Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

¿Para qué sirve la piña? Beneficios y propiedades de esta fruta tropical

Descubrimos cuáles son las principales propiedades y beneficios de la piña respaldados por la evidencia científicas.
La piña es una fruta tropical con múltiples propiedades y beneficios para la salid, sobre todo diuréticos y antioxidantes.

 

Si alguien nos pregunta por el nombre de alguna clase de fruta tropical, sin duda alguna la piña es la que antes nos viene a la cabeza. Y es que la popularidad de esta fruta ha ido creciendo con los años; tanto por su sabor y su versatilidad como por la gran cantidad de propiedades y beneficios que esta tiene para nuestro organismo.

Ahora bien, ¿cuántos de estos supuestos beneficios son reales y cuáles no? Existe un largo listado acerca de las supuestos beneficios que la piña tiene para nuestro organismo, pero no todos ellos han podido ser demostrados científicamente. Por ello, a lo largo de este artículo, describiremos las principales propiedades y beneficios de la piña que poseen el respaldo de la evidencia científica.

¿Qué es la piña?

La piña, conocida también bajo el nombre científico de Ananas comosus, es una planta tropical originaria de América del Sur. A pesar de que no se conoce con exactitud cuál es la localización exacta de su origen, se hipotetiza que pertenece al área entre el sur de Brasil y Paraguay.

En la actualidad podemos encontrarlas a lo largo de todo el mundo, siendo tanto su carne como su jugo utilizados en todo tipo de elaboraciones y recetas. En muchos países con climas tropicales se suele preparar como aperitivo, mientras que en otros países de Occidente se popularizó su consumo cocinada como guarnición para las carnes.

Debido a su gruesa piel, esta fruta tropical suele abrirse y cortarse en rodajas o trozos para incluirla en postres como las ensaladas de frutas, así como en otros platos salados como la polémica pizza con piña, entre muchas otras elaboraciones.

Su carne triturada puede ser utilizada como un ingrediente para acompañar al yogur, para hacer mermelada y para elaborar dulces y helados. El zumo o jugo suele ser servido como bebida, pero también es uno de los principales ingredientes en algunos cócteles como la piña colada.

¿Para qué sirve? 8 propiedades y beneficios

Tal y como mencionábamos al inicio del artículo, tradicionalmente, a la piña se le han atribuido infinidad de propiedades saludables. Esto unido a su frescura y a su peculiar sabor ligeramente ácido, ha convertido a esta fruta en uno de los alimentos más populares tanto en adultos como en niños.

Sin embargo, ¿cuántos de estos beneficios son realmente ciertos? Para aclarar esta duda, a continuación presentamos 8 propiedades y beneficios que cuentan con el respaldo de las investigaciones científicas.

1. Ricas en vitaminas y nutrientes

Una de las principales bondades de las piñas es que estas son bajas en calorías pero conservan un perfil de nutrientes muy completo.

Entre los principales nutrientes y vitaminas encontramos: fibra, proteínas, carbohidratos, manganeso, cobre, tiamina, folato, potasio, magnesio, niacina, ácido pantoténico, riboflavina, hierro y vitamina C.

Además, aunque estos se encuentran en menores cantidades, las piñas también contienen trazas de vitamina A, vitamina K, fósforo, zinc y calcio.

La vitamina C es un elemento esencial para favorecer el correcto crecimiento y desarrollo del organismo, ayuda a mantener un sistema inmune saludable y potencia la absorción de hierro de la dieta.

Asimismo, el manganeso es un mineral natural que ayuda al crecimiento, mantiene un metabolismo activo y sano y tiene grandes propiedades antioxidantes.

2. Es rica en antioxidantes

Las piñas, además de ser una gran fuente de nutrientes, son muy ricas en antioxidantes. Los antioxidantes son una moléculas que ayudan a combatir el estrés oxidativo provocado por los radicales libres que se encuentran en nuestro organismo.

Este estrés oxidativo favorece el envejecimiento de los sistemas y los tejidos y, además, puede causar daños relacionados con la inflamación crónica, el debilitamiento del sistema inmune y todo tipo de enfermedades o afecciones orgánicas.

Aunque la gran gran mayoría de frutas y verduras contienen antioxidantes naturales, en las piñas abundan especialmente unos antioxidantes conocidos como flavonoides y ácidos fenólicos. Además, muchos de estos antioxidantes están ligados, lo que permite que estos sobrevivan en condiciones más duras en el cuerpo y produzcan durante más tiempo.

3. Favorece la actividad del sistema inmune

Como hemos visto con anterioridad, las piñas contienen una amplia variedad de vitaminas, minerales y enzimas, como la bromelina, que pueden potenciar la acción del sistema inmune y suprimir la inflamación.

La piña colada es uno de los cócteles más conocidos que pueden prepararse con esta fruta. 

4. Facilita la digestión

Además de servir como motor para favorecer al sistema inmune, la bromelina también se conoce por sus beneficiosos efectos sobre la digestión. Esta enzima, descompone las moléculas de proteína en componentes más básicos, como aminoácidos y péptidos pequeños, los cuales son más fáciles de absorber por el intestino delgado.

Esto puede resultar altamente interesante para las personas con afecciones como insuficiencia pancreática. Una enfermedad en la que el páncreas no es capaz de producir suficientes enzimas digestivas.

5. Puede mejorar la diabetes

Según los estudios, las personas diabetes tipo 1 que siguen dietas altas en fibra digestiva, tienden a tener niveles más bajos de glucosa en sangre. De la misma manera, las personas con diabetes tipo 2 pueden mejorar los niveles de azúcar en sangre, lípidos e insulina con la ingesta de fibra.

Teniendo en cuenta que una ración de piña de aproximadamente 150 gramos, contiene 2,3 gramos de fibra dietética. Esta fruta es una opción ideal para regular los niveles de azúcar en sangre.

6. Puede aliviar los síntomas de la artritis

Aunque existen muchos tipos de artritis, la mayoría de ellas involucran una inflamación de las articulaciones. Dado que la bromelina de las piñas posee propiedades antiinflamatorias, se hipotetiza que puede proporcionar un alivio del dolor para las personas con artritis inflamatoria.

No obstante, las investigaciones científicas no han conseguido aclarar si la bromelina puede ser un tratamiento a largo plazo para los síntomas de la artritis, por lo que todavía es necesario mucha más investigación antes de recomendar la bromelina como una tratamiento sintomático de la artritis.

7. Puede acelerar la recuperación después de la cirugía o del ejercicio físico intenso

Los resultados de los estudios acerca de las propiedades antiinflamatorias de la bromelina, presente tanto en la piña como una muchas otras frutas, verduras y alimentos, sugieren que esta puede reducir el tiempo que tarda el organismo y los tejidos en recuperarse de un procedimiento o intervención quirúrgica, así como de un ejercicio físico intenso o extenuante.

Estas investigaciones demuestran que la bromelina presente en esta fruta puede reducir la inflamación, la hinchazón, los hematomas y el dolor que suele aparecer tras una cirugía.

Además, el ejercicio físico intenso también puede dañar el tejido muscular causando inflamación. Se cree que las enzimas proteasas, como la bromelina, pueden acelerar la recuperación del daño causado por el ejercicio extenuante al reducir la inflamación alrededor del tejido muscular dañado.

8. Puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer

Finalmente, existen algunas investigaciones que apuntan hacia la posibilidad de que la piña, y los compuestos y nutrientes que en ella encontramos, puedan ser relativamente eficaces a la hora reducir el riesgo de cáncer.

Esto se debe a que la aparición y progresión de los distintos tipos de cáncer se ha relacionado con el estrés oxidativo y con la inflamación crónica, por lo que se hipotetiza que los antioxidantes de esta pueden disminuir este riesgo gracias al efecto beneficioso que tiene sobre ambos factores.

No obstante, es necesario especificar que estos estudios no han sido realizados todavía en humanos. Esto implica que se necesita muchas más investigación antes de poder llegar a cualquier conclusión segura.

Referencias bibliográficas

  • Li, T., Shen, P., Liu, W., Liu, C., Liang, R., Yan, N. & Chen, J. (2014). Major Polyphenolics in Pineapple Peels and their Antioxidant Interactions. International Journal of Food Properties, 17 (8): 1805.

  • Stahl, J. M., Nepi, M., Galetto, L., Guimarães, E. & Machado, S. R. (2012). Functional aspects of floral nectar secretion of Ananas ananassoides, an ornithophilous bromeliad from the Brazilian savanna. Annals of Botany, 109 (7): 1243–1252.

  • Wang, Y., Cui, R., Xiao, Y., Fang, J., & Qing Xu. (2015). Effect of carotene and lycopene on the risk of prostate cancer: a systematic review and dose-response meta-analysis of observational studies. PLOS ONE, 10(9).

 

Comentarios