Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Masaje Shiatsu: ¿qué es? Beneficios y puntos de aplicación

El masaje Shiatsu es una técnica japonesa que se aplica con las manos o usando una silla o un cojín.

 

El masaje shiatsu es una técnica japonesa de acupuntura sin agujas que ha sido asociada con una amplia gama de beneficios para la salud física y emocional.

En este artículo explicaremos qué es el shiatsu, cuáles son sus principales beneficios, cómo se realiza esta práctica, cuál es su objetivo principal, qué precauciones hay que tomar para realizarlo, cuáles pueden ser sus efectos secundarios y qué dice la investigación científica sobre esta técnica.

Shiatsu: ¿qué es? Características de este masaje

El shiatsu es una terapia manipulativa desarrollada en Japón que incorpora técnicas como el masaje tradicional japonés, la acupresión, el estiramiento y el masaje occidental.

El masaje shiatsu implica aplicar presión a puntos o áreas especiales en el cuerpo con el objetivo de mantener el bienestar físico y mental, tratar enfermedades o aliviar el malestar.

Esta terapia se considera holística porque intenta tratar a la persona en su conjunto en lugar de focalizarse en una queja médica específica. Todos los tipos de acupresión generalmente se enfocan en los mismos puntos de presión y las llamadas vías de energía, pero pueden diferir en términos de técnica de masaje.

Sus aplicaciones son amplias e incluso se han creado algunos dispositivos masajeadores de shiatsu como cojines o sillas que proporcionan puntos de tensión en el cuerpo.

Beneficios principales para la salud

El masaje shiatsu tiene infinitos beneficios para mejorar el estado general de nuestro organismo, ayudar a liberar tensiones y reducir el estrés.

A continuación se muestra una lista más específica de los principales beneficios de esta técnica japonesa de masaje:

  • Reduce el estrés y alivia las náuseas y los vómitos

  • Mejora la circulación y estimula el sistema inmunológico

  • Puede utilizarse para tratar la diarrea, la indigestión, el estreñimiento y otros trastornos del tracto gastrointestinal

  • Ayuda a tratar los problemas menstruales y menopáusicos

  • Se puede utilizar para tratar el dolor crónico, la migraña, la artritis y el dolor de muelas

  • Posiblemente eficaz para aliviar el dolor muscular o la tensión, especialmente de cuello y espalda

  • Tiene efectos sedantes y puede aliviar el insomnio

  • Mejora la vitalidad física y el bienestar emocional

¿Cómo se realiza el masaje shiatsu?

El masaje shiatsu se suele llevar a cabo en una silla, acostando a la persona en un tipo de alfombra o en una mesa de masajes. El masaje se realiza a través de la ropa y no es necesario desnudarse.

La presión a menudo se ejerce con los pulgares aunque se pueden emplear otras partes del cuerpo, como las puntas de los dedos, las palmas, los nudillos, los codos y las rodillas; algunos terapeutas incluso usan los pies.

El shiatsu típicamente consiste en la aplicación de presión sostenida (durante 10 segundos) junto con ejercicios de estiramiento. También puede implicar movimientos suaves y sostenidos. Una sesión de tratamiento por lo general dura de 30 a 90 minutos.

Antes de que comience el tratamiento con shiatsu, el terapeuta generalmente realiza una evaluación del estado de salud general. Esto implica tomar un historial médico familiar y discutir la salud física y emocional de la persona que busca la terapia.

Objetivo: la regulación del flujo energético

El objetivo del shiatsu es restablecer el flujo adecuado de energía corporal mediante el masaje de la superficie de la piel a lo largo de las líneas meridianas. La presión también se puede aplicar a cualquiera de los 600 puntos de acupuntura.

Según la base teórica de la medicina tradicional asiática, los puntos de acupuntura, que supuestamente se encuentran justo debajo de la piel a lo largo de los meridianos, son pequeñas estructuras de energía que afectan al flujo del ki a través del cuerpo.

Cuando el ki se estanca y se desvía o se acumula en exceso a lo largo de uno de estos canales, la estimulación de los puntos de acupuntura, que son sensibles a la presión, puede desbloquear y regular el flujo del ki a través de un tratamiento tonificante o sedante.

En realidad, si compaginamos las hipótesis en que se basa esta técnica de masaje y los datos obtenidos por la investigación científica a lo largo del tiempo, los meridianos podrían corresponderse con líneas de transmisión nerviosa.

Desde este punto de vista, el shiatsu y otras formas de masaje curativo pueden desencadenar la emisión de sustancias químicas naturales llamadas neurotransmisores. La liberación de estos mensajeros químicos puede ser responsable de algunos de los efectos terapéuticos asociados con el shiatsu, como el alivio del dolor.

Precauciones y efectos secundarios

Si bien el shiatsu generalmente se considera seguro, hay algunas precauciones a tener en cuenta. Debido a que puede aumentar el flujo sanguíneo, este tipo de terapia no se recomienda en personas con problemas de sangrado, enfermedad cardíaca o cáncer.

De modo similar, la terapia de masaje shiatsu siempre debe usarse con precaución en personas con osteoporosis, heridas recientes o cicatrices, fracturas óseas o inflamación.

Según algunos practicantes del shiatsu, no se recomienda aplicar presión en áreas de la cabeza en personas con epilepsia o presión arterial alta. El shiatsu tampoco se considera efectivo en el tratamiento de la fiebre, las quemaduras y las enfermedades infecciosas, y no debe llevarse a cabo justo después de una comida.

Cuando se realiza correctamente, el shiatsu no está asociado con ningún efecto secundario significativo. Algunas personas pueden experimentar una leve molestia, que generalmente desaparece durante el transcurso de la sesión de tratamiento.

Investigación y aceptación general

Al igual que muchas formas de masaje, se cree que el shiatsu tiene un efecto relajante general en el cuerpo. Sus efectos en este sentido no son específicos sino compartidos con muchas otras técnicas eficaces para la relajación del organismo.

También hay una gran cantidad de investigaciones que sugieren que las técnicas de acupresión pueden aliviar las náuseas y los vómitos asociados a una variedad de causas, incluidos el embarazo, los anestésicos y otras drogas.

El shiatsu también puede producir efectos sedantes y analgésicos. Asimismo, el masaje shiatsu puede ser beneficioso para las víctimas de accidentes cerebrovasculares (ACV) cuando se combina con otros tratamientos.

Referencias bibliográficas:

  • Annussek, G. (2005). Shiatsu. In J. L. Longe (Ed.), The Gale Encyclopedia of Alternative Medicine (2nd ed., Vol. 4, pp. 1838-1841). Detroit: Gale.

Comentarios