Manzanilla (camomila): qué es, propiedades y beneficios

Revisamos los efectos para la salud de la manzanilla o camomila, que se toma a modo de infusión.

La camomila o manzanilla es una planta medicinal con múltiples propiedades y beneficios. 

 

La manzanilla es un remedio clásico utilizado para un gran número de problemas de salud por la cantidad de propiedades beneficiosas que posee Se trata de una planta utilizada desde hace milenios por el ser humano, quien ha sido conocedor desde antaño de sus beneficios.

En este artículo describiremos qué es la manzanilla y cuáles son sus propiedades y beneficios para la salud, si se toma a modo de infusión.

¿Qué es la manzanilla?

La manzanilla o camomila común es una hierba de tipo perenne de la familia de la margarita originaria de Europa occidental cuyas matas pueden llegar a ser densas y de entre 30 a 40 centímetros de alto.

Ha sido una hierba consumida desde hace milenios por la gran mayoría de civilizaciones humanas y conocida como un remedio natural milagroso por la cantidad de propiedades y beneficios que aporta al organismo.

La camomila fue usada en la civilización egipcia durante siglos, así como por los distintos pueblos de Europa, para tratar enfermedades como la malaria, los dolores musculares, el insomnio, infecciones de todo tipo y dolencias menos graves como las jaquecas.

El nombre de la manzanilla proviene de su característico aroma parecido al de la manzana -el cual hace que esta hierba sea empleada también para usos no medicinales relacionados con el ámbito de la belleza y los cosméticos.

Propiedades de la camomila

El término “manzanilla” es la nomenclatura común para un gran número de especies de plantas de la familia de las margaritas. Dentro de estas tan solo son dos las que tienen propiedades medicinales: la manzanilla romana y la alemana o dulce.

La llamada manzanilla romana es la más conocida de las dos. La manzanilla alemana cuenta con características distintas; por ejemplo, es utilizada para elaborar aceite esencial.

La camomila es una hierba rica en componentes, lo que le confiere su gran variedad de beneficios para la salud. Entre sus propiedades principales encontramos: altas concentraciones de camazuleno, un compuesto químico aromático; ácido tíglico; ácido antémico; una gran cantidad de sesquiterpenos, un producto natural que actúa como antibiótico; taninos; sales minerales; y cumarina, un componente químico esencial para elaborar perfumes y flavonoides.

El aceite esencial de la manzanillla es conocido por su agradable aroma y  cuenta también con una elevada cantidad de propiedades que benefician al organismo. Además es utilizado para elaborar cosméticos o perfumes.

Existen una serie de contraindicaciones para el uso de la manzanilla en personas con hipersensibilidad a esta planta, mujeres embarazadas o lactantes, personas con Parkinson y otras enfermedades neurológicas y a la hora de conducir o realizar tareas peligrosas por su efecto relajante y por el hecho de provocar somnolencia.

Las infusiones de camomila pueden ser beneficiosas para personas con ciertas afecciones físicas como la diabetes. 

¿Para qué sirve? 10 beneficios para la salud

La manzanilla es una de esas plantas medicinales que llevan usándose por la especie humana prácticamente desde los inicios de la misma. La gran variedad de beneficios para la salud de la manzanilla la ha convertido en uno de los remedios medicinales naturales más populares del mundo desde siempre.

La camomila sirve como tratamiento medicinal de muchas formas; las más comunes son las infusiones, pero también se pueden utilizar sus hojas aplicándolas sobre la piel o bien masticándolas. A continuación, resumimos los beneficios de la manzanilla en función de sus efectos sobre el organismo o la parte del cuerpo donde esta actúe.

1. Efecto relajante

El beneficio más representativo de la manzanilla es su efecto relajante, sedante o hipnótico. Al probar la manzanilla, uno experimenta sus efectos relajantes y tranquilizantes en pocos minutos.

Además de ser un relajante natural, la camomila puede ser usada para tratar problemas de ansiedad e incluso de insomnio. La manzanilla tiene efectos muy positivos para tratar la hiperactividad en niños y favorecer que se duerman.

2. Reducción del colesterol

Aunque sea un beneficio poco conocido de la manzanilla, tomada regularmente puede favorecer la disminución del colesterol debido a sus capacidades para reducir la grasa del cuerpo.

La reducción del colesterol mediante la ingesta de camomila debe ir acompañada de unos hábitos alimenticios saludables y de ejercicio físico.

3. Beneficios digestivos

La manzanilla aporta una gran cantidad de beneficios al sistema digestivo. Algunos de ellos son los siguientes: mejora la digestión, actúa como remedio para las úlceras, reduce la hinchazón y los gases, alivia la indigestión y relaja los músculos intestinales.

4. Cura de infecciones

La manzanilla es un remedio excelente para tratar infecciones suaves como la cistitis, la gripe o el resfriado, conjuntivitis, infecciones de la boca e infecciones cutáneas leves.

5. Alivio del dolor menstrual

Son varios los estudios que han relacionado a la camomila y sus propiedades con un alivio del dolor menstrual y los cólicos menstruales. Estas investigaciones encontraron que el consumo de té de camomila o manzanilla durante todo un mes podría reducir el dolor de los calambres menstruales.

Además, gracias a sus efectos relajantes, las mujeres participantes en el estudio también refirieron sufrir menos ansiedad y angustia, síntomas asociados al síndrome premenstrual.

6. Disminución del azúcar en sangre

Por otra parte, el consumo de manzanilla también se asocia con una disminución de los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes.

Esto no significa que la camomila sea un sustituto de los tratamientos farmacológicos o médicos para la diabetes, sino que puede ser un complemento útil en la dieta de estas personas.

A la camomila se le asocian propiedades relajantes y que facilitan el sueño. 

7. Prevención de la osteoporosis

La osteoporosis es una afección en la que se produce una pérdida progresiva de la densidad ósea. Esta pérdida conlleva un aumento en el riesgo de fracturas en los huesos y promueve el encorvamiento de la postura.

Esta condición es significativamente más habitual en mujeres, puede que por los efectos de los estrógenos en la salud ósea. Un estudio encontró que el té de manzanilla puede tener efectos antiestrogénicos, por lo que podría promover la densidad ósea.

No obstante, los propios investigadores advierten de que todavía se necesita más investigación para demostrar el beneficio real de esta planta medicinal.

8. Disminución de la inflamación

La camomila es conocida por sus propiedades antiinflamatorias. El té de manzanilla contiene un serie de compuestos químicos que pueden disminuir la inflamación aguda en momentos determinados.

9. Tratamiento de los síntomas del resfriado

Existen algunos estudios con evidencias puntuales que sugieren que la inhalación de vapor con extracto de manzanilla puede aliviar algunos de los síntomas del resfriado común. Sin embargo, estas hipótesis todavía se encuentran en fases de investigación.

10. Tratamiento para afecciones dérmicas leves

Estudios de pequeña envergadura apuntan hacia la idea de que la aplicación cutánea de extracto de manzanilla directamente en una herida puede ayudar a la cicatrización de esta.

Asimismo, las pomadas en las que la camomila es uno de los ingredientes esenciales pueden ayudar con el tratamiento del eccema y las afecciones inflamatorias leves de la piel.

Referencias bibliográficas:

  • Craker, L. E. & Simon, J. E. (1986). Herbs, Spices, and Medicinal Plants. Recent Advances in Botany, Horticulture, and Pharmacology. Food Products Press.

  • Schuler, S. (1990). Simon & Schuster's Guide to Herbs and Spices. Simon & Schuster, Inc.

Comentarios