrestar ese déficit de magnesio, que, dicho sea, a largo tiempo, puede desembocar en enfermedades y dolencias de mayor consideración que una simple fatiga muscular. Para no llegar a ese momento, un complemento como Magnesium Duo de laboratorios Boiron, ayuda a recuperar esa cantidad de magnesio que necesita nuestro organismo; un complemento que combina magnesio, 8 vitaminas del grupo B, selenio y vitamina E.

Magnesium Duo, un amigo del organismo

La ingesta de Magnesium Duo nos ayudará a elevar nuestra energía, pero también hay que tener en consideración que no debemos ingerir más miligramos de los necesarios; es decir, la proporción habitual (depende luego de cada organismo) es ingerir un comprimido en el desayuno y otro 2 después de la cena, estando acompañados en ambos casos de un poco de agua. Debe hacerse de manera tan espaciada en el tiempo porque esto también ayudará a que el organismo asimile de mejor manera todos los beneficios que llevan estos comprimidos.

Si debes recurrir a un complemento alimenticio como Magnesium Duo tampoco hay que preocuparse en exceso, porque es una solución muy común en los países del primer mundo. Eso sí, hay que saber elegir el complemento alimenticio que mejor se encuentre en el mercado y se ajuste a lo que necesita nuestro organismo. En este sentido Magnesium Duo aporta ambas premisas. Las vitaminas que incluye (B1, B2, B5, B6, B8, B9, B12 y PP) contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso y a la función psicológica normal. Y el aporte de selenio reforzará el funcionamiento normal del sistema inmunitario. Y también reduciremos nuestra fatiga muscular y nuestro cansancio general. Volveremos a tener energía.

"Los 10 mejores consejos de salud visual para tus ojos" "Cosas a tener en cuenta antes de usar un suplemento dietético"