Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Remedios caseros para 7 dolores y problemas de salud comunes

Algunos remedios naturales útiles para la tos, la gripe, el dolor de estómago y otros problemas.

 

Existen muchos remedios caseros para tratar problemas comunes como los que se asocian a la gripe, al resfriado, a la gastroenteritis, al deterioro de los dientes o al acné, entre otros muchos -al menos en los casos en que estos no son muy graves.

En este artículo vamos a describir remedios caseros y tratamientos relacionados con los hábitos y el estilo de vida que pueden ser eficaces para combatir 7 males muy frecuentes: la tos, el dolor de cabeza, la gripe, el dolor de estómago, el acné, el dolor de muelas y la diarrea.

Remedios caseros (para 7 problemas de salud comunes)

Aunque en caso de que un síntoma o una dolencia sea intenso o persista durante un periodo relativamente prolongado es muy importante acudir a un médico para que evalúe en detalle la situación, en ocasiones los tratamientos naturales pueden ser útiles para aliviar síntomas de baja gravedad.

1. Remedios para la tos

La tos se asocia a infecciones respiratorias como las que causan la gripe y el resfriado, así como al asma bronquial, a la enfermedad por reflujo esofágico o al consumo de tabaco, entre otras causas.

La miel es considerada un buen remedio casero para la tos por un gran número de personas. En efecto, algunas investigaciones (por ejemplo Oduwole et al., 2014) sugieren que este alimento podría ser más eficaz en el alivio de la tos que algunos medicamentos que se emplean con frecuencia para este uso -si bien no es en absoluto superior a todos los fármacos antitusivos.

2. Para el dolor de cabeza

El tratamiento del dolor de cabeza depende del tipo al que nos refiramos. Así, mientras que las cefaleas tensionales en ocasiones se remedian con técnicas de relajación, masajes faciales y otros métodos que disminuyen la rigidez de los músculos, las migrañas pueden requerir con mayor frecuencia la administración crónica de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y otros tipos de analgésicos.

3. Para la gripe

La gripe provoca síntomas como tos, mucosidad excesiva, fiebre y dolores de garganta, de cabeza, de músculos o de articulaciones. El mejor remedio consiste en mantener el cuerpo hidratado, comer muchas verduras y frutas, tomar infusiones con productos antisépticos como la miel o el limón o tomar tés, que también tienen efectos antigripales.

4. Para el dolor de estómago

El dolor de estómago puede tener muchas causas posibles, pero una de las más frecuentes es la diarrea (por ejemplo la que se debe a gastroenteritis o al síndrome del intestino irritable). En estos casos se recomienda tomar muchos líquidos, caldos y carnes con poca grasa, procurando evitar los alimentos pesados para el estómago.

5. Para el acné

Los remedios caseros para el acné incluyen la limitación del consumo de alimentos ricos en azúcares simples (como los productos de repostería industrial, los helados, los pasteles, los zumos artificiales o los lácteos), el uso de cosméticos poco agresivos para la piel o la limpieza regular del rostro, entre otros métodos sencillos.

6. Para el dolor de muelas

El tratamiento más adecuado para el dolor dental depende en gran parte de la causa, ya que estas pueden ser muy variadas -desde el deterioro de los dientes debido a una dieta con exceso de dulces y a la mala higiene bucal hasta la presencia de infecciones en la boca. En este sentido, puede ser recomendable acudir al dentista.

Algunos métodos recomendables para aliviar este tipo de dolor son evitar los alimentos muy fríos o muy calientes, enjuagarse la boca con agua con sal (que tiene efectos desinfectantes) o con peróxido de hidrógeno (que además reduce el dolor y la inflamación), aplicar compresas frías en el área afectada y comer ajo, que alivia el dolor y mata bacterias.

7. Para la diarrea

El tratamiento casero de la diarrea consiste principalmente en dos elementos: el seguimiento de algunos consejos relativos a la dieta y la hidratación, que es muy importante porque el aumento de la frecuencia, el volumen y la fluidez de las deposiciones propio de esta alteración conlleva cierto riesgo de deshidratación en los casos graves.

En cuanto a la dieta, se recomienda ingerir caldos de pescado, de zanahoria o de patata y carne con poca grasa (como la de ave) y preferiblemente hervida, así como evitar los lácteos, las comidas ricas en fibra y en grasa, los dulces, las bebidas con gas o las legumbres, entre otros alimentos que suponen un reto para el sistema digestivo.

Referencias bibliográficas:

  • Bronsnick, T., Murzaku, E. C. & Rao, B. K. (2014). Diet in dermatology: Part I. Atopic dermatitis, acne, and nonmelanoma skin cancer. Journal of the American Academy of Dermatology (Review), 71(6): e1-1039.e12.

  • Chung, K. F. & Pavord, I. D. (2008). Prevalence, pathogenesis, and causes of chronic cough. Lancet, 371(9621): 1364-1374.

  • Oduwole, O., Meremikwu, M. M., Oyo-Ita, A. & Udoh, E. E. (2014). Honey for acute cough in children. The Cochrane Database of Systematic Reviews (12): CD007094.

Comentarios