Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Panacea: la diosa, la cura universal, significado original y definición actual

La definición de “panacea” tiene que ver con su significado original en griego: “remedio universal”.

El significado de "panacea" refiere a una diosa griega y a un remedio universal mítico. | .

“Panacea” es una palabra griega que se relaciona con la mitología antigua de esta parte del mundo. De manera muy sintética, tanto en su origen como en la actualidad el significado de la palabra se ha asociado con un remedio universal mítico.

En este artículo revisaremos la definición del concepto “panacea” y la historia de la diosa Panacea, una de las principales deidades griegas de la salud y la medicina.

Significado original de “panacea” y definición actual

Según muchos estudiosos la palabra panacea deriva del griego panákia o panákeia («πανακεια»), y posteriormente del latín panacea. Se encuentra compuesta a su vez por las palabras pan (“todo”) y akos, que significa “remedio”.

Así, uniendo ambos términos, nos encontramos con que etimológicamente la palabra panacea significa “remedio para todo”. De forma más específica, hace referencia a una planta imaginaria a la que se le atribuía la virtud de curar absolutamente todos los males. De ahí, propiamente, la generalización de “remedio para la cura de diversas enfermedades”.

En ocasiones, y siguiendo una definición amplia, se habla de “la panacea” como un medicamento o fármaco cuya eficacia ayudaría de forma positiva a la curación de una enfermedad, afección o patología grave; o bien para reducir los dolores que la persona sufre como consecuencia de una afección o dolencia crónica.

Precisamente gracias al uso de la palabra panacea con este fin, podemos utilizar este término para hacer referencia a encontrar una solución útil a un problema complejo. Y no solo un medicamento o fármaco, sino también el invento de algún aparato o instrumento que ayude a conseguir un avance en la vida de la persona, por ejemplo.

En este sentido, muchos especialistas consideran algunos avances científicos y tecnológicos como una auténtica panacea. Un buen ejemplo es el uso, en los hogares, del lavavajillas o la lavadora, ya que permiten lavar la loza o la ropa fácilmente y de forma cómoda sin apenas esfuerzo físico (como sí se realizaba anteriormente, cuando la ropa o los platos se lavaban a mano, comúnmente en la orilla del río).

La Panacea Universal en la Edad Media

Especialmente durante la Edad Media, cuando fue buscada por los alquimistas durante algunos siglos, la palabra “panacea” se utilizaba con el fin de designar a un medicamento que curaba todas las enfermedades. Incluso se creía que podría tener la capacidad de prolongar la vida de manera indefinida.

Es decir, la definición medieval de “panacea” era una solución o remedio para todos los males. Era considerada, por tanto, como un mítico medicamento.

En este periodo el concepto se utilizaba con un fin claramente bien diferenciado: para acentuar o resaltar el poder de sanación de una determinada persona, alimento o planta; y en relación evidente con las enfermedades.

El nombre latín del ginseng (Panax) proviene de la palabra "Panacea". | .

Panacea, diosa griega de la salud

En la mitología griega, Panacea fue hija de Asclepio o Esculapio y de Epione, y hermana de Higía, Aceso, Yaso y Egle. Es considerada como una diosa de la salud, la cual ayudaba a sus hermanas en la labor que ejercía su padre (Asclepio), y que no era otra que curar a los enfermos y hacer medicinas con plantas.

Cuenta la historia que Asclepio (también conocido con el nombre de Esculapio, y considerado como el Dios de la Medicina, y no un simple médico) enseñó el arte de curar a dos de sus hijas: Panacea e Higía, portadora de la copa que se ha convertido en el símbolo de la farmacia.

Según esta misma mitología, al parecer Panacea contaba con una especie de poción o cataplasma con una particularidad sumamente interesante: era capaz de curar a todos los enfermos.

Y así fue como, precisamente, el concepto de panacea llegó a la medicina, con el fin de designar a una medicina, fármaco o sustancia útil para la curación de todas las enfermedades y patologías.

Panacea en el Juramento Hipocrático

Por todo ello, llegados directamente de la mitología griega, los nombres de Panacea, su hermana, su padre y su abuelo Apolo figuraban hasta no hace pocos años en el conocido como juramento de Hipócrates, el cual era formulado por los médicos en el momento de su graduación:

Juro por Apolo médico y por Asclepio y por Higia y por Panacea y todos los dioses y diosas, poniéndoles por testigos, que cumpliré, según mi capacidad y mi criterio, este juramento [...].

Se trata de un juramento antiquísimo, que data del siglo V a.C., en cuya época se data la costumbre de que los médicos lo prestaran, al considerar a Hipócrates como uno de los médicos más famosos de la antigüedad. De hecho, se cree que su forma original estuvo escrita por éste (o por un discípulo suyo), cuando comenzó a instruir a aprendices tras apartarse de la tradición de los médicos de oficio.

Hipócrates es una de las figuras más destacadas y populares de la historia de la medicina. Es más, muchos autores lo consideran como el auténtico “padre de la medicina”, por sus contribuciones y por fundar la escuela que lleva su nombre, la cual revolucionó la medicina de la época.

Referencias bibliográficas:

  • Pedro Gargantilla-Madera, Noelia Arroyo-Pardo, Emilio Pintor-Holguín. FEM (Ed. impresa) vol.18 no.6 Barcelona dic. 2015. DIsponible en http://dx.doi.org/10.4321/S2014-98322015000700003

  • Grimal, Pierre. 2008. Diccionario de la mitologia griega y romana. Editorial Paidós. p. 403.

Comentarios