Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

18 remedios caseros para el acné (muy efectivos y seguros)

Entre los remedios naturales más eficaces contra el acné destacan diversos alimentos saludables.

Existen remedios caseros para el acné muy efectivos y fáciles de conseguir.

 

Todo el mundo ha tenido acné en su adolescencia en mayor o menor medida. Es un fenómeno incómodo, antiestético y en ocasiones doloroso. El acné tiene su origen en la inflamación de las glándulas sebáceas situadas debajo de la piel y es común que aparezca en adolescentes aunque también existen otros grupos de riesgo.

Existen tratamientos de tipo farmacológico para el acné pero también hay una serie de remedios naturales que pueden ayudar a combatir este trastorno de la piel. En este artículo destacaremos los 18 remedios caseros para el acné más efectivos.

18 remedios caseros para el acné

El acné puede convertirse en auténtico dolor de cabeza para aquellas personas que lo padecen. Suele aparecer en los inicios de la adolescencia pero en algunos casos puede durar hasta entrados los 20 años. A continuación enunciamos algunos de los remedios naturales más eficaces para tratar el acné.

1. Limón y otros cítricos

El limón es uno de los remedios clásicos para combatir el acné. Del limón se ha atribuido popularmente el hecho de ser una fruta con propiedades medicinales y curativas. El ácido cítrico del limón tiene propiedades antibacterianas, suavizantes y astringentes.

El procedimiento a seguir para eliminar o paliar los efectos del acné suele consistir en partir en dos la fruta, aplicar la pulpa sobre la piel y dejarla actuar durante 10 minutos o bien aplicar el zumo de la fruta directamente sobre la zona afectada.

Además del limón existen otros cítricos que pueden utilizarse como remedios naturales para el acné; algunos de estos son la naranja, que tiene propiedades parecidas a las del limón, y de la que se usa también su cáscara para tratar el acné.

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un producto natural usado históricamente para tratar problemas de salud. Puede ser usado como remedio para tratar el acné gracias a sus propiedades exfoliantes, así como su eficacia para eliminar grasa de la piel.

Su acción terapéutica para paliar los efectos del acné se deben a que el bicarbonato tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas y también a que equilibra los niveles de pH de la piel.

Para tratar el acné cutáneo debemos mezclar una o dos cucharadas de bicarbonato de sodio con agua y aplicar la preparación sobre la piel. No es recomendable utilizar de forma frecuente este remedio ya que puede originar sequedad en la piel.

3. Aloe vera

El aloe vera también es un remedio natural muy utilizado para el acné gracias a su efecto antiinflamatorio, antioxidante, aclarador de la piel y antibacteriano. También se utiliza para reducir la inflamación de la piel.

El proceso de aplicarse aloe vera para reducir el acné consiste en cortar los tallos de la planta y aplicar la pulpa sobre las zonas afectadas durante unos minutos para que haga efecto.

El aloe vera también es un remedio casero para el acné de la cara y el acné juvenil muy utilizado. 

4. Huevo

Pese a parecer un tratamiento extraño, la clara de huevo es un remedio excelente para el acné. La clara de huevo actúa como hidratante natural sobre la piel y favorece la limpieza de puntos negros, grasa y demás impurezas.

El tratamiento consiste en separar la clara del huevo en primer lugar y aplicar la clara directamente sobre los granos con un pincel. Cuando hayan pasado de 10 a 15 minutos se retira la clara con agua tibia.

5. Agua con sal

El agua tibia con sal es un buen remedio casero para el acné  de la cara. Con ella limpiamos el rostro y evitamos impurezas. De hecho algunos dermatólogos recomiendan lavar la cara con sal y no con jabón clásico a aquellas personas que quieran tratar su exceso de acné.

6. Ajo

El ajo es un alimento muy accesible que puede ser usado, aunque no lo parezca, como tratamiento casero para el acné. Su efecto antiinflamatorio es la principal causa de su eficacia para tratar el acné.

7. Miel

La miel es otro producto poco conocido que ha sido usado desdes hace milenios como tratamiento medicinal. Aunque no lo parezca, también puede ser usada para reducir los efectos del acné.

Las principales propiedades de la miel son su capacidad de eliminar microbios y de equilibrar el pH de la piel, además de sus aportes nutricionales.

8. Dieta saludable

Existe una gran cantidad de cambios que podemos realizar en nuestra dieta para disminuir los efectos del acné que no son del todo conocidos en la mayoría de la población. Para empezar, comer productos naturales y saludables es una forma de prevenir la aparición del acné.

Por el contrario comer alimentos procesados con exceso de grasa o poco saludables de forma frecuente puede hacer que aumenten los efectos del acné en el cuerpo.

Puesto que los granos a menudo son formados por toxinas que el cuerpo no elimina, beber mucha agua favorece la eliminación de esas toxinas mediante la orina, por lo que para mantener hábitos alimentarios saludables es recomendable beber bastante agua diariamente.

9. Aceite de árbol de té

Otro de los remedios caseros más famosos para el acné es el aceite natural de árbol de té. Aplicado sobre la piel, puede ayudar a reducir la hinchazón y el enrojecimiento. Esto es debido a las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias de este aceite, capaces de acabar con la bacteria Propionibacterium acnes (P. acnes), una de las causantes del acné.

El aceite de árbol de té es uno de los remedios caseros contra el acné que más se ha popularizado en los últimos años. 

10. Utilizar productos de higiene y cuidado libres de aceites

Los productos para el cuidado a base de aceite o grasas pueden obstruir y bloquear los poros, lo que aumenta el riesgo de que se infecten y formen llagas de ance.

Por lo tanto, se recomienda buscar productos cosméticos y para el cuidado de la piel que estén etiquetados como “oil free” (libre de aceites) o “no comedogénicos”, ya que estos contienen ingredientes que permiten que los poros respiren y son ideales como remedio casero para el acné facial.

11. Aceite de coco

Al igual que otros remedios naturales, el aceite de coco es rico en elementos antiinflamatorios y antibacterianos. Esto significa que este también puede destruir las bacterias que causan el acné y reducir el enrojecimiento y la hinchazón. Además, puede acelerar la curación de las heridas que provocan los granos.

La forma de aplicarlo es, con un algodón pequeño o un bastoncillo para los oídos, frotar una sola gota de aceite de coco directamente sobre el granito.

12. Aceite de jojoba

El aceite de jojoba es una sustancia cerosa natural que se obtiene de las semillas del arbusto de jojoba. Aunque a primera vista parezca que puede engrasar nuestra piel, el aceite de jojoba como remedio casero para el acné es muy efectivo, ya que puede ayudar a acelerar la curación de heridas, incluyendo las lesiones de acné.

Asimismo, algunos de los compuestos del aceite de jojoba pueden favorecer el alivio de la inflamación de la piel, lo que significa que puede ayudar a reducir el enrojecimiento y la hinchazón que aparece alrededor del grano.

13. Equinacea

La equinácea es otra de las plantas que pueden resultarnos útiles en el tratamiento casero del acné. Los compuestos de esta planta pueden ayudar a destruir algunos virus o bacterias, como las que causan el acné facial y corporal.

14. Té verde

El té verde es rico en unos polifenoles antioxidantes, concretamente en catequinas, que pueden ayudar a reducir la inflamación en la piel. Esto unido a que también contiene compuestos que pueden ayudar a disminuir la producción de sebo y a reducir la bacterias causantes de este, hacen que el té verde sea un de los mejores remedios caseros para el acné, sobre todo para acné juvenil.

15. Extracto de romero

El extracto de romero contiene sustancias químicas y compuestos con propiedades antioxidantes, antibacterianas y antiinflamatorias. No obstante, los efectos reales de este contra el acné todavía se encuentran en proceso de estudio.

El estrés es una de las principales causas de la aparición de acné, por lo que meditación o el yoga pueden ser buenos remedios caseros.

16. Reducir los niveles de estrés

Según los estudios, el estrés es una de las posibles causas de los brotes de acné. El estrés hace que aumenten los niveles de andrógenos. Esta hormona estimula los folículos pilosos y las glándulas sebáceas en los poros, lo que aumenta el riesgo de acné.

Practicar deporte para disminuir los niveles de tensión, meditar, practicar la respiración profunda, el yoga o la atención plena, así como pedir ayuda a profesionales, familiares o amigos, puede ayudarnos a disminuir lo niveles de estrés.

17. Mantenerse hidratado

Además de los beneficios propios de la hidratación, beber agua facilita la curación de las llagas del acné y reduce el riesgo general de brotes. Cuando nuestra piel está falta de hidratación, puede irritarse o dañarse con facilidad, lo que puede resultar en la aparición de acné.

18. Veneno de abeja purificado

Estudios realizados en los años 2014 y 2016 demostraron que el veneno de abeja purificado puede contener propiedades antibacterianas que pueden combatir a los agentes patógenos que provocan el acné.

Aunque todavía se necesita más investigación, el veneno de abeja purificado puede ser un ingrediente futuro útil como remedio para el acné.

Referencias bibliográficas:

  • Bhate, K. & Williams, H. C. (2013). Epidemiology of acne vulgaris. The British Journal of Dermatology, 168(3): 474–85.

  • Han, S. M., Lee, K. G. & Pak, S. C. (2014). Effects of cosmetics containing purified honeybee (Apis mellifera L.) venom on acne vulgaris. J Integr Med. 11(5): 320-326.

  • Sang, M. H.,  Sok, C. P., Young, M. N. &  Nicola, M. (2016). Evaluation of anti‐acne property of purified bee venom serum in humans. Journal of Cosmetic Dermatology, 15(4).

Comentarios